Acaba con las pulgas antes de que invadan tu casa

Acaba con las pulgas antes de que invadan tu casa

¿Cómo hacer... ?

Cómo eliminar las pulgas de casa: remedios caseros

Las pulgas son parásitos, que se alojan en la piel de los animales, y que chupan su sangre, te indicamos algunos remedios para eliminar las pulgas. 

Si tus mascotas tienen o han tenido pulgas, y si sospechas que en tu casa puede haber nidos o te has visto directamente afectado por las incómodas picaduras de pulgas, aquí te ofrecemos unas pautas sobre cómo eliminar las pulgas de forma sencilla y acabar con las plagas que resultan molestas, anti-higiénica y que te pueden hacer la vida imposible en el hogar, a no ser que tomes medidas drásticas.

Cómo eliminar las pulgas: remedios caseros y altamente eficaces

Ya os informamos de cómo saber si hay pulgas en casa, así que si tienes una mascota en casa, es más que probable que en algún momento de su vida aniden pulgas que pongan huevos, por lo que lo mejor es siempre la prevención. Gracias a las pipetas para perros y a los collares anti pulgas, se puede acabar con estos desagradables insectos. Pero el problema es cuando las pulgas se ven obligadas a emigrar, a nuestro hogar.

Para empezar, debes saber que las pulgas eligen las temperaturas cálidas. Lo más probable es que los meses de primavera o verano sean los peores, sobre todo si vives en el campo y sacas a menudo a tu mascota. Ya en casa, las pulgas suelen alojarse y poner sus nidos en lugares como las alfombras, alguna esquina de los muebles de madera, las rendijas más diminutas entre las tarimas de madera del suelo, etc.

Uno de los remedios más infalibles para eliminar pulgas de casa es aprovechar la atracción de estos bichos por la luz. Cogemos varios recipientes de gran tamaño, tipo palanganas, fuentes o barreños, y los llenamos de agua y un pequeño chorro de jabón de lavar a mano. Los ponemos bajo focos de luz durante las horas nocturnas y sólo tenemos que esperar. Las pulgas se sienten atraídas por la luz, y querrán acercarse a ella saltando, por lo que caerán al agua y se ahogarán.  Realiza esta operación durante varios días. Verás que, por la mañana, y durante el primer día, sobre todo, habrá un montón de pulgas muertas en el fondo del agua (se añade el jabón para que no floten y se hundan) y cada mañana notarás que la cantidad de pulgas va disminuyendo, señal inequívoca de que estarás acabando con ellas.

Lo notarás en tu factura de la luz, al dejar varias luces encendidas toda la noche, pero acabarás con las pulgas de una vez por todas.

Otro remedio muy eficaz es el agua diluida con limón o con vinagre y lavanda, que son tres estupendos repelentes contra las pulgas. Añade un par de limones en zumo o bien un buen chorro de vinagre y esencia de lavanda a tu cubo de fregar el suelo, y friega bien el suelo, para que éste quede bien impregnado con los líquidos. Las pulgas odian estos tres ingredientes, y acabarán huyendo de tu casa o incluso, en el mejor de los casos, morirán si no hay escapatoria.

El poleo menta es también un eficaz repelente para eliminar las pulgas de casa, y si tienes mascotas, es más bien una medida preventiva para evitar que se extiendan por todo el hogar si tu mascota ya se ha infectado. Introduce bolsitas de poleo menta en diversos lugares de tu hogar donde puedan alojarse (muebles, cojines, alfombras, almohadas y ropa de cama, por ejemplo). Las pulgas no pueden soportar el olor a menta y saldrán huyendo de los lugares donde has puesto las bolsitas.

Huevos de pulgas: identifica los lugares donde anidan, y destrúyelos

Una vez que has matado a las pulgas y como medida preventiva, conviene que acabes con posibles huevos de pulga que hayan anidado en diversos lugares de tu hogar. Los huevos de pulga pueden sobrevivir durante algunos meses antes de eclosionar, por lo que es fundamental que acabes con ellos antes de que tu casa se pueda llenar nuevamente de pulgas.

Dedícate entonces a lavar en caliente toda la ropa de cama y de sofá: sábanas, mantas, edredones, cojines, absolutamente toda la ropa. Intenta utilizar un programa de lavado con temperaturas lo más calientes posibles, pero que no estropeen los tejidos. Si tienes secadora, introduce toda la ropa de cama y sofás que has lavado, y programa un secado bien caliente durante el mayor tiempo posible, sin dañar la ropa. 

El vapor caliente mata con mucha eficacia todos los huevos restantes de pulgas que puedan quedar alojados en los tejidos. Pasa a fondo la aspiradora por suelos y alfombras, con especial atención a las alfombras, ya que es uno de los lugares favoritos de las pulgas para crear sus nidos. Si puedes, alquila una máquina tipo vaporeta (hay tiendas especializadas en su alquiler) y aplica vapor sobre suelos, sofás, sillones, moquetas y alfombras. 

Una vez realizadas todas estas operaciones, conviene hacer una segunda batida por toda la casa, en especial por los lugares donde pueden quedar huevos de pulgas. Si ya has localizado dónde anidan, y si te has cerciorado de que quedan más, lo ideal es volver a realizar la "operación vapor" al menos una vez más, incluso como recomiendan algunos expertos, durante un máximo de tres días.

Puede que después de haber leído este artículo te entren picores por todo el cuerpo, porque es normal sugestionarse. Pero si tienes mascotas y sospechas que tu casa está infestada de pulgas o huevos de pulgas, prueba alguno de estos remedios y verás los excelentes resultados que obtendrás.