Trucos para cambiar de look sin cortarte el pelo

Trucos para cambiar de look sin cortarte el pelo

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer peinados para pelo liso y cambiar de look

Si tienes el pelo liso, tienes que saber que puedes peinártelo de muchas maneras en poco tiempo, te mostramos ejemplos de peinados para pelo liso.

La mayoría de personas con el pelo completamente liso optan por llevarlo siempre atado en una coleta o por cortarlo, o simplemente renuncian a hacer nada con él, más allá de lucir una larga melena suelta. No obstante, sí que existen peinados que pueden hacerse con pelo liso y que quedan genial, y hoy os queremos mostrar algunos. 

Ya os aconsejamos cómo hacer peinados Pin Up, y para ello el pelo liso es muy aconsejable, ahora veremos otros peinados para estar a la moda. 

Peinados pelo liso suelto

Existen varios remedios caseros muy sencillos que podéis probar y cuya elaboración no os va a llevar más de diez minutos: 

Coronas

Una manera muy sencilla de retener vuestra melena a vuestra espalda y un ahorro de tiempo y de la economía casera, es crear una corona con una parte del pelo, cosa que se puede hacer de varias formas. La más rápida es una media coleta vuelta sobre sí misma: para ello, hay que recoger una pequeña porción de pelo a ambos lados de la cara, por encima de las orejas, y lo anudáis detrás de la cabeza en una coleta simple. Luego, pasáis la coleta una o varias veces por el hueco que queda sobre la goma que hayáis usado para atarla, y eso hará que el pelo de los laterales se retuerza, dando un aspecto sofisticado a un peinado de lo más sencillo.Si queréis algo más elaborado, podéis probar a crear una corona de pelo retorcido desde la raíz.

Para ello, empezáis igual que en el caso anterior, cogiendo una porción de pelo a cada lado del rostro, y las retorcéis hacia adentro de la raíz a las puntas. Luego las cruzáis entre ellas en la parte posterior de la cabeza y las sujetáis con pinzas o ganchos. O podéis optar por hacer dos trenzas a ambos lados de las sienes y unirlas en la parte posterior. En los tres casos el pelo se verá suelto y dinámico, pero ordenado y siempre está de moda

Semirecogidos laterales

Otra forma de poner orden en la parte frontal de una melena lisa, que funciona tanto si se trata de una melena larga como si es una media melena hasta los hombros es recoger con un gancho la parte superior lateral, ya sea a ambos lados de la cara o solo a uno. 

También se puede conseguir un efecto similar, y más divertido, con una o dos trenzas pequeñas que caigan por detrás de las orejas. Este peinado es fantástico para niñas, y muy gracioso en mujeres adultas si se combina con un look desenfadado y un maquillaje adecuado. 

Semirrecogidos sobre la frente

La tercera gran manera de recoger el pelo sin recogerlo "de verdad" es usar solo unos mechones de la frente, lo que, de cortarlo, sería el flequillo, y echarlos hacia atrás, ya sea atándolos simplemente con una pinza o trenzándolos.

Esa simple maniobra dejará despejada la parte superior de la cara, permitiendo que el pelo siga suelto. El efecto es el similar a la de una melena completamente suelta peinada hacia atrás, pero con mayor agarre en la parte superior, garantizando que no se va a caer sobre la frente a la primera de cambio. Este tipo de semirecogido funciona en todo tipo de melenas y también puede hacerse si se tiene el flequillo recortado.

Peinados para pelo liso recogido

Recoger completamente una melena lacia es casi imposible, ya que, aunque el recogido sea muy elaborado, el pelo liso tiende a escapar de las pinzas o gomas que lo sujetan y no es poco habitual que al poco tiempo la mitad del pelo esté suelto otra vez. Por eso es importante tener claro ese punto antes de empezar a empezar en el peinado y aprovechar esa tendencia a soltarse para darle un toque natural y divertido al propio recogido. 

Trenzas

Ya os comentamos cómo hacer trenzas de raíz, las trenzas son una bonita forma de recoger todo tipo de pelo, pero van muy bien para el pelo liso porque al retorcer y entretejer el pelo consiguen que quede más amarrado y, a la vez, los mechones que puedan irse soltando quedan bastante naturales.

Una trenza africana, por ejemplo, que empiece prácticamente en la coronilla y vaya incorporando mechones de pelo, tiene bastantes posibilidades de seguir entera algunas horas después de ser hecha, y siempre hay truquillos para mantenerla presentable, como usar pequeños ganchitos para sujetar los distintos mechones.

En caso de que se trate de un peinado para una celebración, incluso se puede aprovechar esos ganchitos para usarlos como adorno. Asimismo, las trenzas pueden ser una, o varias y, dependiendo de la habilidad de cada cual se pueden ir uniendo a lo largo de la melena, creando tejidos espectaculares que quizás no son adecuados para el día a día pero que resultan fantásticos para una fiesta.

Moños

Finalmente, el recogido más clásico de todos, el moño, ya sea formado en base a una trenza o a una simple coleta, o desde la melena suelta, directamente. Sin duda alguna, el mejor moño para melena lisa es el moño alto, que se sujeta sobre la coronilla y que puede tener distintas formas, convirtiéndose en el más elegante de los peinados retro si se crea en una peluquería, con técnicas profesionales y profusión de laca, o el más desenfadado de los looks actuales si se hace en casa y se permite que los pelos sueltos lo rodeen como un halo, ya que su principal ventaja es la sencillez.