Inventa tus propios complementos con la variedad que te dan las pulseras de hilo

Inventa tus propios complementos con la variedad que te dan las pulseras de hilo

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer pulseras de hilo a mano en pocos pasos

Si te gustan las manualidades y quieres entrar en el maravilloso mundo de las pulseras de hilo, aquí te enseñamos a hacerlas usando distintos diseños.

Los complementos como las pulseras nunca pasan de moda. Aunque hoy en día podemos adquirir infinidad de modelos en el mercado, siempre podemos hacerlas a mano.

No hace falta que sepas de pintura o de decoración, las pulseras de hilo las puedes crear con un poco de paciencia. Con este DiY se pueden hacer pulseras de muchas clases diferentes. En este artículo queremos compartir contigo cómo se hacen las pulseras de hilo de la forma más fácil. Lo que varía en este caso son los nudos o puntos utilizados, pero pueden usarse los colores que queramos. Cualquier persona podrá hacerlas y también lucirlas en cualquier momento.

Asimismo son estupendos detalles para regalar a los amigos y amigas. Puedes crear pulseras con hilo de bordar, cordones de cuero, con hilo encerado o cualquier otra clase de material. A ello, se le pueden incluir accesorios de metal, argollas, madera, plástico, etc., así podrás crear pulseras totalmente exclusivas y personalizadas a tu gusto por menos de lo que imaginas.

¿Qué materiales necesito para estas pulseras?

  • El hilo o combinaciones de hilo que queramos.
  • Accesorios de metal, madera, plástico, etc.
  • Gancho para sostener los hilos.
  • Tijeras y cartón.

Preparar los hilos para hacer la pulsera

Comenzaremos cortando un hilo de un metro y medio con el color que más nos guste. De ese hilo cortaremos 50 centímetros y lo reservaremos. Es importante tener en cuenta el tamaño de la muñeca. Por eso, siempre hay que probar para ver el largo final y poder ensayar bien el punto.

Doblaremos cada hilo por la mitad parra que nos queden cuatro hebras. Deben quedar dos de 25 centímetros y otras dos de 50 centímetros. Recuerda, solo debes doblarlas, no hay que cortarlas. Haremos un nudo sujetando las cuatro hebras procurando que hacia arriba quede un ojal de 2 centímetros. Si le dejas un nudo solo quedará ideal para una pulsera de hombre. Si le incorporas un accesorio quedará una pulsera más femenina.

Hay que sujetar el ojal con fuerza para poder comenzar a hacer el punto de la pulsera. En este caso, pondremos el ojal en el gancho para que nos ayude a la confección de la pulsera. De esta forma, no se nos moverán los hilos ni perderemos el punto mientras estemos trabajando.

Comenzar a hacer los nudos

Pasaremos el hilo de la izquierda por encima de los cordones centrales, dejándolos flojos. Después pasaremos el hilo de la derecha por debajo de los hilos centrales. Lo cruzaremos por debajo del cordón de la izquierda. De esta forma, quedará un nudo que envolverá los dos cordones centrales. Lo ajustaremos fuertemente, tirando siempre de los cordones centrales y procurando subir bien el nudo que se creará.

El siguiente nudo es igual que el primero, pero al revés. Comenzaremos con el hilo de la derecha y lo pasaremos por encima de los hilos centrales dejándolos flojos. Luego pasaremos el hilo de la izquierda bajo los hilos centrales y lo cruzaremos bajo del hilo de la derecha. Debemos tener en cuenta que los hilos centrales tienen como misión sostener los nudos. Esa es la razón por la que son más cortos que los hilos laterales. Una vez hayamos terminado todos los nudos, podemos incorporar una argolla o hacerle un fuerte nudo final.

Cortaremos los hilos que sobran. Para poder ajustar la pulsera a la muñeca hay que hacer un nudo a los hilos finales. De esta forma, quedará una especie de bola un poco más grande que el ojal del otro extremo. Así podremos pasarla por el ojal y evitar que se salga. Otra alternativa es atar parte de los hilos que sobran metiéndolos por el ojal y después hacer un nudo. Otra alternativa interesante para asegurar la pulsera es ponerle un cierre. Para ello, podemos comprarlo en una mercería o una tienda especializada en productos DiY.

Si haces esta clase de pulsera con los nudos siempre desde la derecha o desde la izquierda, conseguirás un curioso efecto. Podrás ver que a medida que hay un nudo, parece que va girando en espiral. Esto es algo que se ve mucho mejor si la pulsera se hace con cuero o como en este caso, con hilo fino.

Consejos finales para hacer bien las pulsera de hilo

Puede que no te salga bien la pulsera al primer intento. Por ello, debes armarte de paciencia y practicar hasta conseguir soltura y hacer que te salgan perfectas. Puedes probar con diferentes tipos de hilo para ver su ancho y largo y ver cómo son los resultados. Debes tener paciencia y seguir los pasos uno a uno, el proceso es muy fácil. Cuando lo hayas hecho varias veces, verás cómo no te cuesta trabajo. Además, llegado el momento, podrás hacer una pulsera en cuestión de minutos.

Cuando ya tengas experiencia, podrás hacer variaciones más originales. Podrás incluir hilos de varios colores o materiales diferentes. También podrás comprar hilos para pulsera que tienen brillos, degradados y diferentes clases de patrones. Con ello, podrás crear todo un universo de propuestas diferentes con el que sorprenderás a cualquier persona.

Quien sabe, puede que hagas una profesional y conviertas tus creaciones en una fuente de ingreso además de pasatiempos. Muchos emprendedores de éxito han conseguido ganar dinero gracias a sus ideas en el arte de las manualidades