Renueva tus muebles con la técnica del lacado

Renueva tus muebles con la técnica del lacado

¿Cómo hacer... ?

Cómo lacar un mueble y conservar tu mobiliario

El lacado es una técnica indicada para la madera, como muebles y puertas. Te mostramos cómo lacar un mueble para que pueda durar muchos años.

Lacar un mueble es ideal para dar vida a aquel que no tenga un buen estado de pintura. Eso sí, debemos contar con los materiales y herramientas necesarios y seguir los pasos que te vamos a dar.

Cuando tapizamos una silla, puede que antes debamos lacar el mueble para que quede como nueva. 

Con un buen lacado, los muebles volverán a tener un brillo excelente, así como una textura que los dejará como nuevos. Cualquier mueble de madera puede ser lacado y necesariamente no tenemos que entender de bricolaje, la decoración quedará estupenda, y nos ahorraremos dinero.

La laca que se usa es una clase de barniz que mejora la textura natural de la madera, proporcionando un brillo duradero. Lacar madera es más fácil de lo que muchas personas piensan, por lo que no deberías dejar pasar tu oportunidad. Casi todas las maderas pueden ser compatibles con el lacado a excepción de el palo de rosa y la caoba, ya que en estos tipos de madera, los aceites naturales no se adhieren bien a los químicos y el resultado no sería el esperado.

¿Qué tipos de laca se utilizan para el lacado de un mueble?

Podemos encontrar un gran número de tipos de laca, siempre dependiendo del uso que se le vaya a dar. Pueden proporcionar un tono profundo, así como un excelente aspecto a la madera.

  • Laca acrílica: es una de las opciones más aconsejables dado que tarda muy poco tiempo en secar y nos permitirá trabajar menos. Una de sus principales características es que no se decolorará con el paso del tiempo
  • Laca catalizada: está considerada como la forma más duradera de laca para nuestro objetivo. Se compone por la laca y enzimas y productos químicos. Esto hace que se endurezca mucho la superficie de la madera que cubre.
  • Laca con base de agua: es una laca no tóxica y tiene una excelente capacidad para resistir los arañazos. Además, cuando se seca, se endurece bastante y resulta un producto que cuando se aplica ofrece una larga duración de lacado.
  • Laca de nitrocelulosa: es otra de las propuestas que tenemos a nuestro alcance para el lacado de muebles. Su tiempo de secado es muy corto y el resultado es un acabado brillante y muy duradero.

¿Qué útiles se deben usar para preparar los muebles?

Hay que preparar la madera de manera correcta y para ello se necesitan diferentes útiles y herramientas.

  • Gafas de seguridad.
  • Máscara de ventilación.
  • Guantes especiales para trabajo pesado.
  • Lijadora orbital.
  • Papel de lija.
  • Paño de tachuela.

Preparar los muebles para el proceso

Es importante hacer todos los trabajos en una habitación bien ventilada, aunque tengamos una máscara de ventilación. De esta forma, no se acumularán los vapores de la laca y se podrá trabajar con más seguridad.

Debemos comenzar lijando los muebles para poder ir suavizando poco a poco cualquier clase de superficie irregular. Utilizar la lijadora orbital es lo más adecuado gracias a los resultados que se pueden conseguir con esta herramienta. Una vez pasada la lijadora, hay que suavizar aún más la superficie con papel de lija.

Para asegurarnos de que la laca queda correctamente adherida, hay que limpiar bien la superficie tras el lijado.

Técnicas para lacar un mueble

En el mercado podemos encontrarnos con prácticamente todos los tipos de laca en formato aerosol. También la encontraremos en formato líquida. Para aplicar la laca líquida, tendremos que utilizar un cepillo.

La laca en aerosol brinda una aplicación controlada del producto. Para aplicarla hay que sostener el bote de aerosol a unos 10 cm de la superficie a lacar. Es importante sujetarlo con el brazo completamente extendido para proporcionarnos más seguridad en este proceso. Los movimientos del brazo deben ser lentos y controlados, pero constantes.

Se debe aplicar la laca poco a poco, cubriendo bien todas las zonas del mueble en que estemos trabajando. Cuando hayamos terminado, dejaremos que seque por completo antes de aplicar una capa adicional. Con la aplicación de más capas podremos alcanzar el color y brillo que queramos.

La laca en formato líquido tiene un nivel de concentración superior al del aerosol. Por ello, puede ser más difícil de aplicar y tarda más tiempo en secar. Los muebles tienen que ser lijados correctamente para conseguir una buena textura. También hay que sellarlos con una imprimación para poder fortalecer y proteger la madera. La imprimación es ideal porque ayuda a una mejor absorción y distribución de la laca de una forma más uniforme.

Tips para lacar un mueble de cocina en color blanco

Lacar los muebles de la cocina en color blanco, puede aportar un estupendo estilo a esta estancia del hogar. Para ello, hay que seguir una serie de pautas. Lo primero que hay que hacer es asegurarnos de que estén en buen estado. De esta forma podremos trabajar el mueble de una forma más segura.

Hay que asegurarse que la superficie está completamente limpia y no hay restos de suciedad. Después trabajaremos con un decapador, evitando que la laca sea absorbida.

Se recomienda dar dos capas de esmalte blanco. Si procedemos así se conseguirá un resultado excelente y el blanco será más natural. Uno de los remedios caseros más eficientes es utilizar un aerosol, se tardará menos y se conseguirán unos resultados excelentes.