Los muebles quedan nuevos con papel pintado

Los muebles quedan nuevos con papel pintado

¿Cómo hacer... ?

Cómo decorar muebles viejos con papel pintado

El papel pintado puede ser uno de los remedios caseros a tener en cuenta al restaurar muebles estropeados, aquí te enseñamos unos estupendos trucos. 

Seguro que en tu hogar cuentas con un mueble que no te gusta mucho y estás pensando en deshacerte de él. Para dar una nueva vida a cualquier mueble, se puede decorar con papel pintado.

Este tipo de decoración es una de las tendencias del momento con la que pueden conseguirse resultados espectaculares. Permite la creación de espacios únicos, no es difícil de hacer y no resulta tan caro como otras opciones.

En el caso que el mueble sea de metal, aconsejamos hacer otro tipo de restauración más apropiado.

En ocasiones nos surge este tipo de decoración después de haber pintado nuestra casa, pues veremos los elementos decorativos con otros ojos.

Decoración con papel pintado, una nueva vida para los muebles

Decorar con papel pintado cuenta con un gran número de ventajas, entre las que destacan:

  • El papel pintado es de fácil aplicación y no llevará demasiado trabajo lograr que el resultado esté a nuestro gusto. Si el proceso se hace correctamente quedará con un aspecto muy profesional, como si lo hubiéramos sacado de la tienda. Para ello, hay que tener en cuenta el material del mueble y el tipo de papel pintado que tengamos.
  • Encontraremos una gran variedad de propuestas diferentes en esta clase de papel. Colores, combinaciones, diseños e incluso hasta texturas, todo depende del papel elegido.
  • Con el papel pintado podremos cubrir correctamente algunas imperfecciones que pueda tener el mueble. De esta forma, rallones, golpes, pérdidas de coloración, etc., quedarán completamente disimulados.

Prepara el proyecto

Es conveniente que para realizar el proyecto te organices bien, para que no dejes el trabajo a medias o inacabado.

Se debe considerar cuál es el color y patrones que vamos a emplear. Para elegir el patrón de colores debemos tener en cuenta la combinación con el resto de los muebles y diferentes elementos decorativos de la estancia, así como los colores de las paredes.

Si no se tienen en cuenta aspectos como estos, el proyecto puede ser un desastre. Se puede crear un caos decorativo que hará que no quede bien en el entorno. Si se hace en un mueble pequeño, el fallo podría ser tolerable, pero en un mueble demasiado grande no.

Tendremos que tener también en cuenta si el mueble va a ir a una habitación pequeña.

Lijado del mueble

Al igual que sucede con las paredes a darle pintura, hay que preparar la madera del mueble. Por ello, lo primero que debemos hacer es lijar perfectamente toda su superficie

Hay que llevar el mueble a un espacio amplio. Colocaremos un plástico en el suelo, una caja de cartón abierta o un buen número de papeles de periódico. De esta forma, los restos de madera quedarán recogidos y no ensuciaremos nuestra zona de trabajo.

Si se tiene una lijadora el trabajo será mucho más fácil aunque también se recomienda comprar papel de lija para los espacios que no llega la lijadora. Cuando todo esté lijado, limpiaremos el mueble de polvo.

Aplicar el adhesivo a la superficie del mueble

Cuando el mueble esté preparado, podemos comenzar con la pasta adhesiva. Se puede comprar un rodillo especial para dicha pasta.

Se deben medir las dimensiones requeridas y después aplicar el adhesivo al papel pintado. Siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Corte y aplicación del papel

Las medidas deben ser exactas, por lo que el proceso de medida debe ser muy preciso, y así tendremos un importante ahorro al no desperdiciar papel.

Debemos alinear el papel con la superficie cuando lo coloquemos. Usaremos un rodillo para alisar papel en dirección hacia los exteriores para eliminar burbujas de aire. Cuando se apliquen toques finales con el rodillo, hay que cuidar los bordes y esquinas. El objetivo es hacer que el papel pintado se adhiera por completo a la zona donde se aplica el papel encolado.

¿Cómo empapelar superficies de vidrio?

Si se desea trabajar sobre superficies de vidrio, el adhesivo no puede usarse. En este caso, el papel pintado se fija con cinta adhesiva de doble cara. El proceso no es difícil, pero hay que tener paciencia y buena motivación, así como un buen pulso para conseguir unos buenos resultados.

Lo primero que hay que hacer es colocar la cinta de doble cara e ir poco a poco creando una base firme. Cuando se coloca el papel pintado hay que ir paso a paso. Debemos ir de abajo a arriba y de derecha a izquierda para poder evitar burbujas y dobleces.

Una vez hayamos cubierto todas las superficies de vidrio del mueble que queremos decorar, llega el siguiente paso. Podemos usar barniz de alto brillo y aplicarlo con una brocha de gran tamaño para cubrir la máxima superficie posible. Es importante tener en cuenta que el barniz debe ser adquirido en una tienda de artesanía, tiene que ser específico. Otra idea es utilizar pintura en ciertas partes del mueble, para conseguir un diferente acabado.

Si no se encuentra esta clase de adhesivo, se puede usar papel celofán auto-adhesivo transparente. Debe tener las mismas dimensiones que el papel pintado y hay que tener muy buen pulso para aplicarlo. Además, se debe evitar a toda costa cualquier clase de burbuja. Si aparecen, se pueden pinchar con una aguja y alisar.

De esta forma, habrás decorado tu casa nuevamente, convirtiéndola en el hogar que deseas.