Ser emo es una forma de vida

Ser emo es una forma de vida

¿Cómo hacer... ?

Cómo son las personas emo o emotional hardcore

Emo o emotional hardcore, se refiere a una corriente musical y estética que deriva del hardcore punk y del rock alternativo. Mostramos qué es ser emo.

Seguro que en más de una ocasión habrás escuchado la palabra emo y la habrás relacionado con la música. A pesar de ello, ser un emo es mucho más que música, es una forma de vivir, es ropa y una forma de pensar bastante marcada, casi como una filosofía de vida. 

¿Qué es ser un emo?

Los emos, son por norma general, jóvenes conocidos por su vestimenta siempre oscura, maquillaje oscuro, aspecto delgado y ligeramente afeminados.  Además, tienen sus propias modas, aunque entre ellas tienen su estilo y sus reglas muy marcadas.

La palabra viene de la abreviatura de la palabra inglesa emocional. Los emos son personas sensibles que tienden a convertirse en víctimas porque afirman que el mundo a su alrededor no los entiende. Muchos de ellos afirman tener problemas familiares y no llevarse bien con sus padres y también pueden ser bastante asociales.

Estos jóvenes son a menudo marcados como falsos y siempre con poses, para sufrir el dolor irreal y tratar de ser el centro de atención. El mundo incomprendido de los emos, se vuelve real en los millones de foros anti-emo que podemos encontrar en internet. En ellos, se burlan de su estilo de vida y filosofía, pudiendo convertirse en un factor de peligro para los adolescentes que forman parte de esta comunidad, ganando enemigos en diferentes partes del mundo. 

Esta corriente juvenil que tiene a la tristeza como bandera, congrega a los jóvenes que se entienden mutuamente y en algunos países han sufrido un gran rechazo por la filosofía que profesan. Por eso, suelen ser personas que se aíslan y solamente se relacionan entre sí.

El estilo emotional hardcore

El estilo emo comenzó a hacerse cada vez más famoso desde que comenzó el milenio. En su momento llamó mucho la atención su estética urbana y ciertamente transgresora. Podemos decir que se trata de una mezcla de estilos entre los que se encuentra el gótico, el punk de los años ochenta y un marcado toque de romanticismo del siglo XIX. Todo se remonta a la década de los años ochenta, cuando un estilo musical llamado Hardcore Punk arrasaba en toda Europa. Las letras de las canciones de este estilo musical recordaban ciertamente a poesía desgarrada, con propuestas originales frente a la tradición y el romanticismo del siglo XIX, algo que le valió el reconocimiento internacional.

Para ser emo la estética es un aspecto que deben cuidar en todo momento y hay que fijarse bien en todo lo relacionado con ropa, complementos, maquillaje, peinado, etc. Lo que se busca es romper con cualquier canon de moda. Por eso se permite prácticamente cualquier maquillaje y peinado, siempre que se salga de la estética más tradicional. El color estrella para un emo es el negro, un color que da mucho juego y combina a la perfección con muchos otros. También usan mucho el color blanco, color muy utilizado en la estética gótica, como por ejemplo las camisas de manga abullonada, con chorreras, etc.

Los pantalones vaqueros de estilo slim fit (ajustados) y rotos, forman parte indiscutible de su estética. Lo mismo sucede con la superposición de prendas, como por ejemplo camisas sobre camisetas, tachuelas, logos ochenteros, imágenes transgresoras, etc. No hay que olvidarse que también se combinan propuestas al más puro estilo del Romanticismo. Se combinan encajes, ropa de estilo vintage y prendas de cuero.

El peinado y el maquillaje, indiscutibles para ser emo

Los peinados emo son muy llamativos y podemos encontrarlos con capas, desestructurados, cardados, etc. Lo que se busca es una apariencia completamente transgresora, algo que se puede conseguir sin mucho esfuerzo. En estos peinados encontraremos claras reminiscencias del estilo de peinado que los punks llevaban en los años 80. El pelo se suele teñir de negro, aunque las mechas en azul o morado también son muy tenidas en cuenta en el estilo emo. Otras opciones son teñirse las puntas en un color diferente como el morado o incluso el blanco, algo que viene relacionado con la estética más gótica japonesa.

El flequillo no debe ser descuidado, de hecho, es algo característico de los peinados emo. Ser emo es cuidarse al máximo el peinado y no dejar que el pelo quede de cualquier forma. Los flequillos pueden ser en diagonal, con mechas cortas y largas y el corte de pelo a capas. En cuanto al maquillaje, no hay que olvidarse que se sigue una estética completamente gótica. El cutis debe ser muy blanco, ojos pintados o incluso ahumados con tonos oscuros muy prominentes. Los labios también deben ir acorde al mismo color, al igual que las uñas. 

Los complementos son indispensables, suelen llevar muchos piercings (puedes seguir nuestros consejos de como curar los piercings con remedios caseros y sin perjudicar la salud). Las pulseras y brazaletes de cuerpo con tachuelas son indispensables en la estética emo. Las carteras con cadenas o las cadenas y los imperdibles en chaquetas o camisetas también pueden ser otra de las propuestas más a tener en cuenta a la hora de tener una estética al más puro estilo emo.

No hay que olvidarse del calzado, el cual tiene una estética de lo más variada, que puede ir desde las Converse hasta las Vans o calzado del estilo deportivo, pero siempre en color negro y alguna pincelada en color blanco. Ahora ya sabes lo que debes tener en cuenta si lo que quieres es ser emo y buscas dar un cambio a tu estilo y seguir fiel a una filosofía de vida.