Mechas californianas, ¿cómo elegir el color?

Mechas californianas, ¿cómo elegir el color?

¿Cómo hacer... ?

Cómo elegir el color para las mechas californianas

Las mechas californianas pueden quedar bien en todo tipo de cabellos, siempre que se elija la técnica y el tono acorde al color de pelo y piel.

Sin duda alguna, todas nos hemos sentido alguna vez tentadas de lucir unas mechas californianas, esa decoloración gradual del cabello desde la mitad de la melena hasta las puntas imitando los efectos del sol sobre el pelo y que, si elegimos bien el tono, pueden resultar a la vez naturales y atrevidas.

Pero, ¿quedan igual de bien en pelo oscuro que cabellos castaños claros o rubios? La respuesta es .

Mechas, ombré, sombré, balayage

Lo primero que hay que tener claro es que existen distintas técnicas para lograr una melena en dos tonos: 

Mechas californianas

Esta técnica se empezó a aplicar en los años 70 en los estados del Sur de Estados Unidos. Se trata de uno de los remedios caseros consistentes en la aplicación de un tinte de tono más claro que el color natural del pelo, desde media melena hasta las puntas, y se suele optar por tonos muy claros, de manera que el cambio de color es bastante brusco.

Esta técnica requiere de la aplicación de calor y es bastante agresiva con el pelo

Ombré

El ombré es una técnica francesa que consiste en realizar mechas desde el nacimiento del pelo hasta las puntas, rebajando el tono del tinte aplicado a medido que se avanza, es decir, se aplica un tono más cercano al color natural del pelo en la raíz y la decoloración se intensifica hacia media melena y hacia las puntas. 

Sombré

El sombré es la versión más sutil del ombré, en la que se utilizan tonos sólo ligeramente más claros que el color de base, para un resultado muy natural y uniforme.

Balayage

El bayalage, también de origen francés, es más parecido a las mechas californianas, ya que suelen usarse tonos muy decolorados, pero se aplica a mano alzada y sin calor, con lo cuál es menos agresivo y las mechas se reparten de manera más irregular, causando un efecto más natural. 

Mechas estilo californianas en pelo oscuro

Estas mechas en pelo oscuro pueden quedar muy bien si se elige el tono ideal y, aunque a las morenas suele quedarles mejor las mechas bayalage, porque quedan más integradas en la melena, todo depende del atrevimiento de cada una. 

En caso de ser castañas oscuras o morenas, lo ideal es escoger un tono de castaño claro o rubio cobrizo, que le dará luz a tu pelo sin parecer excesivo, o combinar atrevimiento y elegancia optando por unas mechas balayage en dorados y cobrizos.

De esa manera se logra un efecto de este tipo de mechas más suave, sin un inicio claro de la decoloración.  Si, por el contrario, lo único que se busca es iluminar la melena y darle cierto movimiento, quizás lo ideal es buscar un tono oscuro (chocolate, por ejemplo), y aplicar un ombré o incluso un sombré, aunque un balayage también podría causar un efecto simple, sutil y muy dinámico.

Mechas balayage Golden Toffe, perfectas para todos los tonos de cabello

Tal como indicábamos en nuestro artículo de cómo elegir el color de pelo que más nos pueda favorecer, es importante saber los peinados y el maquillaje que mejor nos representa.

Si existe un tono que le vaya bien a todo el mundo, es el Golden Toffe, un tono castaño acaramelado, muy claro, que sirve igual para avivar melenas rubias como para dar luminosidad al pelo oscuro.

Mechas balayage para pelirrojas

Aunque el cabello pelirrojo natural es poco frecuente, es uno de los tipos de pelo que más juego da a la hora de experimentar con mechas claras, ya que, dependiendo del tono del pelo (anaranjado, rojo, cobrizo…) permitirá distintas combinaciones de tonos y técnicas. 

Una opción muy resultona son las mechas balayage rubias sobre cabellos pelirrojos, perfectas para melenas de tono anaranjado o cobrizo, ya se opte por tonos de rubio oscuro, más harmónicos con el tono del cabello, o por rubios claros para lograr un contraste elevado.

Para melenas rojizas que quieran un toque discreto, una propuesta ideal son las mechas californianas o las mechas balayage en tonos bronce, cuyos reflejos son ligeramente anaranjados, u optar por un ombré en tonos bronce en la parte cercana a las raíces y un tono más claro al acercarse a las puntas.

Mechas Cream Soda, lo más popular entre castañas y rubias

Las mechas Cream Soda se pusieron muy de moda el año pasado, y triunfaron especialmente entre las mujeres con un tono natural castaño o rubio oscuro, ya que se trata de una coloración que combina tres colores distintos: un castaño claro y luminoso, un rubio dorado brillante, pero no excesivamente claro, y un tono beige que, a pesar de ser un tipo de color poco visto en cabello sin teñir, aporta claridad. 

Su principal ventaja es que con este tipo de coloración no se pretende que la melena parezca rubia, sino precisamente lo contrario, da calidez y profundidad al pelo rubio aportándole tonos amarronados. Se recomienda tirar más de los tonos dorados y beige en verano y de los castaños en invierno, aunque obviamente eso dependerá del impacto que queramos causar. 

Mechas californianas de fantasía

Y, finalmente ¿quién dijo que las mechas californianas deben tender siempre a lo rubio? Es un tipo de mechas que, además de iluminar y dar vitalidad al pelo, pueden ser la base de looks extremos.

¿Por qué no unas mechas californianas azules, o rosas, o naranja chillón? 

¿Te atreves a intentarlo?, puede que sea una eficaz forma de autoayuda para esos días que no estamos demasiado felices.