En España,  dedicamos entre 6 y 9 horas semanales a limpiar la casa, según un estudio del INE sobre los hábitos de limpieza. Una de las partes clave del hogar a la hora de llevar a cabo esta limpieza es la cocina y sus electrodomésticos. Por ejemplo, limpiar el horno no suele resultar demasiado agradable, y de hecho, es posible que te pase lo siguiente: al llegar a la zona de la puerta y el cristal te das cuenta de que no consigues eliminar del todo la grasa acumulada. Es más, puede que se vea mucho más sucio que antes de comenzar a limpiarlo.

Para evitar que esto suceda, debes aplicar un producto adecuado para limpiar el cristal interior del horno. Pero no bastará con un limpiacristales, así que descubre la forma más eficaz de limpiar la puerta del horno para que quede impecable. ¡Comenzamos!

Importancia de limpiar el cristal interior del horno

La mayoría de la gente que dispone de horno en su hogar lo suele utilizar bastante. Por este motivo, no es difícil que acabe tan sucio que nos resulte casi imposible ver a través de él. Seguro que te has percatado de lo importante que es su mantenimiento entonces.

Por todo esto, y también por una cuestión de higiene, mantener el horno siempre limpio será una prioridad. Sin embargo, no podemos ofrecer la misma limpieza ni aplicar los mismos productos para limpiar el horno que para limpiar el cristal interior del horno.

En el caso concreto del cristal de la puerta del horno, debes saber que se trata de un vidrio de varias capas protegido contra las altas temperaturas. Además, es cierto que la suciedad queda tan incrustada que limpiar la puerta del horno puede convertirse en una misión casi imposible.

La función del cristal del horno es fundamental, ya que si no fuera por él, y por su luz interna, no podríamos saber si lo que se está cocinando está listo o no. Por eso, es fundamental garantizar que se pueden ver los alimentos de forma clara, sin grasa ni restos de suciedad. A continuación, te indicamos cómo limpiar el cristal interior del horno de manera rápida y efectiva.

Cómo limpiar la puerta del horno

Antes de ponerte a limpiar el horno y su cristal, si quieres dejarlo como nuevo será necesario que lo limpies a conciencia tanto por dentro como por fuera. Y debes saber que, en ocasiones, para limpiar la puerta por completo y sin dificultad, quizás sea necesario desmontarla.

Para ello, lo primero que tienes que hacer es comprobar en el manual de instrucciones cómo hacerlo. No obstante, si tienes problemas y no puedes hacerlo, ponte en contacto con un técnico. Esto es importante, sobre todo, para limpiar bien las juntas, así podrás hacer una limpieza mucho más a conciencia.

Pero, ante todo, es importante que sepas que, si no limpias el cristal interior del horno de forma adecuada, ni con los productos apropiados, acabarás estropeando el vidrio y se verá con dificultad el interior. Para evitarlo, utiliza solo productos específicos para este fin y sigue las siguientes recomendaciones.

1. Limpia todas las incrustraciones

Lo primero que debemos hacer es eliminar las incrustaciones, y para que no nos cueste tanto, podemos suavizarlas primero con algún desengrasante. Es cierto que hay productos específicos para limpiar el horno, pero suelen ser muy agresivo. Por ello, debes saber que uno de los más eficaces es el detergente para lavar los platos diluido con agua, ya que puede usarse para limpiar el horno.

Otros remedios naturales que también puedes utilizar son el bicarbonato de sodio o el vinagre. Solo tienes que mezclar agua y bicarbonato hasta obtener una pasta y aplicarla por toda la puerta para limpiar el cristal interior del horno. Déjalo actuar durante veinte minutos más o menos antes de frotar con una esponja para eliminar las incrustaciones.

Ten en cuenta también sus dimensiones antes de limpiar la puerta del horno. Si es bastante grande, necesitarás cantidades más altas de bicarbonato, pues todo el cristal debe quedar impregnado. Pasado el tiempo indicado para que actúe la mezcla, es el momento de eliminar las manchas, y verás que, como por arte de magia, el cristal vuelve a relucir como si fuese nuevo.

2. Elimina los brillos del cristal

Una vez que frotes muy bien por toda la superficie, es el momento de aclarar el producto que hayas utilizado. Para ello, puedes utilizar un paño de microfibra para limpiar el cristal interior del horno y obtener unos resultados increíbles.

A continuación, debemos proceder al secado. Para ello te recomendamos que uses un paño suave que no deje pelusa y que lo muevas siempre en la misma dirección, nunca de forma circular. Si el vidrio de tu horno es de espejo, también puedes utilizar un poco de alcohol después de secarlo. Esto hará que el cristal quede brillante por completo y se pueda ver a través de él sin problemas.

Consejos para limpiar el horno

Por último, no queremos despedirnos sin darte unos cuantos consejos para mantener el vidrio del horno impoluto durante más tiempo. Es tan sencillo como limpiar el cristal interior del horno cada vez que lo utilices. Además, es bueno hacerlo con algún remedio natural, pues podría entrar en contacto con los próximos alimentos que vayas a cocinar.

Uno de los productos más eficaces para limpiar la puerta del horno después de cada uso es el limón que, además, eliminará los malos olores de este electrodoméstico. Otro consejo útil que queremos ofrecerte es que dejes la puerta del horno abierta durante un rato cuando termines de cocinar. Esto permitirá que el aire limpio penetre y no se formen halos que quedarán incrustados en el cristal.

Otros productos naturales que también puedes utilizar para limpiar el horno, aparte del limón, son el bicarbonato de sodio mezclado con un poco de vinagre blanco. Esta mezcla es muy útil, sobre todo, cuando hay manchas difíciles. ¿A qué esperas para probar estos trucos? ¡Los resultados hablan por sí mismos!

También te puede interesar...