Persona incómoda  hablando por teléfono. ¿Soltando alguna trola quizá?

Persona incómoda hablando por teléfono. ¿Soltando alguna trola quizá?

¿Cómo hacer... ?

Cómo saber si alguien miente

Pistas para que puedas detectar mentiras según las microexpresiones gestuales y el análisis del lenguaje corporal y puedas saber si alguien miente.

Dicen que “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”. Sin embargo, si no tienes un polígrafo a mano, detectar mentiras de alguien cuando nos habla no siempre es una tarea sencilla, ya que, aun teniendo buenos conocimientos del lenguaje corporal, a veces se pueden malinterpretar las señales que nos llegan.

Para ser buenos detectando mentiras sólo hay un truco y es el de entrenar nuestras habilidades de observación, percepción y análisis, sólo así lograremos llegar a conclusiones más fiables. Vamos a enseñarte las bases para que puedas detectar mentiras por ti mismo/a, teniendo en cuenta los aspectos más importantes del lenguaje corporal, las microexpresiones y las reacciones de alguien que miente.

El estado de ánimo según las microexpresiones faciales

Las microexpresiones faciales son unos pequeños gestos que hacemos de forma totalmente involuntaria y que duran apenas unas milésimas de segundo, por lo que son apenas perceptibles. Sin embargo, estudios han demostrado que cuando mentimos solemos realizar unas microexpresiones faciales muy concretas, que además también sirven para detectar nuestro estado de ánimo real.

A continuación te vamos a detallar las microexpresiones faciales que se producen según el estado del ánimo de la persona, para que podamos descubrir si la persona que analizamos está enfadada, feliz, triste, etc… Esto nos será muy útil a la hora de detectar mentiras.

Desprecio: uno de los extremos del labio se tensa y se levanta ligeramente.

Tristeza: los párpados superiores estarán algo caídos, la mirada puede estar algo perdida y los labios algo caídos.

Sorpresa: cejas levantadas, boca abierta y ojos más abiertos de lo normal.

Miedo: cejas levantadas y algo más unidas de lo normal. Los párpados superiores se levantan y los inferiores se muestran tensos. Los labios se estiran.

Asco: nariz arrugada y labio superior levantado.

Felicidad: se elevan las mejillas y se forman pequeñas arrugas alrededor de los ojos.

Enfado: las cejas se bajan y se unen. Los labios se estrechan.

Si quieres mejorar tu habilidad de detectar mentiras, debes intentar aprender a reconocer estos pequeños gestos, pero debes saber también que existen muchísimas microexpresiones y que es muy difícil dominar su detección sin años de entrenamiento. ¡Debes ser muy constante!

Lo que nos dice el lenguaje corporal

El lenguaje corporal es todo aquello que transmitimos de forma no verbal. Las posiciones, los gestos y los movimientos que realizamos con el cuerpo pueden ser indicadores de nuestro estado de ánimo y de nuestras emociones. Por ello han sido el centro de atención de muchos estudios, sobre todo en aquellos que pretenden descubrir cuando una persona miente.

Nuestro cuerpo ante ciertas situaciones pone al sistema simpático en acción y hay ciertos indicios que nos delatan ante las mentiras. Por ejemplo, tocarse la nariz, taparse la boca o tocarse la barbilla, son indicios de que una persona puede estar mintiendo.

A continuación, te listamos algunos más:

  • Levantar los hombros al mismo tiempo que se está realizando una afirmación sobre algo.
  • Mover la cabeza hacia los lados cuando se afirma algo.
  • Levantar las cejas mientras se niega algo.
  • Mover los pies o las piernas.
  • Mirada fija, sin pestañear.
  • Cubrirse zonas del cuerpo como el abdomen, la garganta o la cabeza.
  • Tragar saliva.

Trucos para detectar mentiras

Si quieres complementar la información que obtengas con las microexpresiones y con el lenguaje corporal, puedes ayudarte de unos trucos con los que te será mucho más sencillo determinar si una persona está mintiendo o no.

Haz preguntas que se respondan de forma corta: Una persona que miente tiende a aportar demasiada información. Si por ejemplo haces una pregunta como “¿Qué estuviste haciendo ayer por la noche?”. Una persona que dice la verdad te responderá con la información justa, un “Ir al cine”, “Ir a cenar con mi novio”, etc… pero una persona que miente te contará lo que hizo por la noche lo que hizo después e incluso se intentará justificar aportando pruebas de que lo que te está contando es real.

Cuando hagas una pregunta fíjate si la persona a la que se la haces, repite la pregunta. Por ejemplo, si preguntas “¿Has limpiado tu cuarto?”, una posible respuesta de un mentiroso sería, “¿Qué si he limpiado el cuarto? Sí, mamá, he limpiado el cuarto”.

Cuando creas que te están mintiendo, una buena forma de comprobar si tus sospechas son reales es cambiando de tema de conversación, si notas que el cambio de conversación hace que la otra persona se sienta más relajada, muy probablemente te estuviera mintiendo antes.

Recorre la historia al revés, si la historia que te han contado es real, no le resultará difícil recorrer los hechos en orden inverso, pero si la historia es inventada será fácil que se equivoque o se relaten contradicciones.

Ahora que ya conoces todos estos trucos, seguro que puedes ponerlos en práctica y te sorprenderás de lo que puedes llegar a descubrir.