Receta de tortilla pizza por Karlos Arguiñano.

Receta de tortilla pizza por Karlos Arguiñano.

¿Cómo hacer... ?

La receta de tortilla de patata que se convierte en pizza: original y deliciosa

Karlos Arguiñano ha elaborado una jugosa tortilla de patatas que ha transformado en una pizza estilo italiana. Un plato muy sabroso, con una mezcla de sabores muy curiosa.

3 diciembre, 2022 13:36

Seguramente nunca hubieras pensado que la cocina española y la italiana se pudieran fusionar de esta manera, pero Karlos Arguiñano se ha encargado de conseguirlo con esta receta tan sencilla y que está al alcance de todos. Se trata de una tortilla que se ha convertido en una sabrosa pizza que encantará a todos, incluso a los más pequeños de la casa. Básicamente consigue darle una vuelta a la manera de comer este plato tan típico de nuestra gastronomía.

[Lentejas al ajillo: la receta súper fácil lista en 15 minutos que te volverá loco]

Los ingredientes para preparar esta pizza tan particular

Para elaborar esta pizza con base de tortilla se necesitan para 4-6 personas los siguientes ingredientes:

  • 4 patatas grandes.
  • 7 huevos.
  • 1 cebolleta.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 diente de ajo.
  • 150 gramos de queso mozzarella rallado.
  • 150 ml de salsa de tomate.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • 20 hojas de albahaca fresca.
  • 1 cucharadita de orégano.

Cuál es el proceso de elaboración de esta receta

Si ya has hecho una tortilla de patata tradicional no te importará hacer la prueba con esta receta que nos plantea Arguiñano.

En primer lugar hay que poner en una sartén una abundante cantidad de aceite de oliva. Pelaremos el diente de ajo y lo cortaremos en daditos pequeños para a continuación añadirlo a la sartén.

A continuación será el turno de la cebolleta, que también cortaremos en dados. A los que le guste la tortilla sin cebolla pueden suprimirla, pero no se recomienda por todo el sabor y jugosidad que le aporta al plato. En principio, la cebolleta suele ser más suave en comparación con la cebolla.

[El truco infalible de Karlos Arguiñano para quitar el amargor a la berenjena]

También incorporaremos un pimiento, al que le habremos quitado el tallo y las semillas de su interior. Lo cortaremos en cuadraditos. Lo siguiente será ponerse con las patatas, que está considerado el ingrediente principal. Las cortaremos en cuartos de luna finos para que se hagan con más facilidad.

Todos estos productos se irán friendo en la sartén y los dejaremos durante veinte minutos hasta que ya cojan color y empiecen a estar un tanto tiernos. Una vez que se llegue a este punto retiramos la mezcla y lo escurriremos en un colador para retirar el exceso de grasa que se haya podido absorber durante el cocinado. Lo reservamos unos minutos mientras nos ponemos con los siguientes pasos.

Nos pondremos con los huevos. Serán siete en total, que cascaremos y depositaremos en un bol, donde le echaremos la sal y los batiremos bien. Una vez hecho esto será el momento de incorporarlos a la mezcla que ya teníamos echa de patatas, ajo, pimiento y cebolleta. Procuraremos que todo quede bien integrado para garantizarnos al final una elaboración más jugosa.

[Puré de castañas: una receta de escándalo que combina con todo]

Volvemos a poner al fuego la sartén, pero en esta ocasión será con una cucharada de aceite que nos ha podido sobrar anteriormente cuando se frieron las patatas. Cuando notes que está bastante caliente será el momento de añadir la combinación que tenemos reservada. Dejaremos que se haga por un lado, y cuando ya esté un poco cuajada será el momento de darle la vuelta. Finalmente la pasaremos a un plato. Pero la receta no termina aquí.

El proceso de la pizza

Acabada la tortilla, que no esconde ningún tipo de secreto, nos pondremos manos a la obra con la parte de la pizza. Para ello hay que mezclar en un bol la cucharada de orégano con la salsa de tomate. Esta mezcla la distribuimos bien por encima de la tortilla. A continuación echamos el queso rallado, para a continuación gratinarlo en el horno durante unos cuantos minutos hasta que el queso se funda.

[Cómo hacer mayonesa con huevos cocidos en menos de un minuto]

Si no te apetece encender el horno puedes hacer este proceso en el microondas poniendo en funcionamiento el grill. Una vez hecha la retiramos y la colocamos en la mesa. Podrás dividirla en 4 o 6 porciones, sirviendo cada trozo en un plato y añadiendo por encima las hojas de albahaca.

La propuesta para los veganos

Esta receta se puede adaptar sin problemas para aquellos que sean veganos o incluso alérgicos al huevo. Existe una alternativa que pasa por usar una mezcla de harina de garbanzo y agua o incluso leche vegetal. La mezcla resultante nos permitirá cuajar la tortilla y hará la función del huevo. También hay la posibilidad de reemplazar la mozzarella por un queso vegetal.

Como se puede comprobar son muchas las variantes que existen y que podemos incorporar a este plato. Pero, si tienes invitados, la receta tradicional te hará triunfar en cualquier momento. Hay muy poca gente a la que no le guste la tortilla de patata tradicional y las pizzas. Si lo fusionamos todo en un único plato nos dará como resultado esta maravillosa elaboración.

Se trata de una combinación perfecta que puede convertirse en un estupendo entrante o que sirva de acompañamiento para una carne suave. Además, como se puede ver en la receta, tampoco te llevará mucho tiempo ni te exigirá un gran esfuerzo. En lo que más se puede tardar es que se frían las patatas.

[El truco para cocer patatas en menos de cinco minutos]

Además, se tratan de ingredientes muy básicos que cualquiera de nosotros podemos tener en casa, sobre todo si eres de los que te gusta hacer pizzas caseras. En este caso tiene la particularidad de que sustituyes la masa de harina por una más saludable como es la tortilla de patata. Disfrutarás de un plato muy sano y nutritivo.