La reina Sofía y Juan Carlos I a su llegada este viernes a una cena en el real Club Náutico de Sanxenxo en honor a la Armada.

La reina Sofía y Juan Carlos I a su llegada este viernes a una cena en el real Club Náutico de Sanxenxo en honor a la Armada.

Casas Reales UNA GRATA SORPRESA

Juan Carlos y Sofía protagonizan, juntos, el posado del verano más esperado

Los reyes eméritos y su hija, la infanta Elena, han acudido al Trofeo Almirante Rodríguez Toubes, celebrado este fin de semana en Sanxenxo.

Noticias relacionadas

Desde que el pasado 2 de junio el rey Juan Carlos I (81 años) se retirase de la vida pública, han sido pocas las esperanzas de ver al emérito y a la reina Sofía (80) juntos en algún acto o celebración, puesto que ya no existe obligación alguna de coincidir. Sin embargo, este viernes ambos han viajado hasta las Rías Baixas para presenciar y apoyar al Trofeo Almirante Rodríguez Toubes, que se disputará durante este fin de semana en aguas de la ría pontevedresa.

Lo cierto es que el emérito siempre ha sido un gran aficionado a las regatas, pero no es el caso de Sofía, que ha acudido en este 2019 por primera vez. Su presencia ha resultado, cuánto menos, sorprendente, ya que no suele acompañar a Juan Carlos en sus escapadas de ocio. Ambos no estuvieron solos, y es que su hija, la infanta Elena (55), también quiso acompañarles este viernes a la cena celebrada en el Club Náutico de Sanxenxo en honor y agradecimiento a Juan Sebastián Elcano, tras cumplirse el quinto centenario desde que diese la vuelta al mundo.

La reina Sofía, Juan Carlos I y la infanta Elena en Pontevedra.

La reina Sofía, Juan Carlos I y la infanta Elena en Pontevedra.

Los Reyes y su hija mayor saludaron amablemente a todas las personas que allí se dieron cita, y fueron recibidos a su llegada por autoridades del municipio, como ha sido el caso del alcalde, Telmo Martín, y el presidente del Real Club Náutico, Pedro Campos, gracias al que el rey Juan Carlos descubrió la historia que envuelve a Sanxenxo y por el que se animó a probar por primera vez la navegación en la ría de Pontevedra.

Además de protagonizar una de las imágenes de la semana, algo que no ha pasado desapercibido ha sido el estilismo elegido por la emérita, que dista mucho de un look clásico y sofisticado, con que el acostumbra a ir la mayoría de las ocasiones. En esta ocasión ha optado por una vestimenta más cómoda y moderna, ideal para las altas temperaturas del verano. Un mono de color negro con estampado de flores con el bolso a juego.

La relación de los padres del rey Felipe VI (51) no ha sido precisamente idílica, pero en la actualidad, y dados los acontecimientos, parece que las tensiones que pudiesen existir entre ellos se han suavizado, y han mostrado una actitud aparentemente amistosa ante todos los allí presentes.

[Más información: A Juan Carlos le aterra acabar en una silla de ruedas como su madre: sus terribles dolores de cadera]