Aprende a cocinar

Monsieur Cuisine: Cómo adaptar cualquier receta al robot de cocina de Lidl

Aunque hay un montón de recetas para el robot de cocina de Lidl, hoy te vamos a enseñar cómo adaptar tus recetas de siempre para prepararlas en el Monsieur Cuisine

Noticias relacionadas

Si hace poco tiempo que eres usuario de algún robot de cocina multifunción tipo Thermomix o Monsieur Cuisine, ya sea el Plus o el Connect, ya te habrás dado cuenta de que en Internet puedes encontrar recetas como para cocinar durante varias vidas, sobre todo si tienes en cuenta lo fácil que es adaptar las recetas de Thermomix al Monsieur Cuisine.

Ahora bien, pueden pasar dos cosas, si no eres un gran amante de la cocina y antes no cocinabas demasiado, es muy probable que con tu nuevo robot estés encantado viendo lo fácil que es preparar platos que nunca pensaste que tú serías capaz de cocinar.

Pero, si eres un cocinillas incansable es posible que sigas pensando, y probablemente con toda la razón, que sí, que muy rico todo, pero que como tus recetas de siempre, ninguna. Pues bien, eso no significa que no puedas hacer uso de la comodidad del robot para prepararlas, así que hoy te vamos a enseñar precisamente eso, a adaptar cualquier receta al robot de cocina de Lidl o, por extensión, a prácticamente cualquier robot del estilo.

Adaptar recetas de siempre al Monsieur Cuisine

Cualquier tarea necesaria para la elaboración de una receta por el método tradicional puede realizarse también en el robot de cocina, con la diferencia de que con el primero podemos acabar ensuciando media cocina y, con el robot, al tener un único recipiente -aunque mucha gente acaba haciéndose con un segundo vaso- debemos ser necesariamente mucho más ordenados a la hora de cocinar.

Así pues, para adaptar cualquier receta al Monsieur Cuisine, lo primero que tenemos que tener claro son las tareas a realizar y elegir el orden que nos permita realizarlas lavando el vaso el menor número de veces posible. Para ello lo más fácil es buscarse una receta del plato que tengamos intención de preparar y usarla como guía para preparar nuestra versión haciendo los cambios pertinentes. Por ejemplo, si queremos hacer nuestra receta de lentejas heredada de la abuela, cualquier receta de lentejas nos puede servir de base para su preparación, pues los pasos generales van a ser los mismos -temperaturas, tiempos, velocidad- y nosotros solo tendremos que añadir o eliminar los pasos adicionales según convenga -preparar o no sofrito, incluir o no ciertos vegetales, etc-

Si no tenemos una receta que nos pueda servir de base, lo más sencillo es empezar trabajando con los ingredientes secos, que apenas ensucian el vaso, y realizar tareas como triturar galletas, o pan duro para hacer pan rallado. 

A continuación irían las tareas destinadas al procesado de ingredientes semihúmedos, como trocear hortalizas, que nos permitirá pasar al paso siguiente sin necesidad de una limpieza a fondo del vaso, solo enjuagando y secando.

Para terminar la ronda de preparaciones previas en frío, irían los líquidos, y estaríamos hablando de preparar aliños o salsas frías como la mayonesa.

A partir de ahí, empezaríamos con las elaboraciones en caliente, como sofritos, salteados, caldos y otras cocciones. Recuerda hacer uso de los programas predefinidos cuando la receta así lo demande, por ejemplo, Rehogar, cuando necesitemos un sofrito o Vaporera, cuando vayamos a cocinar algún alimento al vapor en el accesorio para ese fin.

Guía de temperaturas y velocidades

Como os comentaba, el Monsieur Cuisine incorpora funciones predefinidas. Son tres en total, Rehogar, para sofritos; Vaporera, para cocinar al vapor; y Amasar, que permite trabajar masas de hasta 500 g de harina.

Las temperaturas del Monsieur Cuisine

80-90ºC: No permite la entrada en ebullición del líquido por lo que la evaporación es mínima. Se usa para cocinar con leche y para cuajar huevos.

100ºC: es la temperatura ideal para cocer alimentos como pasta, patatas, arroz..

120-130ºC: equivaldría a la temperatura Varoma de Thermomix y se utiliza para sofreír y reducir salsas -con el bocal de la tapa abierto-

Las velocidades del robot de cocina de Lidl

1: Aunque algo más rápida, se la utiliza del mismo modo que la velocidad cuchara de Thermomix. Combinada con la función Marcha Atrás permite cocinar como si alguien estuviese removiendo constantemente con una cuchara.

2-3: Suele usarse para mezclar ingredientes, especialmente en repostería. También para montar nata con la mariposa.

4: Para cortar hortalizas y verduras sin licuarlas. Es el corte que hemos de dar para preparar sofritos.

5: Para hacer cortes aún más finos, para montar mayonesa o picar ingredientes muy duros como el hielo.

6: Puede usarse para pequeñas cantidades de masa (300 g) que tengan mucha mantequilla o estén muy hidratadas (brioche, donuts, roscones)

7-10: Para moler frutos secos, para rallar frutas y hortlizas y para afinar la textura de cremas y purés haciendo que no sea necesario el tamizado.

Turbo: Se usa manteniendo pulsado el botón y sirve para picar carne o romper trozos grandes de alimentos duros

Amasar: Para masas densas de hasta 500 g de harina

Marcha atrás: Procede al giro en sentido contrario de las cuchillas con el fin de que estas no corten los alimentos.

Teniendo en cuenta esto, es cuestión de empezar con tiempos cortos que se irán aumentando hasta que los alimentos estén en el punto que buscas, de esa manera acabarás por tener tus recetas de siempre listas para cocinarlas en el Monsieur Cuisine Connect o el Plus.

Y lo bueno de hacerlo es que podrás tener esas recetas para prepararlas de manera automática, sin tener que estar pendiente todo el tiempo que dura la elaboración de la misma, sino que el robot se encargará de avisarte cuanto tengas que realizar un nuevo paso.