Los casting para bebés y niños están muy bien remunerados

Los casting para bebés y niños están muy bien remunerados

¿Cómo hacer... ?

Cómo pasar un casting para bebés y niños

Os damos las claves para superar un casting para bebés en publicidad, donde se buscan nuevos talentos y colaborar con importantes marcas.

Todo papá o mamá se siente orgulloso de su bebé y para todos es el más guapo del mundo y le hacen más de una fotografía. Muchos de los bebés tienen un gran potencial para participar en un casting para bebés. En esos casos, los progenitores no dudan en apuntar a su retoño a alguno de los muchos castings que se realizan. 

En las grandes ciudades y capitales se buscan bebés y se hacen casting de publicidad. En muchas ocasiones son las grandes firmas las que contactan con agencias especializadas para buscar bebés.

Se lleva a cabo esta selección para encontrar el que mejor se adapte a las preferencias con las que cuente el anunciante. Es importante tener en cuenta que a veces hay que pasar bastantes horas en un set de grabación con el bebé. Puede ser duro, pero así son los castings.

¿Qué sucede en un casting para bebés?

Cada vez son más las agencias especializadas en bebés y niños. En ellas, se lleva al pequeño acompañado con un book de fotografías. En él, se podrá ver al bebé o niño en diferentes poses y también situaciones.

Después de entregar el book, se suele hacer una entrevista con los padres. Una vez finalizado, toca esperar para que la agencia seleccione a los bebés que encajen en la petición del cliente.

Es necesario recordar que hay que tener mucha paciencia. Si se lleva al bebé, hay que contar con que otros papás y mamás también lo hagan. En un casting suele haber muchas personas esperando su oportunidad. Es un aspecto que hay que sopesar, especialmente si el bebé es muy nervioso o inquieto, donde la familia tendrá que cuidar con mayor énfasis que el bebé se encuentre cómodo.

Otro punto a tener en cuenta es que los trabajos de publicidad suelen estar muy bien pagados, en la actualidad ya no hay los problemas sociales de antaño. De hecho, si todo sale a pedir de boca, puede que no sea el único trabajo que pueda hacer el pequeño.

Ventajas que los profesionales se pueden encontrar con los bebés

Los profesionales de castings están acostumbrados a trabajar con los más pequeños de la casa. Éstos pueden captar la atención del público de una forma muy eficaz. Por eso son tan tenidos en cuenta en publicidad. ¿A quién no le gusta ver un bebé guapo y simpático? Esa es la forma de pensar que se tiene en muchos de los castings para bebés que se realizan.

Es una táctica muy utilizada por los publicistas para llamar la atención del público y de la sociedad en general. En ocasiones, el producto puede que no tenga mucho que ver con el bebé, aunque eso ya no es cosa de los progenitores. Eso sí, son ellos los que decidirán si el pequeño debe aparecer en un anuncio de determinado producto, marca o servicio.

Recomendaciones a tener en cuenta

Todos los papás y mamás pueden tener las mejores intenciones con su o sus bebés, nadie lo pondrá en duda. Lo que es necesario tener claro es que los peques no son un negocio. Si no están a gusto o se muestran muy irritables, lo mejor es dejar el tema de lado. 

El bebé puede ser muy guapo y transmitir mucho con sus gestos, mirada, etc. También puede cumplir con todos los requisitos de la agencia, pero no debe pasar por un mal momento. En cambio, cuando el bebé disfruta, se lo pasa bien y lo hace de forma puntual, todo cambia. No hay nada de malo en hacerlo de vez en cuando para ganar un dinero o crearle una cuenta de ahorro.

Nunca está de más compartir opiniones con otros padres, sobre todo quienes su bebé haya pasado un casting. Ellos serán la mejor fuente de información y consejos que puedan dar a los primerizos en este mundillo.

Escuchar los consejos de quien tiene experiencia

Escuchar sus consejos puede ser algo de gran importancia y que transmitan su experiencia es un plus a tener en cuenta. Esto transmite confianza y permitirá que todo salga a pedir de boca. Además, también podrán contar qué tal es la experiencia con determinada agencia si ya han trabajado con ella. Toda la información compartida es buena.

Aunque no lo parezca, muchas de las carreras de los profesionales comenzaron de esta forma. Eso es algo que hay que respetar según vayan creciendo. Cuando son bebés no se dan cuenta, pero cuando se van haciendo niños, se puede ver si les gusta o no lo que están haciendo. Nunca se les debe obligar si no les gusta o lo pasan mal cuando están haciendo un casting o el propio trabajo en sí.

Todos los niños deben ser felices, jugar y disfrutar de su infancia. Si al niño le gusta y quiere, no hay nada de malo en hacer trabajos esporádicos. Nunca hay que sacarlo de sus estudios ni de su desarrollo como niño y que disfrute de esa etapa. Nunca se le debe privar de la niñez yendo de casting en casting, por muy tentador que resulte.

Para finalizar, no hay que olvidarse que nunca hay que explotar al pequeño. Los bebés no pueden tomar decisiones por sí mismos. La principal misión como progenitores es protegerlo y no exponerlo ni explotarlo. Solo de esta forma se puede conseguir un equilibrio tan necesario en este mundillo de los castings para bebés.