Los antimicóticos naturales son productos muy efectivos

Los antimicóticos naturales son productos muy efectivos

¿Cómo hacer... ?

Cómo prevenir y eliminar los hongos en las uñas

Son varios los motivos por los que se puede contraer la enfermedad más común de las uñas. Te mostramos la forma definitiva de eliminar los hongos.

Los hongos que aparecen en las uñas de los pies pueden convertirse en un problema de salud. En este caso, se necesita un tratamiento específico.

No importa el color que tengan tus uñas si tienes hongos, nunca hay que esperar a que siga creciendo esa amenaza. Lo más recomendable es ir al médico para que sea quien nos recete algo para eliminar los hongos.

¿Qué son los hongos?

Son muy comunes en las uñas de los pies aunque se pueden dar en las manos. En medicina se llama onicomicosis, pero todo el mundo los conocemos como hongos.

Una uña infectada puede contaminar otros dedos de la misma extremidad. Suelen aparecer debido a elementos del entorno externo, como por ejemplo:

  • Humedad
  • Altas temperaturas
  • Pasar demasiadas horas en la piscina
  • Usar zapatos estrechos todo el día
  • Utilizar calcetines ajustados y de materiales sintéticos

Los hongos afectan a aquellas personas que están en contacto con el agua o que sudan mucho. También se suelen dar en personas que tienen problemas de circulación, diabetes o cuenten con un sistema inmune débil.

Cuando se tienen hongos, las uñas comienzan a cambiar a color amarillento y se vuelven más gruesas. El color puede variar a verde, marrón, gris o incluso negro.

Podemos encontrar los hongos en una esquina de la uña o cubriéndola entera. Estos son ya casos extremos porque puede hacer que la uña acabe cayéndose. 

Consejos para que los hongos no se propaguen

Tendremos en cuanta estos aspectos: 

  • Es importante evitar caminar descalzos por zonas de afluencia de gente como pueden ser duchas públicas, piscinas, gimnasios, vestuarios, etc.
  • Antes de calzarse hay que prestar especial atención a limpiar y secar correctamente los pies.
  • Si nos cuidamos las uñas y las solemos cortar, solamente debemos utilizar un único cortauñas, de nadie más. A la hora de cortar las uñas, hay que hacerlo en ángulos rectos siempre que sea posible.
  • Los calcetines que usemos deben ser de algodón 100% porque absorben la humedad de los pies. En caso de que se mojen, lo que hay que hacer es cambiarlos y aplicar talco en los pies para evitar humedad. 
  • A la hora de usar calzado, hay que apostar por la piel de calidad y que no sean demasiado ajustados. Los hongos proliferan en ambientes oscuros, húmedos y con una mala ventilación.  Se debe ventilar tras su uso y no utilizarlos más de dos o tres días seguidos.
  • En cuanto al material, se recomienda el uso de calzado de cuero porque permite la transpiración.

Ajo para acabar con los hongos

El ajo es uno de los productos que más usos tiene dentro de los remedios naturales, además de aportarnos salud. Debemos picar un diente de ajo en un recipiente, incorporarle 7 gotas de zumo de limón y 3 de yodo. La mezcla se debe dejar reposar durante una semana. Posteriormente hay que aplicar una capa en la uña o uñas infectadas durante dos semanas.

Otra de las opciones que podemos hacer con el ajo es hervir 5 dientes en una taza de agua, verteremos la mezcla en un balde y colocaremos los pies remojándolos durante al menos 15 minutos. Luego hay que secarlos bien y repetir la operación todos los días al menos durante 4 semanas.

Tomillo, mucho más que una especia

Una idea excelente es tener un pequeño huerto urbano y cultivar tomillo, nos servirá para nuestros guisos y también para los molestos hongos. 

Herviremos 2 vasos de agua con 3 cucharadas de tomillo durante unos 5 minutos. Lo cubriremos y lo dejaremos enfriar, con un algodón empapado en la mezcla lo aplicaremos en las uñas afectadas. Repetiremos esta operación durante tres semanas.

Aceite de oliva, un gran aliado contra los hongos

El aceite de oliva es otra de los remedios caseros para combatir los hongos. Debemos mezclar 3 cucharadas de aceite de oliva con 3 gotas de aceite de árbol de té. El resultado lo aplicaremos en la zona afectada durante tres semanas.

Otra alternativa es mezclar una cucharada de aceite de oliva con tres gotas de aceite esencial de orégano. La mezcla la tendremos que aplicar también durante tres semanas.

Uso del bicarbonato de sodio

Mezclaremos el bicarbonato hasta formar una pasta. Posteriormente la aplicaremos con un algodón a toda la uña, procurando llegar al interior de ella. Lo dejaremos actuar durante unos minutos, enjuagaremos y secaremos bien. Repetiremos esta operación dos veces al día durante tres semanas.

Aprovecha el poder de limón para acabar con los hongos

El limón tiene unas propiedades estupendas a la hora de acabar con infecciones. Se puede aplicar el limón directamente sobre la uña afectada. Otra alternativa es exprimir dos o tres limones, verter el líquido en un balde y meter el pie afectado. Lo dejaremos en remojo durante unos 5 minutos y tendremos que hacerlo todos los días durante dos o tres semanas.

Vinagre, no es solo un aderezo

Para finalizar, no podemos olvidarnos de otro potente producto como es el vinagre,que podemos preparar nosotros mismos de forma casera y que utilizaremos para nuestra alimentación y para erradicar los hongos.   Para preparar este remedio tendremos que pone un vaso de vinagre de manzana en un recipiente con agua. Sumergiremos los pies durante 20 minutos y después los secaremos muy bien, procurando dejar los pies completamente libres de humedad.

Recuerda que esto son remedios caseros que no sustituirán a los medicamentos recetados por el médico.