¿Cómo mejorar mi inglés de la forma más eficaz?

¿Cómo mejorar mi inglés de la forma más eficaz? Imagen cedida por Cambridge Monitor

Aprender inglés

¿Cómo mejorar mi inglés de la forma más eficaz?

¿Cómo puedo hablar como un nativo de habla inglesa? ¿Qué significa realmente "fluency"? ¿Cómo puedo mejorar mi inglés de forma natural? 

Lo mires por donde lo mires, lo que toda persona que quiere mejorar en un idioma se pregunta es: ¿cuál es el método más efectivo para aprenderlo de la forma más rápida posible?

Hay tantas soluciones como estudiantes. Unos aprenden listas interminables de vocabulario. Otros optan por marcharse un par de meses al extranjero buscando que se les pegue el idioma. La mayoría se matriculará en una academia y no se desviará de lo que marque su libro de texto.

No hay fórmulas mágicas pero, con el tiempo, se ha ido viendo qué es lo que funciona y lo que no.

Vamos a tratar de orientarte en la buena dirección y mostrarte los puntos fundamentales para que puedas aprender un idioma de la forma más rápida y eficaz.

¿Cómo puedo hablar como un nativo de habla inglesa?

La pregunta sería más bien para qué necesito hablar como un nativo. Vamos más allá. ¿Como qué nativo quieres hablar? ¿Como un maltés, un indio o un "highlander"?

Tener un acento perfecto asombrará a tu interlocutor. Pero le sorprenderá mucho más que tengas soltura a la hora de lanzarte a hablar de cualquier tema, haciendo malabares con los verbos irregulares y dominando los “phrasal verbs” como si fuera la tabla del uno.

Aprender inglés EL ESPAÑOL

En resumen: no te preocupes tanto por la pronunciación. Lo que importa en realidad es “fluency”, es decir, en hablar con fluidez.

¿Qué significa realmente “fluency”?

Cuando empezamos a aprender un idioma lo más seguro es que nuestro objetivo principal no sea aprobar un determinado examen. Lo normal es que pretendamos poder desenvolvernos con solvencia en un país extranjero o poder mantener una reunión de trabajo en el idioma en cuestión.

En definitiva, lo ideal es poder hacer uso del lenguaje de forma eficaz en nuestras situaciones diarias.

Esto es lo que se conoce como “fluency” o “fluidez social”.

Para lograr esta meta hay que buscar métodos naturales de aprender inglés. En lugar de encerrarse en un aula, es necesario exponerse a esas situaciones que, de forma natural, encontrarías en tu día a día. 

¿Cómo puedo aprender inglés de forma natural?

Lejos de ser la expresión de moda en el aprendizaje de idiomas, la forma natural de aprender una lengua es la más efectiva.

Lo fundamental para empezar a ganar fluidez es recibir contenidos para que nuestro cerebro sea capaz, con el tiempo, de empezar a crear secuencias lógicas de palabras. Igual que hace cualquier niño al aprender su lengua materna.

Como no podemos volver a ser niños, lo que necesitamos es inundar nuestros cerebros de contenidos para construir una foto del idioma. Los mejores métodos para conseguirlo son los recursos de audio, el vídeo y la lectura. Aunque el ideal pasa por la combinación de los tres.

Es importante escoger recursos adecuados a tu nivel. Si el nivel es demasiado alto podemos caer en la frustración. Si es demasiado bajo, en el aburrimiento.

Y por supuesto, debemos poner los cinco sentidos en la tarea. Si se queda en una simple exposición auditiva, no servirá de nada. 

¿Qué es más eficaz para mejorar mi inglés? ¿Apuntarme a clases o estudiar por mi cuenta?

¿Qué sabe mejor, la Coca-Cola o la Pepsi? Como todo, irá por gustos. Por gustos y por capacidades personales.

Dejando de lado el tema económico, los expertos señalan que es más eficaz la educación online que la que puedas recibir en un aula.

Los motivos serían estos:

- Puedes adaptar el ritmo de estudio a tus necesidades.

- Es posible seleccionar los contenidos que te resulten de mayor interés en favor de aquellos que te aburran con solo pensar en ellos.

- Eliminas la excusa de “se me ha hecho tarde y no llego a clase”. La formación online de permite estudiar dónde y cuándo quieras.

- Puedes dedicar la mayor parte del tiempo a escuchar el idioma real con nativos.

Esto último es especialmente importante. El oído lo es todo. Los niños aprenden primero a escuchar y entender. Tras años de “listening”, comienzan a hablar con fluidez. Céntrate primero en la comprensión auditiva.

¿Qué puedo hacer para seguir motivado mientras aprendo?

En cualquier momento nos va a entrar el desánimo y la desgana por no avanzar todo lo rápido que nos gustaría.

Nos va a pasar con el inglés y con el gimnasio al que te apuntas en enero para perder todos los kilos de más que te han regalado los polvorones.

INFOGRAFIA

INFOGRAFIA Imagen cedida por Inglés Total

Cuando llega el tedio tendemos a buscar excusas para justificar nuestra rendición. Los pretextos favoritos suelen ser la falta de dinero o la ausencia de tiempo.

Para que esto no nos pase podemos debemos tener presentes algunos puntos:

1. Ponte una meta real y alcanzable. Estudia al menos 10 minutos al día. El menos es más de las revistas de moda también es útil aquí. Lo importante es la constancia y, sinceramente, es muy difícil que no encuentres ese hueco en el trayecto al trabajo, mientras preparas la cena o durante tu sesión de ejercicio. Si lo haces en un lugar donde puedas practicarlo en voz alta sin que la gente te tome por loco, mejor.

2. No estudies inglés. Vive en inglés. Intégralo en todos los aspectos de tu vida. Modifica el idioma de tu smartphone o de tu portátil. Escoge inglés en las preferencias de Netflix. Escucha música en inglés. Vuelve a ver aquella serie que tanto te gustó en versión original. Todo ayuda.

3. Elige el contenido que te pueda interesar. Da igual que sea la discografía completa de los Stones o el programa de forjado de espadas favorito de los “rednecks”. Si puede ser un curso online impartido por profesores nativos y enfocado a estudiantes hispanohablantes, mucho mejor.

4. Adecúa el contenido a tu nivel. O incluso un poco por debajo. Para desmotivarte con tus carencias ya tienes Saber y Ganar. Si eres principiante puedes empezar con Peppa Pig. Sí. Con dibujos infantiles. Los niños aprenden a andar antes de correr. Con el idioma pasa lo mismo.

5. Escoge una opción que no te arruine. Empieza con un curso online antes de acudir a clases presenciales. Siempre será más barato y más motivador que intentar aprender al ritmo que marque un grupo de 12 personas.

Aquí te recomendamos un curso online que te ayudará a mejorar tu nivel. Pruébalo ahora.