Una pareja de tortolitos se besa apasionadamente en una paradisíaca playa al atardecer

Una pareja de tortolitos se besa apasionadamente en una paradisíaca playa al atardecer

¿Cómo hacer... ?

Cómo besar bien en la boca

El no saber cómo besar bien en la boca es un hándicap, por ello te damos algunas pautas para que todo salga perfecto en un momento tan especial.

Para muchas personas, el no saber cómo besar bien en la boca es un hándicap. Los nervios y el hecho de no preparar bien la situación pueden arruinar un momento que debe ser bonito, cálido y excitante.

Si no tienes mucha experiencia besando o crees que no lo haces correctamente, es posible que necesites algo más de preparación en el arte de besar. Al igual que ocurre con otras muchas cosas, besar bien es cuestión de práctica, debemos controlar nuestra respiración y no dejarnos llevar por los nervios o las prisas. En el caso de que sea tu primer beso con alguien, te vamos a dar unas indicaciones para que todo salga de cine y, posteriormente, vamos a darte unas pautas para besar bien con los labios cerrados y con los labios abiertos. ¡Nada saldrá mal si sigues estos consejos!

Prepárate para el beso

Mantén tus labios preparados: lo primero que se debe hacer es tener cuidados los labios y bien limpia la boca. Es importante tener los labios cuidados con un protector labial. Los dientes deben estar bien cepillados y el aliento debe ser agradable. A ninguna persona le gusta besar a alguien que tenga mal aliento, ¿no crees?.

Aliento fresco: nunca está de más llevarse un caramelo para refrescar el aliento. Si vais a cenar, procura que la cena no sea demasiado picante o tenga ajo, cebolla, pescado o quesos fuertes porque hacen que el aliento huela mal.

Nervios fuera: hay que confiar en uno mismo. Es lógico que, al dar un beso, tengamos nervios, sobre todo si es la primera vez. Se debe intentar estar lo más relajado/a posible.

El primer beso

Un primer beso es un momento importante, puede ser el comienzo de algo muy bonito y por ello prepararlo para que todo salga de película es altamente recomendable. Si vas a tomar la iniciativa de dar un primer beso, puedes seguir los consejos que te vamos a dar a continuación para que todo salga perfecto.

Elige un lugar romántico: un ambiente romántico puede ayudar mucho. Si es un espacio público evita que haya mucha gente cerca, ya que pueden estropear el momento. Lo mejor es buscar un lugar que ofrezca intimidad, os sentiréis más cómodos y estaréis más concentrados el uno en el otro.

Prepara el momento: busca el momento adecuado, una vez lo tengas, no debes lanzarte sobre el chico o la chica para dar el beso. Tómatelo con calma, empieza por conseguir algo de contacto físico, una caricia en el brazo o acercarte al cuello de tu compañero/a para oler su perfume pueden ser unas ideas para tener un contacto más cercano antes de besarle.

Consigue contacto visual: una vez hayas conseguido acercarte más a tu pareja, puede ser el momento de dar el beso, pero antes debes establecer contacto visual. Normalmente y según establecen ciertos estudios del lenguaje no verbal, si mira tus labios, es que también está deseando besarte.

El momento del beso: es el momento del beso, acércate lentamente hacia sus labios con cuidado de que no haya choque de nariz. Para ello, ladea tu cabeza ligeramente hacia el lado que te resulte más cómodo besar. Cuando vuestros labios se junten, cierra los ojos.

Labios relajados: a veces, las ganas de besar y los nervios del momento pueden hacer que lo echemos todo por la borda juntando demasiado los labios, con demasiada fuerza. Debes tener los labios relajados y entreabiertos. Deja que el momento fluya por sí solo.

Respira: no tener un buen control de la respiración puede echar al traste todo el momento. Es fundamental que respires por la nariz. Puedes entrenar la respiración unos días antes del momento del beso, para ello puedes simular el que besas a tu chico o chica, besando tu mano a la par que controlas la respiración.

Controla el tiempo: no debes dar un beso ni demasiado largo ni demasiado corto, intenta que no dure más de 30 segundos, os quedaréis con ganas de más y… ¡Esa es la idea!.

Finaliza el beso con una sonrisa: aléjate suavemente de tu pareja mientras vas abriendo los ojos y recibe su mirada con una sonrisa, de este modo le estás diciendo que te ha encantado. Puedes aprovechar para decirle algo bonito.

Besar con los labios cerrados

Tómatelo con calma: las prisas no son buenas y cuando vamos a besar tampoco. Acércate suavemente a tu pareja y dale un par de besos suaves y lentos con los labios cerrados. Mantén los ojos cerrados cuando pongas en contacto tus labios con los suyos.

Segunda ronda: tras los primero besos iniciales, sepárate un poco de tu pareja, abre ligeramente los ojos y aprovecha para introducir tus manos en escena. Tócale la cara o acaríciale el pelo mientras te acercas suavemente para volver a besarle.

Rodéale con los brazos: si todo va bien, es el momento de aumentar más el contacto físico, rodéale con los brazos mientras le besas. Es posible que llegados a este punto aumente la pasión entre vosotros y sea un buen momento para dar un beso con los labios abiertos.

Besar bien con los labios abiertos

No empieces directamente un beso con los labios abiertos, ya que suele ser una muestra de no controlar la situación. Si besas directamente con la boca abierta, puede que tu pareja interprete que estás yendo demasiado rápido, por lo que es mucho mejor comenzar este tipo de beso tras haberos besado previamente con los labios cerrados.

Abre la boca ligeramente: no abras la boca demasiado, sólo lo justo para poder acariciar suavemente el labio inferior de tu pareja con los tuyos.

La lengua quieta: al menos de momento, céntrate primero en juguetear con los labios, no hay prisa para que la lengua entre en el juego.

Juguetea con la lengua: es el momento de comenzar a usar la lengua. Comienza juntando de forma muy suave la punta de tu lengua con la suya, haz movimientos lentos para que sea fácil seguir a tu pareja o para que tu pareja te siga a ti.

Usa las manos: no olvides acariciar la cara o el cuerpo de tu pareja con las manos a la par que le besas, añadirá mucha más pasión al momento.

Un beso más apasionado: si todo va bien, puedes dar más juego a tu lengua e introducirla más en la boca de tu pareja jugueteando con su lengua con movimiento lentos. Haz movimientos en círculo siguiendo un ritmo moderado.

Esperamos que los consejos te hayan resultado útiles y que disfrutes de la situación cuando llegue el momento de besar a esa persona que deseas.