Reciclar botellas de vino puede ser todo un arte

Reciclar botellas de vino puede ser todo un arte

¿Cómo hacer... ?

Cómo cortar botellas de vidrio: ideas decorativas

Cortar botellas de vidrio es una de las manualidades más originales. Si sigues estos consejos y usas la imaginación obtendrás una obra de arte.

Para hacer manualidades se utilizan un gran número de materiales diferentes. Uno de ellos es el vidrio de las botellas. Las botellas, las podemos cortar para hacer objetos de decoración. Puede que en tu casa tengas varias botellas de vidrio y quieras darles un uso diferente al de almacenar líquido en su interior.

Cortar una botella puede parecer algo demasiado complejo, pero hay formas para hacerlo. No requiere de mucho esfuerzo ni comprar máquinas especiales para ello. En este artículo vamos a enseñarte cómo cortar botellas de vidrio para decorar.

Cualquier botella de vidrio puede ser cortada

Una de las ventajas que tenemos con las botellas de vidrio es que prácticamente todas pueden ser cortadas. La totalidad de las que se comercializan, como de vinos, cervezas, refrescos, licores, etc., son las más adecuadas. Con esta clase de botellas podemos crear floreros, organizadores, lapiceros, tazas, vasos o cualquier otro objeto decorativo.

Por norma general, las botellas de vidrio suelen ser descartadas, aunque cualquier persona puede transformarlas en bonitos elementos decorativos. De hecho, podremos darle un estupendo uso en lugar de tirarla al contenedor de reciclaje. De hecho, si te salen muy bien las cosas, incluso podrías llegar a vender el diseño en Internet, haciendo una página web con nuestros consejos y ganar algún dinero, o bien hacer estupendos regalos de navidad o de cumpleaños. 

Diferentes clases de cortadores

Para cortar las botellas de vidrio hay varios remedios caseros, se puede usar un cortador específico para este material. Se pueden encontrar en muchos comercios de manualidades o ferreterías y se hace muy fácil.

Para cortar las botellas de vidrio con un cortador casero necesitaremos:

  • Cortador manual.
  • Una vela, que ya puestos, podemos hacerla nosotros mismos.
  • Lija.
  • Agua fría.

Para cortar el vidrio con un cortador de vidrio hay que marcar la botella por donde se desee cortar. Esto es algo que podemos hacer con la vela o con un lápiz blanco que pinte sobre vidrio. Después hay que pasar la zona por el fuego, procurando girar para quemar de forma uniforme toda esa parte.

Cuando pasen unos 5 minutos tras haberla cortado, tendremos que sumergir la botella en agua fría. En caso de que las partes no se separen por el corte, hay que repetir la operación. A continuación, lo que tendremos que hacer es lijar los bordes con una lija de grano fino para evitar cortes.

Cortar botellas de vidrio con hilo

Si no se tiene un cortador, se puede utilizar hilo de algodón. En este caso, es más probable que tengamos todos los materiales en el hogar que un cortador. Es la forma más económica y fácil para cortar vidrio.

Para ello, necesitaremos:

  • Hilo de algodón.
  • Un mechero o fósforos.
  • Alcohol o acetona.
  • Agua fría.
  • Lija.

Lo primero que tendremos que hacer será rodear la botella con el hilo y lo ajustaremos con un nudo. En caso de que el hilo sea demasiado fino, lo que hay que hacer es dar una o dos vueltas más. Una vez hecho esto, tendremos que sacarlo y mojarlo con acetona o alcohol y lo volveremos a colocar.

El siguiente paso es prender fuego al hilo con un mechero o fósforos. Iremos girando la botella para que el hilo se queme por completo. Posteriormente sumergiremos la botella en agua fría y la moveremos hasta que se separe. El último paso es corregir los bordes con una lija, dejándolos completamente suaves.

Precauciones y consejos

Es muy importante que, tengamos el máximo cuidado utilizando estas técnicas. Si no se usan con cuidado, podemos tener un accidente, cortándonos o quemándonos. Para evitar cualquier error, se recomienda usar guantes gruesos, aunque esto podría dificultar algo la operación de corte.

No hay que olvidarse que para que estos métodos salgan como se desea, hay que practicar mucho. Es lógico que las primeras veces, las cosas no salgan como queremos, pero no hay que frustrarse.

Las primeras veces encontraremos cortes irregulares o incluso botellas rotas. Con la práctica se irá aprendiendo poco a poco y ya no nos resultará difícil cortar botellas de vidrio. La clave está en la práctica y olvidarse de la idea de que el vidrio no puede cortarse fácilmente. En caso de que se tenga alguna botella especial, bien sea por su color, forma, etc. y se quiere cortar, hay que practicar. De esta forma podremos cortarla de una forma segura y trabajar con ella haciendo la manualidad que queramos.

Un aspecto que deberás tener en cuenta es que dependiendo de la calidad del vidrio, el resultado puede ser mejor o peor. Hay botellas con vidrio más grueso y otras más finas. A veces podrás encontrarte con botellas que tienen burbujas en su interior o pliegues. En este caso hay que cortar por un sitio diferente a ellos para conseguir un corte correcto. Una vez cortada la botella, el límite está en tu imaginación. Tan solo tendrás que pensar lo que puedes hacer y poner las ideas en marcha. Seguro que cuando hagas tu primera manualidad, descubrirá que se ha tratado de un proceso muy fácil.