La risa es una respuesta biológica producida como respuesta ante determinados estímulos. Si nos hicieran un escáner en el cerebro mientras nos reímos se vería con claridad que es algo poderosamente contagioso ¡Qué gran poder encierra una buena carcajada! 

Una de las primeras cosas que hacen los bebés es aprender a sonreír, incluso antes de empezar a hablar. La risa es un acto instintivo y natural con múltiples beneficios para la salud, por ejemplo está demostrado que la risa es capaz de reducir el estrés, la ansiedad e incluso la depresión, facilitando una actitud positiva. La risa unida a la positividad pueden ser las grandes estrategias para alcanzar nuestros logros y metas.

La risa nos desarma, nadie puede odiar mientras está riendo.

La psicología lo ha dicho rotundamente, reírse es una de las mejores medicinas. Cuando nos reímos el cerebro nos lo recompensa liberando diversas sustancias químicas, que son responsables de que nos sintamos felices y es algo que ni el dinero nos proporciona. 
Viendo un espectáculo de humor los vasos sanguíneos se dilatan, por lo que la sangre fluye con más facilidad llevando más oxígeno al resto del cuerpo. 
Cuando nos sumergimos en el sueño o hacemos meditación se crean en nuestro cerebro unas ondas llamadas "Alfa", pues bien, estas también se generan cuando reímos.

La risa puede ayudarnos a bajar el nivel de nuestras dolencias 

Cuando reímos el cerebro libera endorfinas. Ciertos estudios médicos han constatado que reírnos a menudo consigue que tengamos menos enfermedades cardiovasculares y por lo tanto, la persona que practica el buen humor, vive más años. Por ello, en muchos hospitales existen asociaciones que sin ánimo de lucro hacen su labor con métodos de "risoterapia", sabiendo que la risa en sí no va a curar pero que ayuda extraordinariamente.

¿La risa adelgaza? 

Malas noticias, la risa no hace quemar más calorías que el ejercicio físico, si queremos adelgazar debemos utilizar otras técnicas, pero con ella se aumenta el consumo de energía, algunos expertos han calculado que se consumen de diez a cuarenta calorías en diez minutos de risa. 
Como ocurre con ciertos olores, la risa refuerza los recuerdos, así que los buenos momentos están presentes durante toda nuestra vida, por ello en el colegio se debería aprender cada materia de forma divertida, sería mucho más fácil aprender y más difícil de olvidar.

¿La risa nos da felicidad o la felicidad nos hace reír?

En cualquier caso, el hecho de reír ya es en sí muy interesante, pues con ella nos alejamos de la depresión, nos aparta del estrés y nos hace ser más humanos y comunicativos, es una gran autoayuda. Ya en el metro de Madrid hay un cartel que nos insta a sonreír, ¿no es gracioso? La pena es que nos lo tengan que sugerir, cuando es un beneficio maravilloso gratuito y que se puede regalar sin miedo al fracaso. 

¿A quién no le gusta reir?

Hagamos una prueba, vayamos a lo largo de todo el día sonriendo, así es casi imposible que nos enfademos por cualquier tontería, la gente nos saludará también con una sonrisa, será más difícil que ese jefe que nos amarga, ese día lo siga haciendo. Nuestras conversaciones al teléfono con la sonrisa puesta serán más gratas y los problemas más fáciles de solucionar estando predispuestos a ser más positivos. 

La risa es un importantísimo medio de comunicación, no solo con los chistes nos reímos, lo hacemos con los emoticonos, con la forma de contar nuestras experiencias, etc., y es un comportamiento con el cual transmitimos que la gente nos gusta y que además la entendemos. 

No hay nada como reírse de uno mismo para conseguir un grado superior de autoestima, aunque es una capacidad que hay que aprender para poder ejercer y no todo el mundo lo consigue. Sin embargo es un ejercicio que nos conlleva a la paz interior. 

Nos han enseñado a ser implacables con nosotros mismos, la gran mayoría de las personas no aceptan sus errores y se castigan por ellos, terminando exigiéndonos demasiado. Tenemos que ser jueces imparciales con nosotros mismos, y aprender a mirarnos con generosidad; nuestros errores son humanos y una oportunidad fantástica para que mejoremos y maduremos. Cuando somos severos con nosotros mismos no dejamos sitio al humor, todo entonces gira sobre el deber y la seriedad y así nunca se puede ser feliz. Las cosas pasan de diferentes formas, pero tenemos que saber afrontarlas con humor y con el mínimo de sufrimiento, a ser posible. 

La risa une a las personas 

Todos reforzamos las relaciones gracias a la risa. Es una emoción que nos ayuda con las relaciones sociales en general. Las personas que utilizan el lenguaje de signos también intercambian la risa en ciertos momentos de sus conversaciones. Los individuos de ambos sexos dicen querer una pareja con sentido del humor, en el ranking de deseos es esta la característica mejor valorada, más que el físico, la cultura o la inteligencia. La risa es una magnífica forma de expresar nuestros sentimientos.

La risoterapia

Existen ya empresas que desarrollan e imparten talleres de risoterapia y los participantes cambian en muy poco tiempo su estado de ánimo y se remueven por dentro positivamente. Es una magnifica forma de romper el hielo cuando tenemos que hablar en público y nos sentimos cohibidos. 

Intenta ejercitar la risa todos los días, al principio seguro que te cuesta, pero poco a poco te harás todo un maestro. No importa cuanto tiempo hace que no te ríes, ni que tu risa te parezca fea o extraña, contra más te rías más sonidos agradables saldrán de ti y los pensamientos negativos irán desapareciendo y con ello ganarás confianza y felicidad.

El buen humor en general nos hace sentir optimistas y nos aleja del aburrimiento. Busca todos los días motivos para reírte y cada día será más fácil encontrarlos. Y si haces partícipe de tu risa a otros, además les harás el mejor favor que nadie pueda dar: la risa. Como dijo Daniel Rabinovich: "No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo, no saldrás vivo de ella".