Es indiscutible que consumir el pescado fresco y recién comprado es una alternativa ideal. Sin embargo, muchas veces debemos comprar este alimento y congelarlo, o comprarlo ya congelado. Así evitaremos que se estropee, garantizando su buen estado. Pues igual de importante es saber cómo descongelar pescado de manera correcta.

Pero, ¿cuál es la forma correcta de descongelarlo para conservar al máximo sus propiedades y sin correr ningún riesgo? Presta atención, te lo explicamos con detalle en este artículo para que puedas hacerlo de forma segura.

Diferentes formas de descongelar el pescado

1. En el frigorífico

La primera opción, y la mejor manera de descongelar el pescado, es permitiendo que el alimento adquiera la temperatura ambiente poco a poco. Para hacerlo, pasa el pescado del congelador a la nevera. Se necesita un poco más de tiempo para que se descongele, pero es uno de los procesos de descongelado más seguros.

Además, en el frigorífico se mantiene fresco, pero la diferencia de temperatura del congelador al frigorífico permite que se descongele. Eso sí, tendrás que hacerlo la noche anterior, así que ponlo dentro de un recipiente tapado en la nevera. Pasadas entre 12 y 24 horas ya puedes cocinar el pescado, pues ya se habrá descongelado.

2. Descongelar el pescado en agua fría

Si se te olvidó sacarlo por la noche y no puedes seguir el procedimiento anterior, otra opción es descongelar el pescado en agua fría. En primer lugar, introduce el pescado dentro de una bolsa de plástico bien sellada para que no le entre agua y ponlo dentro de un recipiente con agua fría. La diferencia de temperatura hará que el pescado se descongele de forma rápida y sin riesgos.

Si flota en el agua, coloca algo encima que presione el pescado para que quede sumergido por completo. Cambia el agua cada 20 o 30 minutos para evitar que se caliente y continúe la correcta descongelación. Este procedimiento durará unas dos o tres horas.

3. Descongelar en microondas

Es la opción más rápida para descongelar el pescado. Pero debes utilizar la opción de 'descongelar' y hacerlo con el pescado dentro de un recipiente cerrado. De este modo, evitarás que el pescado se reseque, ya que el vapor de agua que se forma ayuda a homogeneizar la temperatura interior.

Descongelar en microondas es una buena alternativa porque te permite también cocinar el pescado congelado al mismo tiempo y en un momento. Asimismo, su sabor y su textura no se verán afectadas, quedando suave, blando y riquísimo. Sin embargo, descongelar en microondas el pescado requiere de mucha atención para evitar que el alimento acabe cocinándose, como hemos indicado antes, sobre todo si no es esa tu intención. Por ello, te ofrecemos estos tips para hacerlo de forma correcta:

  • Elige un programa de descongelación indicado para el pescado.

  • La pieza debe caber en el microondas con espacio suficiente para que pueda girar y descongelarse de manera uniforme.

  • Vigila el pescado y dale la vuelta si es necesario, de este modo favorecerás la correcta distribución del calor.

  • Si la pieza es muy grande, córtala y descongélala en dos veces.

  • Por último, si observas que las partes más delgadas del pescado se están empezando a cocinar y el centro sigue congelado, retira el pescado del microondas y deja que se acabe de descongelar a temperatura ambiente.

Consejos para descongelar el pescado

A continuación, te indicamos algunos consejos para descongelar y cocinar el pescado congelado. Toma nota para evitar que se eche a perder.

  • Cuando compres pescado o marisco congelado, asegúrate de que el paquete está bien cerrado y no contiene cristales de hielo o escarcha. En caso de que los contenga, podría significar que se ha roto la cadena de frío y ha empezado el proceso de descongelación, por lo que el producto podría no estar en buenas condiciones para ser consumido.

  • Al congelar pescado, intenta añadir siempre una etiqueta con la fecha de congelación para saber cuánto tiempo hace que está congelado. De este modo, puedes utilizar primero el pescado más antiguo y evitar así que pase demasiado tiempo en el congelador.

  • Cuando descongeles con agua, no utilices agua caliente aunque la descongelación pueda ser más rápida. No obstante, se hace de manera irregular y puede cambiar la textura y el sabor del pescado. Además, a mayor temperatura, mayor probabilidad de contaminación por microorganismos y bacterias.

  • Una vez que el pescado esté descongelado, no se puede volver a congelar, salvo los casos en que se haya cocinado antes.

  • Es importante cocinar el pescado congelado a más de 60ºC para evitar riesgos para la salud. Con las técnicas de cocción habituales se llega a esta temperatura sin problema, pero cuidado con los pescados que vayan a comerse crudos o semicrudos y los cocinados con el microondas. En esos casos, sí te aconsejamos congelar antes el pescado.

  • No descongeles nunca el pescado, ni ningún alimento, a temperatura ambiente. A esa temperatura es muy fácil que pueda contaminarse por bacterias que circulen por la cocina o activar las que podía tener el mismo pescado antes de su congelación. Al congelar el producto, estas bacterias quedan latentes y se destruyen en el momento de cocinar el pescado congelado. Sin embargo, la temperatura ambiente es ideal para su crecimiento, pues tienen alimento para crecer, el pescado, además de agua, la que se forma al descongelarlo.

Ahora ya sabes cómo descongelar el pescado de manera segura, así que hazlo con previsión o también puedes descongelar en microondas si tienes poco tiempo. ¡Pero no lo hagas nunca sobre la encimera!