Figuras de foami y goma eva para todos los públicos

Figuras de foami y goma eva para todos los públicos

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer manualidades con goma eva y foami

El foami te da una serie de ventajas y posibilidades para crear infinidad de manualidades con goma eva que podrán realizar tanto niños como adultos.

Hoy en día se pueden hacer infinidad de manualidades con papel como ya hemos visto anteriormente. Esta vez vamos a usar un material distinto como es la goma eva, ya que se caracteriza por su versatilidad y lo pueden usar tanto niños como adultos. 

¿Qué es la goma eva?

Se trata de un material termoplástico que puede ser moldeable a altas temperaturas. Está fabricado con etileno y acetato de vinilo, razón por la que debe su nombre E.V.A o Ethylene Vinyl Acetate. Este material también es conocido como foami y combina y complementa a muchos otros materiales. Se trata de un material muy fácil de cortar, doblar y manipular, además, se pega fácilmente con silicona líquida o una pistola de silicona.

No podemos olvidar que podemos personalizar la goma eva pintándola. Se puede dibujar con cualquier clase de técnica de pintura sobre lienzo, tela o cartulina, dejando patente su versatilidad. Aquí te damos algunas recomendaciones para elegir los colores que mejor combinen.

Por último, la goma eva cuenta con un 94% de impermeabilidad y por esa característica se puede usar para confeccionar disfraces, armaduras, máscaras, sombreros y otros elementos para estar en exteriores. También se puede lavar de forma muy sencilla, ideal por si decidimos crear manteles para el comedor. Tan solo hay que pasar un paño húmedo y la superficie ya estará limpia.

Una flor muy original para hacer con goma eva

Una de las manualidades con goma eva para niños que se pueden hacer es una flor, aunque hay una fase en la que los niños deben pedir ayuda de un adulto. Para seguir mejor estos pasos, os compartimos un vídeo con la explicación de forma más detallada:

Cómo hacer manualidades con Goma Eva

Sobre un trozo cuadrado de goma eva, pondremos una plantilla de una flor, con sus pétalos. Con un lapicero trazaremos el contorno sobre la goma eva y después lo recortaremos con las tijeras.

El siguiente paso es pintar los bordes de la flor con acuarela, pero de forma muy ligera. Ahora pintaremos el centro de forma más marcada, tratando de hacer un difuminado desde el centro hacia afuera. Una vez esté seca la pintura, pondremos la goma eva sobre una plancha durante unos instantes, evitando que se queme. Esto hará que se vuelva mucho más maleable. Pondremos la flor sobre una esponja y con un objeto de punta roma, presionaremos en el centro durante un rato mientras la goma eva siga caliente. Esto hará que adopte la forma de una flor.

El siguiente paso es cortar por la mitad una bola de porexpan con un cutter. Pondremos la mitad de la esfera sobre un bote con tapón y con un trozo de goma eva de color blanco presionaremos sobre la esfera. Previamente habremos puesto la goma eva sobre la plancha para calentarla. De esta forma haremos que la goma adopte la forma semiesférica.

Una vez tenga la forma, usaremos una pistola de silicona para pegar el porexpan con la goma eva en la misma posición en la que se encuentran. Cortaremos el exceso de material de forma que nos quede una semiesfera. La parte de abajo de la semiesfera la cubriremos con un trozo de foam amarillo. Recortaremos el exceso y en lugar de tirarlo, lo pegaremos por el borde.

Con un rotulador indeleble de color negro pintaremos unos ojos. Con una brocha y acuarela de color rojo crearemos unos coloretes. Y con un pincel muy fino en el color elegido, crearemos una boca. No podemos olvidarnos de ponerle nariz, cejas y pestañas.

Creando el tallo y las hojas de la flor

Para la creación del tallo cortaremos un trozo largo y estrecho de goma eva de color verde. Con pegamento, lo iremos pegando a lo largo de un palo de unos 15cm. Para que quede bien, debemos pegarlo en espiral, cubriendo 10cm. Ahora cortaremos dos trozos de foami de color verde con forma de hoja. Los pondremos sobre la plancha y lo amoldaremos de forma que queden ligeramente dobladas, como unas hojas. Ambas deben tener la misma forma y las pegaremos con silicona caliente en la base del palo recubierto que acabamos de hacer.

Para decorar mejor la parte inferior, cortaremos unos 10cm de largo de goma eva y 2cm de ancho. Cortaremos poco a poco por toda la longitud de esta pieza, de forma que quede como un peine. Cuando lo tengamos hecho, enrollaremos a las hojas ya pegadas al palo, de forma que los cortes que hemos hecho de la tira queden hacia arriba. Pegaremos con silicona caliente y reservaremos. Con una esponja y pintura marrón, pintaremos un pequeño vaso de aluminio, como un molde para flanes. Iremos poco a poco aplicando la pintura dando pequeños golpes con la esponja. Esto hará que quede con un toque rústico. 

Con un trozo de porexpan recortaremos el contorno del interior del molde. Le pegaremos una capa de foami de color verde y recortamos el exceso. Colocaremos una piedra dentro del molde y ahora, aplicando silicona caliente por los bordes del porexpan, taparemos la pequeña maceta que hemos creado. En este paso, debemos dejar la parte verde hacia arriba.

Con la parte superior del palo, perforaremos el centro de la flor que tenemos reservada, dejando un centímetro a la vista. Pegaremos con silicona caliente para asegurarla y en el centro de la flor pegaremos la cara que hemos creado. Ahora, sobre la tapa verde de la maceta, pegaremos la flor con silicona caliente. Ya solo nos queda decorar la flor con una pequeña mariposa hecha en goma eva.