Utiliza lápices de colores para dibujar tu vida

Utiliza lápices de colores para dibujar tu vida

¿Cómo hacer... ?

Cómo aprender a dibujar sin tomar clases

¿Te gustaría aprender a dibujar? Te mostramos el camino para desarrollar tus habilidades manuales y mejorar tus dotes artísticas de forma fácil y sencilla. 

Muchos creen que para aprender a dibujar es necesario tener un talento natural con el que solo nacen unos pocos. Aunque bien es cierto que existen esa clase de personas, que tienen una capacidad casi mágica para trasladar al papel dibujos prácticamente perfectos, también es cierto que existen métodos para que, aquellas personas que no disponen de ese don para el dibujo, puedan aprender de una forma sencilla.

Vamos a darte las pautas para que aprendas a dibujar de la forma más fácil posible, pero es necesario que pongas mucho de tu parte, ya que en la práctica estará el secreto. 

Los materiales básicos para aprender a dibujar

Hay diversos materiales que puedes emplear en el dibujo, sin embargo, vamos a recomendarte los más básicos para que puedas comenzar a desarrollar toda tu creatividad:

  • Lápices: utiliza lápices de diferentes durezas, si no quieres complicarte demasiado, puedes usar uno que no sea muy duro, por ejemplo, un lápiz del 2B.
  • Papel: lo ideal es que adquieras un cuaderno de dibujo para lápices o para lápices de colores, no obstante, para dar tus primeros pasos puedes usar folios de A4, de entre 80 y 100 gramos. Si quieres puedes ser aun más creativo y hacer tu propio papel, reciclando el papel que tengas para tirar. Te mostramos la forma de hacerlo.
  • Goma de borrar: la goma de borrar te permitirá, por un lado eliminar errores y por otro crear brillos en tus dibujos. 
  • Un difuminador: con esta herramienta crearás sombras en tus dibujos.

Practica a diario

Uno de los factores clave para que veas resultados positivos, es que practiques el dibujo a diario, de este modo lograrás soltura en el trazo y podrás aprender a medir la presión adecuada de los mismos. 

Lleva tu cuaderno de dibujo contigo siempre que puedas y haz a diario una pausa aunque sea de 10 minutos para realizar un dibujo, empieza a dibujar objetos pequeños.

Busca inspiración en fotografías

Al principio no serás capaz de hacer dibujos sacados de tu imaginación, ya que llegar a este nivel requiere de mucha práctica por tu parte. Primero debes asentar conocimientos y para ello la mejor manera de lograrlo es buscar inspiración en fotografías.

Una buena idea es extraer elementos de fotografías de revistas ya que tienes una gran variedad de temas para dibujar. Sigue estos pasos:

  • Selecciona el elemento que quieres dibujar de una fotografía.
  • Fíjate bien en los trazos más básicos del dibujo y haz un boceto realizando trazos muy suaves que puedas borrar, sólo con figuras geométricas.
  • Refina el boceto dando formas más precisas al contorno y borra los trazos del boceto inicial.
  • Céntrate en dibujar los detalles.
  • Sombrea utilizando un difuminador.
  • Da brillos con la goma de borrar.
  • Retoca lo que consideres necesario para dar por finalizado tu dibujo.

Una vez acabas un dibujo debes tratar de analizar en qué has fallado, es recomendable que, una vez analizado el dibujo y sacando como conclusiones qué se puede mejorar, repitas el mismo dibujo al día siguiente, así podrás comparar y ver si has conseguido perfeccionarlo.

Mejora las sombras y los brillos

Los dos factores que darán más realismo a tus dibujos son, sin lugar a dudas, las sombras y los brillos. Cuanto mejor domines esta parte, más impresionantes serán tus creaciones.

Para perfeccionar las sombras y los brillos, puedes fijarte en dibujos que ya hayas creado y tratar de volver a dibujarlos prestando la máxima atención a la luz. Una vez acabes debes comparar tu primer dibujo con el dibujo en el que estuviste atento a la luz y las sombras ¿ha mejorado?

Si no ha mejorado puedes tratar de realizar otro tipo de ejercicios para lograr destreza, como por ejemplo colocar sobre un escritorio una serie de objetos e iluminarlos con una lámpara desde diferentes ángulos.

Trata de hacer dibujos de objetos que ya hayas dibujado antes, pues te resultará más fácil debido a que ya has hecho trazos similares y podrás fijar tus esfuerzos en aprender a dibujar la luz y la sombra.

Recuerda que debes utilizar el difuminador para suavizar la sombra y emplea la goma de borrar para marcar los brillos.

El uso de la perspectiva

Una vez que consigas mejorar tu destreza en el dibujo de objetos individuales, llega el momento de dibujar escenas o paisajes.

Para conseguir realizar este tipo de dibujos con profesionalidad es necesario que aprendas a emplear la perspectiva, es decir, a dibujar los objetos con diferentes tamaños dependiendo de si están a más o menos distancia de ti. También es la capacidad para dibujar un objeto desde diferentes ángulos dependiendo de la posición del observador.

Sigue estos consejos para dibujar con perspectiva:

  • Si vas a dibujar un paisaje, traza a mano alzada la línea del horizonte, que es la línea donde vemos como la tierra se une con el cielo.
  • Identifica los dos puntos de fuga, es decir las direcciones en la que los objetos desaparecen.
  • Para cada objeto de tu escena dibuja una línea horizontal que pase por el centro de tu objeto y otra línea en vertical.
  • Traza desde la parte superior de cada objeto una línea que vaya hasta el punto de fuga y después otra desde la parte inferior del objeto, de modo que puedas marcar su perspectiva.
  • Analiza en qué punto el objeto "desaparece" del ángulo de visión y traza una línea vertical para marcarlo.

Una vez que has realizado todas estas marcas que permitirán crear tu escena en perspectiva llega el momento de ir dibujando elemento a elemento como lo hacías cuando copiabas objetos de fotografías. Primero trazas un boceto con figuras geométricas que después irás mejorando hasta añadir el máximo número de detalles, incluyendo las sombras y los brillos.

Dibuja retratos

Es recomendable que no empieces desde el primer momento a dibujar retratos, ya que es una parte del dibujo complicada, es mejor que empieces en el orden que te hemos marcado en esta guía.

Sigue estos consejos en el dibujo de retratos:

  • Dibuja un primer boceto de la cara sin ningún detalle, para después ir acotando tal como hacíamos con los objetos.
  • Dibuja los ojos aproximadamente a la mitad de la cara
  • Presta especial atención a los ojos, la nariz y la boca, son los tres rasgos faciales que más van a determinar la perfección de tu retrato.
  • Cuidado con las proporciones: es muy habitual estropear un retrato por no haber proporcionado correctamente cada una de las partes. Antes de comenzar con los detalles,debes asegurarte de que las proporciones son adecuadas.