El rey Felipe (50) y la reina Letizia (45) han acompañado a sus hijas a la vuelta al colegio este martes, en una imagen que se lleva repitiendo desde que Leonor (12) y Sofía (11) empezaron la guardería. La princesa y la infanta solían ser las protagonistas en este tradicional posado, pero este año Letizia ha conseguido ser el centro de atención. 

Noticias relacionadas

Con un conjunto sport y un maquillaje natural, la reina sorprendió a los asistentes con un aspecto al que nos tiene poco habituados. Concretamente, la monarca ha escogido unas zapatillas blancas de tiro bajo (muy de moda este año), un pantalón blanco con el bajo recogido, una camiseta lisa de la misma tonalidad y una chaqueta sport en verde caqui. 

Las infantas han regresado al colegio tras un fin de semana de lo más ajetreado, en el que la princesa Leonor ha ejercido por primera vez como tal en el conjunto de actos celebrados en Asturias. 

Felipe ha sido el encargado de conducir el coche hasta la entrada del colegio. Ambos monarcas se han mostrado en todo momentos sonrientes y atentos con los medios que esperaban a la puerta del recinto, e incluso Letizia ha bajado la ventanilla para dedicar un saludo de buenos días.

Al bajar del coche, y mientras Letizia y la infanta iban por delante, el rey se ha quedado un poco atrás de la mano de Leonor antes de entrar al colegio. Muy sonrientes, la princesa y Sofía han decidido saludar a la que probablemente sea la directora del colegio, que estaba en la puerta esperando la llegada de todos los alumnos para el comienzo del nuevo curso.

El rey Felipe junto a la princesa Leonor. EFE.

La princesa y la infanta han acudido al colegio con el uniforme de rigor y una coleta, el oufit tradicional que ya hemos visto en los años anteriores. 

Este año la princesa Leonor cursará segundo de ESO, grado en el que comenzará con asignaturas como clases de preparación para obtener el First Certificate de Cambridge y otros como tecnología programación y robótica. La infanta Sofía, por su parte, comenzará sexto de primaria. 

[Más información: Desvelamos el retrato de Felipe y Letizia que Zarzuela encargó a un policía local]

Un fin de semana especial para Leonor

La vuelta al colegio, y a la normalidad, de la princesa Leonor tiene lugar después de un fin de semana en el que ha sido el centro de atención tras haber ejercido por primera vez como heredera. 

La Familia Real acudió a Asturias para estar presente en los actos que conmemoraban el centenario de la coronación de la Virgen de Covadonga, así como el del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga (o Picos de Europa) y los 1.300 años desde el origen del Reino de Asturias. 

La expectación ante el primer acto de la princesa como heredera generó una gran atención y las calles de Covadonga y los alrededores de la Basílica se llenaron de gente, con multitud de curiosos que querían ver y saludar a la Familia Real. 

"¡Viva España! ¡Viva Leonor!", son los vítores que se pudieron escuchar durante el recorrido la princesa por Covadonga. Una expectación a la que todavía no está acostumbrada la joven heredera, que no podía reprimir una sonrisa y una mirada en dirección a donde provenían los grito.

[Más información: La princesa Leonor ejerce por primera vez como heredera de la Corona en Covadonga]