Un vestido de cóctel es elegante para cualquier evento

Un vestido de cóctel es elegante para cualquier evento

¿Cómo hacer... ?

Cómo elegir el vestido de cóctel perfecto

Te damos una guía práctica para elegir un vestido de cóctel dependiendo de la ocasión. Añadimos ideas sobre complementos, peinados y maquillaje. 

Una invitación para un evento, seguramente requerirá de un dress code específico. Por ejemplo, si se trata de una boda, elegir correctamente un vestido es muy importante. Una propuesta muy interesante son los vestidos de cóctel. No tienen la misma elegancia que los vestidos largos o la frescura de los cortos, pero combinan ambas cualidades.

Un vestido de cóctel puede aportar mucho estilo además de realzar la figura de forma elegante. No cualquier vestido de cóctel queda bien a toda mujer, por lo que hay que tener en cuenta ciertos detalles. El físico, los gustos, la personalidad el tipo de vestido... son otros puntos de gran importancia. Puede que sea el momento de hacernos algunos tratamientos estéticos o utilizar algunos trucos dentro de los remedios caseros y que nos ahorre algún dinero, como por ejemplo una buena manicura casera

¿Por qué se caracteriza un vestido de cóctel?

Los vestidos de cóctel están caracterizados por la falda que llega hasta la altura de la rodilla. Incluso podría llegar a estar unos centímetros tanto por encima como por debajo de ellas. Se trata de un vestido que aporta mucha elegancia y es ideal para un evento como puede ser el de una boda.

Pero también se pueden usar para fiestas de etiqueta o en eventos en los que se exija código de vestimenta. Podemos encontrar una gran cantidad de modelos y diseños de vestidos de cóctel en el mercado. Eso resultará de gran ayuda para encontrar aquel que mejor se adapte al cuerpo y gustos de cada persona.

Para buscar entre las muchas propuestas que hay en cuanto a vestidos de cóctel, hay que buscar en webs moda. También se puede elegir entre propuestas de catálogos, revistas, etc. La importancia es tener bien claro lo que se quiere para vestir en ese evento.

¿Cómo elegir el mejor modelo?

Para poder elegir un modelo que se adapte a cada cuerpo y a lo que guste, hay que tener presente un aspecto importante. Se debe pensar en las zonas del cuerpo que se podrían resaltar y aquellas que hay que ocultar. De esta forma, se podrá jugar más con los escotes, vestidos ceñidos, con vuelo, etc.

Lo más importante es que toda mujer se sienta con confianza y segura de sí misma. Además, es necesario que toda mujer que se ponga un vestido se sienta cómoda. Como cada una se vea y sienta, será la forma en la que verán y sentirán los demás, no falla.

En el caso de las chicas que sean de estilo curvy, también hay aspectos a tener presente. Nunca hay que tener miedo de mostrar las piernas, sobre todo si se llevan zapatos de tacón alto. Si se tiene mucho pecho, no se aconseja usar escotes demasiado pronunciados. Se puede mostrar un poco, pero sin apostar por escotes arriesgados. Además, si se quiere estrechar un poco la cintura, el vestido con corte princesa es ideal. 

La importancia de elegir un buen tejido y los colores

Dependiendo de la temporada y el momento en el que se haga el evento, hay que elegir bien la tela del vestido. Si el evento se va a realizar en verano, los tejidos vaporosos son una excelente opción. En caso de que se haga en invierno, nunca está de más apostar por tejidos brocados o lana, entre otros.

Hay muchas propuestas en cuanto a colores lisos, bicolores, degradados, estampados, etc. También se puede optar por un vestido con lentejuelas, pedrería o cualquier otra clase de ornamentación.

Si se quiere ir sobre seguro, los vestidos negros o blancos son una de las opciones más clásicas. En caso de querer aportar un toque de color, se puede apostar por el azul o verde, pero sin demasiadas estridencias. Nunca se debe ir más llamativa que la anfitriona del evento.

No abandones tu personalidad

Nunca debemos de olvidar nuestra personalidad y nuestro estilo propio, así como los colores que mejor nos sientan para nuestro tipo de piel. Otra decisión que hay que tomar es cómo depilar las cejas en función de nuestro tipo de cara. Las cejas son el marco de nuestros ojos, por eso es de suma importancia mantenerlas perfectas.

Aunque se pueda escoger entre muchos tipos de vestidos, no hay que dejar de lado la personalidad de cada mujer. Hay muchas opciones como los vestidos sin mangas, manga francesa, palabra de honor, etc. Si en la celebración del evento se exige código de vestimenta, habrá que respetarlo al máximo. El protocolo indica que en esta clase de eventos no se aconsejan los escotes vertiginosos o espaldas descubiertas.

Cuando un evento como estos se celebra por la mañana, una buena opción es un vestido estampado y vaporoso. Si se hace de tarde, se recomienda apostar por el vestido.

Los complementos son indispensables

Una buena propuesta es llevar un bolso de mano o clutch porque aporta un toque de elegancia a cualquier look.

En cuanto a joyas no hay que pecar en exceso llevándolas, y si solemos llevar un piercing podemos cambiarlo ese día por uno más elegante. Siempre debe elegirse la opción más discreta. Y no nos olvidemos de la importancia del peinado, pudiendo aprovechar el evento para hacer un cambio radical y lucirlo el mismo día. Un ejemplo de ello puede ser un corte radical o cambiarnos el color de pelo para acudir radiante a la fiesta.