Todos hemos tenido llagas en la boca alguna vez. Es algo tan común que seguiremos padeciéndolas a lo largo de nuestra vida. Estas llagas, conocidas también como aftas bucales, son lesiones en la boca que suelen ser molestas y dolorosas, sobre todo cuando hablamos o comemos.

En otro artículo ya hablamos de la forma correcta de cepillarse los dientes. Ahora contestaremos a la pregunta de cómo curar aftas.

Por qué salen llagas en la boca

Las llagas o aftas en la boca son lesiones dolorosas de tipo ulcerosas que aparecen en el interior de la boca, sobre todo en la zona de los labios y las mejillas. Como todas las heridas o lesiones en la boca, no tardan en sanar y desaparecer por sí mismas pero suelen ser bastante molestas, produciendo una sensación de quemazón y dolor en las partes afectadas, y si hay infección, puede que aparezcan episodios esporádicos de fiebre. En cualquier caso, y aunque sean molestas, no son un problema serio del que haya que preocuparse, no son contagiosas. Hay una serie de causas que provocan la aparición de aftas en la boca:

  • Las aftas bucales pueden aparecer por mordiscos, especialmente en personas que llevan ortodoncia, por el roce continuo de los aparatos con las paredes de la boca.
  • También se pueden producir por la aparición de infecciones de tipo bacteriano. Una infección viral, puede manifestarse con este tipo de heridas bucales. 
  • Las úlceras pueden aparecer por falta de vitaminas y minerales, principalmente cuando hay carencias nutricionales de hierro, ácido fólico y vitamina B12. Esto es debido a que el organismo se encuentra más débil y es más vulnerable a las bacterias.
  • Las llagas en la boca también suelen aparecer debido a situaciones de estrés continuado.
  • Hay otras causas menos comunes pero que también pueden darse, como los cambios hormonales, de Ph en los procesos digestivos e incluso las alergias alimentarias.

Remedios caseros para curar las llagas en la boca

  • Sal: disuelve una cucharada de sal en un vaso de agua tibia y haz enjuagues con ella. Se recomienda hacer este proceso al menos tres veces al día. Este remedio funciona muy bien, ya que el cloruro sódico es un antiséptico natural que resulta muy eficaz para combatir las llagas.
  • Bicarbonato: este compuesto se puede aplicar, mezclado con agua tibia, en las llagas de la boca utilizándolo como una especie de cataplasma para untarla en las aftas. Dejaremos que esta solución actúe sobre la llaga, para después enjuagarnos bien la boca.
  • Agua oxigenada: este remedio es muy efectivo y, además, previene infecciones. Con unos bastoncillos de algodón, aplicaremos el agua oxigenada directamente en las llagas y podremos experimentar su curación rápida. Es importante tener precaución de no tragar el agua oxigenada para evitar intoxicaciones.
  • Vinagre: este tratamiento es muy eficaz si se mezcla medio vaso de vinagre de sidra o manzana con medio vaso de agua tibia. Utilizar esta mezcla para hacer enjuagues al menos dos veces al día.
  • Hielo: es un gran aliado para calmar el dolor de las aftas en la boca. Además, el frío intenso es capaz de bajar la posible inflamación que podamos estar sufriendo. Aunque su proceso de curación es algo más lento, el hielo tiene una capacidad de alivio rápido e intenso.
  • Yogur: se puede aplicar directamente sobre la llaga, pero lo más sencillo es consumir este producto de forma habitual, ya que tiene un efecto muy positivo sobre la curación de llagas. Además, facilita que la composición bacteriana de la boca pueda variar, y se cambie su grado de acidez.

Cómo evitar la aparición de una llaga bucal

No solo se trata de aliviar el dolor y las molestias que producen las llagas en la boca, sino también de prevenir su aparición

Una forma de prevenir de forma eficaz la aparición de llagas es tener una dieta variada, equilibrada y rica en hierro, vitaminas y minerales. Y esto se consigue consumiendo diariamente frutas y verduras frescas, así como el consumo de cereales.  También puede ser muy recomendable evitar, en la medida de la posible, los alimentos ácidos o excesivamente picantes.