¡Que viva el amor en las bodas de oro!

¡Que viva el amor en las bodas de oro!

¿Cómo hacer... ?

Cómo celebrar las bodas de oro: ideas para el 50 aniversario

Las parejas que han vivido juntas medio siglo se han demostrado respeto, fidelidad y amor. Por ello una fiesta de bodas de oro tiene que ser especial.

En esta época de matrimonios tardíos y divorcio exprés, cada vez es menos habitual llegar a cumplir las bodas de oro con tu pareja, y por eso, cuando se consigue, hay que hacer celebraciones y fiestas.

Ideas para bodas de oro

Una idea muy bonita para una renovación de votos es reeditar la boda original, es decir, buscar el mismo sitio dónde se celebró la primera vez y repetir la ceremonia y el banquete con los mismos invitados (en la medida de lo posible), menú, canciones, etc. Aunque es obvio que será distinto, ya que muy probablemente tengáis hijos y nietos e incluso bisnietos, hoy en día es bastante fácil alquilar coches antiguos, contratar bandas que toquen música de la época o incluso pedir a los invitados que vistan con ropa vintage, y si al pack se le añade una cámara instantánea, que ahora están muy de moda.  

También se puede optar por otro tipo de celebración, más casera, con la familia, o incluso preparar para la pareja algo completamente distinto a lo que fue su boda, con unos sencillos trucos. Puede que se casasen de paisano por no haberse podido permitir otra cosa, o que no pudieran irse de luna de miel, y quizás concederles ahora entre toda la familia lo que no tuvieron en su día sea algo que pueda hacerles mucha ilusión.  

Bodas de oro: regalos

Aquí nos interesan ideas para regalos personales y únicas, como, por ejemplo, "los periódicos del día de tu boda" que pueden crearse en varias páginas de internet o también un retrato de la pareja dibujado a lápiz o pintado, que, aunque no sea lo más novedoso del mundo, si es algo que nadie más tendrá. Para darle un toque especial podemos añadirle un marco para fotos personalizado.

Si la pareja tiene nietos, una opción es que sean ellos los que dibujen a los abuelos, y juntar todos los dibujos en un solo gran cuadro-collage. En la misma línea, hoy la tecnología nos ofrece una opción más divertida: la impresión de figuras en 3D, gracias a la cual podemos conseguir imágenes tridimensionales de la pareja a la que queremos agasajar. Las figuras en 3D son bastante económicas (aunque eso depende del tamaño que queramos) y dan mucho juego. Se pueden usar para ponerlas en lo más alto de una tarta, por ejemplo, o para decorar una estantería del salón, y son un detalle simpático y divertido. 

También existen cientos de objetos personalizables con la imagen de los homenajeados, en todo tipo de materiales, aunque uno de los más originales que hemos visto son las lámparas de cera, decorativas y con un olor muy intenso, ideales para salones, pasillos, baños… o incluso para el exterior, y que pueden ser personalizadas con imágenes de la pareja.

También son muy divertidas las colchas, cojines u otras piezas de ropa del hogar con mensajes o fotos ya que, además de bonitas y divertidas, son útiles. Una opción muy bonita, y golosa, además, es regalar una tarta personalizada, ya sea una tarta normal con la imagen de los celebrantes o algo más elaborado. Desde hace unos años proliferan en España las pastelerías de estilo americano, que preparan pasteles personalizados, con formas y cobertura de fondant. Un pastel de boda que represente a los tortolitos, ya sea caracterizados como en su boda o como la adorable pareja que seguro son a día de hoy, es de lo más original, pero también se puede optar por otras imágenes (sus mascotas, su casa, su coche, el sitio al que fueron de viaje de novios…). Lo importante es que se trate de algo que signifique algo para ellos. 

Ideas para bodas de oro

Los regalos más bonitos deben contar con un puntillo de nostalgia, y nada más nostálgico que jugar con el concepto del recuerdo. En ese sentido, una gran idea es la que propone esta web, una caja dentro de la cual los allegados de la pareja puedan consignar los recuerdos de ambos, desde fotos a anécdotas curiosas, utilizando para ello las tarjetas, álbumes y libretas de recuerdos que incluye el pack. Y todo ello acompañado por un almanaque especial con los hechos más relevantes del año en que la pareja se casó. Otra versión de esta idea, más casera, es la historia de vida, que puede escribir algún allegado o encargarse a un escritor fantasma. Aunque mucha gente cree que su vida es aburrida, un buen escritor puede sacar oro de cualquier historia, sobre todo si hay gente dispuesta a contar anécdotas jugosas para darle vidilla al cuento.

Ya sea estrictamente biográfico o novelado, un libro sobre los enamorados es algo que puede gustar mucho, y permite que el regalo se pueda reproducir, es decir, se puedan hacer copias para los hijos o los amigos.Y, finalmente, aprovechando que los que celebran sus bodas de oro hoy se casaron en 1969, una época en que las cámaras fotográficas ya estaban muy generalizadas, podemos tirar de toda una vida de fotos para crear un regalo original y precioso: un reportaje sobre la pareja, ya sea en libro, a través de alguna empresa que cree álbumes fotográficos, o incluso como un montaje animado, que hoy se puede crear a partir de vídeos o fotografías con un ordenador.

Y por supuesto regalar joyas de oro que no falten, ya os enseñamos cómo reconocer el oro, así que a seguir nuestros consejos para evitar falsificaciones.