Facilitamos su sueño y tu descanso

Facilitamos su sueño y tu descanso

¿Cómo hacer... ?

Cómo dormir a un bebé: formas sencillas de lograrlo

Te damos algunas claves para dormir a un bebé de forma inmediata. Estas rutinas facilitarán la relajación del bebé y le ayudarán a conciliar el sueño.

Es muy habitual escuchar a los padres de un bebé decir que no pueden pegar ojo porque el pequeño se pasa la noche reclamando la presencia de su mamá o su papá, principalmente para recibir alimento.

Hay una serie de trucos y consejos que podemos aplicar para conseguir dormir al bebé, no obstante, cabe mencionar que cada bebé es distinto y los trucos que funcionan para uno pueden no funcionar para otro. Normalmente los padres acaban comprendiendo qué táctica funciona mejor con su bebé a base de intentos, así que no te desanimes si a la primera no funciona.

El uso de aplicaciones para dormir a un bebé

Uno de los métodos más modernos consiste en recurrir al uso de aplicaciones para el móvil o tablet que prometen ayudar a dormir a tu bebé. A continuación, vamos a listar las aplicaciones más comunes para la causa:

  • Baby Sleep. Existe versión gratuita y versión de pago en esta aplicación. La gratuita nos permite reproducir hasta 30 minutos de sonidos relajantes para que el bebé se duerma, mientras que en la versión de pago podemos tener tiempo de reproducción ilimitado. Esta versión también nos permite grabar nuestros propios sonidos para reproducirlos después.
  • Instant Baby Sleep. Es similar a la aplicación anterior, pero sin limitación en el tiempo para reproducir los sonidos que elijamos. Algunos de los sonidos que tenemos a nuestra disposición son los conocidos como "sonidos de ruido blanco", como por ejemplo el del secador de pelo. Este tipo de sonidos se caracterizan por ser monótonos y ayudan mucho a calmar al bebé y a que se relaje hasta dormirse.
  • Baby-Silencer. Es una aplicación que emite luces en movimiento suaves que llamarán la atención del bebé haciendo que se concentre en ellas, se calme y consiga conciliar el sueño rápidamente. Hay varios patrones de luces que se pueden cambiar simplemente tocando la pantalla del teléfono. 
  • Duerme Bebé: Ruido Blanco. Cuenta con una gran variedad de ruido blanco y canciones de cuna para que el bebé se duerma en poco tiempo.

Prepara un entorno agradable para dormir al bebé

Al igual que nos sucede a los adultos, los bebés necesitan un entorno agradable para dormir, pero también necesitan seguir cierta rutina que asocien al sueño. Estableciendo una rutina será más sencillo que se duerman cuando deseamos que lo hagan. Sigue estos consejos:

  • Antes de acostar al bebé dedica media hora previa a ventilar la habitación.
  • La temperatura de la habitación del bebé debe estar comprendida entre los 22ºC y los 24ºC preferiblemente.
  • Baña al bebé en agua tibia antes de acostarlo.
  • Dale el pecho media hora antes de acostarlo. Acostarlo inmediatamente después de amamantarlo puede suponer que le cueste más dormir, ya que tendrá gases que no se lo permitirán.
  • Ponle un pijama con el que se sienta cómodo, preferiblemente de algodón.
  • Acuesta a tu bebé siempre a la misma hora, lo ideal suele ser entre las 19:00 y las 20:00 horas.
  • Mécele en brazos antes de acostarlo en la cuna y cántale una nana.
  • Dale un chupete: a los bebés les relaja mucho el efecto de succionar, es por ello que muchas veces se quedan dormidos mientras se les está dando el pecho.
  • Deja un peluche en su cuna: a los bebés les gusta dormir en compañía y si no pueden hacerlo al lado de un hermanito, lo mejor es que les dejemos un peluche. No es recomendable que duerman con sus papás, aunque de vez en cuando podemos permitirnos este capricho, si se sigue como rutina puede ser perjudicial ya que se puede convertir en un hábito y cuando queramos que duerma en la cuna no lo lograremos.
  • Déjalo en la cuna cuando hayas conseguido que se quede adormilado.
  • Trata de despertar a tu bebé siempre a la misma hora con un margen de media hora por exceso o por defecto.

Consejos para que tu bebé se despierte menos

Una vez que hemos conseguido dormir al bebé, lo que nos debe interesar aprender es evitar que se despierte o que lo haga lo menos posible. Para lograrlo debes seguir estos consejos:

  • No acudas inmediatamente cuando llora: puede resultar difícil al principio, ya que como madres y padres queremos que nuestro bebé se sienta cómodo y bien atendido. Sin embargo, si acudes inmediatamente cuando llora harás que se despierte más seguido, pues sabe que cuando lo pide vas en su ayuda. Déjalo unos minutos que llore, es posible que se calme y se vuelva a dormir, si tras pasados 7 u 8 minutos sigue llorando, entonces sí, acude y atiende al pequeño.
  • Las siestas son importantes: Un bebé duerme mucho, lo necesita. No debes pensar que por acortar el tiempo de la siesta el bebé va a dormir más por la noche, esto es falso. Tu hijo debe dormir entre 2 y 4 veces a lo largo del día, en caso contrario pasará una noche mala debido al cansancio, es por este motivo la importancia de no saltarse las siestas. Lo que sí debes tener cuidado es de que las siestas no estén próximas a la hora del sueño nocturno.
  • Los masajes son beneficiosos: A los bebés les encantan los masajes (y a quién no...). Es recomendable que le proporciones a tu bebé un pequeño masaje después del baño, le ayudará a liberar tensiones y dormirá más profundamente por lo que se despertará menos. Dedica unos 10 o 15 minutos en masajearle suavemente la cara, los hombros y las piernas. 

Método "Oompa Loompa"

Este método fue descubierto por unos padres cuya demostración de que funcionaba se publicó en Youtube alcanzando un gran éxito de visitas. Es probable que no funcione con algunos bebés, pero ya son muchos los padres que lo han probado en sus hijos obteniendo buenos resultados.

Si quieres dormir a tu bebé empleando el método Oompa Loompa debes sostener a tu bebé sobre tus rodillas y debes mecerlo suavemente de arriba abajo al ritmo de Oompa Loompa. La mejor forma de sujeción del bebé consiste en cogerlo por debajo de los brazos apoyando los pulgares sobre sus axilas mientras que el resto de dedos se encargan de sujetarle la cabeza.