Trucos de cocina

Qué sembrar en septiembre en tu huerto para despedir el verano

Con la llegada del otoño a la vuelta de la esquina, es el momento de plantearnos qué sembrar en septiembre en nuestro huerto. Hay muchas opciones disponibles. 

Noticias relacionadas

En septiembre los niños vuelven a clase, muchas personas retoman su rutina y los huertos vuelven a sembrarse tras las muchas recogidas de frutas, verduras y hortalizas que tienen lugar en agosto. Por eso, es el momento de plantearnos qué se puede sembrar en septiembre para así organizar nuestro calendario de plantación. 

También es una información muy útil si te gusta plantar en macetas dentro de casa y quieres ir acorde a la temporada, por supuesto. 

En septiembre vuelven las lluvias, los días comienzan a acortarse y las temperaturas pasan a ser más suaves. Cada zona de España es diferentes, pero en general este patrón se cumple en todas partes. 

Qué sembrar en septiembre

Hablamos de qué sembrar en el hemisferio norte, ya que el calendario es diferente para el hemisferio sur, donde encaran la primavera y no el otoño. 

Sembrar acelgas

Si llegamos tarde durante el mes de agosto para plantar acelgas, septiembre es otro buen momento para ello. Las acelgas pueden sembrarse durante todo el año pero es preferible evitar los meses fríos, de ahí que septiembre siga siendo un buen mes para su cultivo. Habrá que regarlas a diario, por goteo si es posible evitando que el agua caiga directamente sobre las hojas para que no se pudran, y con una separación de entre 30 - 40 cm entre las semillas para que tengan espacio para crecer. 

Cultivar alcachofas

La alcachofa prefiere temperaturas templadas, por lo que septiembre es un buen mes para plantar esta hortaliza. Puede regarse mediante goteo o bien inundando el surco en el que plantemos las alcachofas pero siempre que tengamos seguro que el terreno drena muy bien el agua. Deben plantarse en hilera y hay que tener en cuenta que se aconseja que no se rote el terreno en el que se ha cultivado alcachofa, sino que se mantenga durante varios años, por lo que lo ideal es situarlo en una zona apartada del terreno en la que no moleste.  

Plantar apio en septiembre

Ya que es capaz de resistir heladas ligeras pero no se recomienda someter una plantación de apios al frío extremos, septiembre es un mes estupendo para sembrar apios. Necesitaremos un suelo muy rico en nutrientes y profundo, un riego no demasiado abundante pero sí frecuente y plantarlo en hileras. 

A la hora de recogerlo, no es necesario sacarlo de raíz, sino que con cortar la planta al ras de suelo es suficiente. De ese modo, la planta volverá a crecer sin que tengamos que sembrar de nuevo. 

Sembrar en septiembre brócoli

El brócoli o brécol es una planta que soporta perfectamente el frío, por lo que septiembre es un buen mes para plantarlo y que comience a crecer en una época fría. Necesita un suelo húmedo constantemente y una vez que ha crecido conviene regar por goteo o bien el pie del brócoli para evitar que se pudra. 

A la hora de recolectarlo hay que cortar la cabeza central del brócoli y cubrir el tallo que queda en la tierra de nuevo para que vuelva a germinar. Por tanto, se recomienda cultivarlo en una zona apartada, ya que no será un cultivo rotativo. 

El mejor momento para sembrar calabacín

Sembrar en septiembre calabacines es un momento perfecto ya que crecen en apenas 40 días y necesitan de temperaturas que no sean extremas. El suelo en el que los plantemos debe estar siempre húmedo pero no encharcado y es mejor escoger una zona con mucho sol para ellos. 

La flor que sale del calabacín también se come, así que cuando recojas esta verdura no la deseches y prueba a cocinarlas. 

Sembrar cebollas

Los meses en los que la lluvia no es constante son buenos para plantar las cebollas, ya que hay que regarlas hasta que el bulbo crezca y después el riego debe ser menos frecuente. De ahí que aún septiembre sea buen momento para sembrar cebollas. Tras cuatro meses podremos recogerlas. 

Plantar coliflores

Para recoger las coliflores en invierno, antes de que llegue el frío más fuerte, lo ideal es plantarlas como tarde en el mes de septiembre, mes en el que ya hemos pasado el mayor calor, que tampoco conviene a la coliflor. Necesitará riego por goteo para así evitar que las hojas se mojen y se pudran. 

Cultivar escarolas

Si plantamos escarola en septiembre podremos recogerla durante el otoño, aunque la realidad es que se pueden sembrar durante todo el año. Esta planta necesita ser trasplantada pasados 25 días de su cultivo, porque al crecer necesitará más espacio. Esta plantación debe ser en hileras y dejando 50 cm entre plantas. Necesitan el terreno húmedo constantemente y hay que evitar que se mojen las hojas. 

Plantar espinacas

Existen muchas variedades de espinacas, por lo que puede plantarse durante todo el año. En caso de que queramos sembrarlas en septiembre, lo mejor es dejarlo para finales de mes, cuando ya esté más próximo el otoño. De ese modo, el calor no amargará el sabor de las espinacas si estas maduran demasiado deprisa. 

Debe plantarse en una zona de sombra y en terrenos que estén húmedos siempre gracias al riego. Tan solo un par de meses después de su siembra podremos recolectarlas. 

Cultivar guisantes

El guisante es un cultivo que funciona muy bien de cara al invierno gracias a su alta tolerancia al frío y las heladas. Alrededor de los 20º C es cuando mejor se desarrolla. Deben plantarse en hileras y el suelo debe estar húmedo pero no en exceso. Hay que recogerlos cuando las vainas están llenas pero antes de que el guisante se endurezca porque entonces no servirá de nada el esfuerzo. 

Sembrar habas

Desde septiembre hasta marzo podremos sembrar habas en nuestro huerto. Deben plantarse las semillas en surcos, con una separación entre semillas de 30 cm y a una profundidad de no más de 5 cm. En tan solo 10 días ya habrán germinado y se trata de un cultivo que puede estar produciendo habas durante años. 

Deben sembrarse en zonas de mucho sol y en suelos húmedos pero bien drenados. 

Sembrar lechuga

Las lechugas necesitan un suelo siempre húmedo y es mejor que escogemos meses en los que el calor no es muy intenso para cultivarlas, aunque dependiendo de la variedad puede aguantarlo bien. Hay que escoger una parcela de tierra entre sol y sombra para que crezcan correctamente y con riego continuo. 

Además, si eres novato con los huertos, te aconsejamos lanzarte a la siembra de lechugas porque es un cultivo fácil y rápido que en dos meses dará las primeras lechugas.

Cultivar lentejas

Todos sembramos lentejas en un vasito de yogur y entre algodones cuando íbamos al colegio. Lo que demuestra que estas legumbres son muy agradecidas y que germinan muy rápido. 

Hay que regar el cultivo de lentejas a diario y protegerlo de las heladas. Estarán listas para recoger cuando las lentejas se vean con un color entre verde y amarillo. 

Sembrar lombarda

Estas crucíferas necesitan humedad regular pero es muy importante vigilar que el terreno donde las sembremos no se encharque y menos aún cuando la planta ya tenga hojas. 40 días después de sembrarlas hay que trasplantarlas dejando 50 cm a su alrededor entre lombarda y lombarda. En primavera podremos cosechar nuestras primeras lombardas. 

Plantar nabos

Los nabos se siembran en septiembre a comienzos de la primavera. Necesita de un suelo húmedo y un espacio de 10 cm entre plantas para crecer bien. Tan solo 40 días después de haberse plantado ya se podrán recoger los primeros nabos. 

Cultivar patatas en septiembre

Lo mejor para la siembra de la patata es adelantarnos a las primeras heladas, por lo que el comienzo del mes de septiembre es un buen momento. Se trata de una siembra tardía pero igualmente válida. Lo importante es que el suelo de cultivo esté preparado antes de la plantación y después vigilar que haya humedad constante, además de espacio suficiente entre patatas para que crezcan sin problemas. 

Cultivar rabanitos

Los rabanitos crecen mejor a pleno sol, aunque pueden sembrarse durante todo el año. Lo más importante es que no les falte ni luz ni agua para así conseguir que crezcan rápido. 

Sembrar repollo

El fin del verano es el momento idóneo para sembrar repollo en nuestro huerto. Requiere de mucho riego y un terreno húmedo, dando importancia a que las hojas no se encharquen y así evitar que se pudran. Hay que dejar al menos 30 cm entre semillas para que crezcan con espacio suficiente. 

Cultivar zanahorias en septiembre

Ya que la siembra de zanahorias se puede realizar todos los meses excepto diciembre y enero, ¿por qué no aprovechar septiembre para cultivarlas? Necesitan de riego frecuente y estar en una zona entre sol y sombra. Hay que enterrarlas a bastante profundidad (30 cm) cuando se siembran y dejar 10 cm de separación entre las semillas para que las zanahorias crezcan sin problema. Entre dos y cuatro meses después podrás recogerlas. 

Plantas aromáticas para sembrar en septiembre

Septiembre es un mes perfecto para plantar perejil, menta, salvia, romero y tomillo.

Todas estas plantas necesitarán luz natural pero no en exceso, un terreno húmedo pero muy bien drenado, ya que el exceso de agua podría echarlas a perder. En cuanto a la menta debes saber que puede ser muy invasiva, por lo que te recomendamos mantenerla lo más apartada posible e incluso cultivarla en maceteros

En el caso del norte de España, refiriéndonos a Galicia y la zona cantábrica, se puede plantar todo a excepción del brócoli, el calabacín y las coles.