cochinillo-asado-00

cochinillo-asado-00

Trucos de cocina

Comprar y elegir un buen cochinillo para Nochevieja

Unos cuantos trucos para elegir un cochinillo que haga las delicias de todos en la cena de fin de año, con su carne ultratierna y su corteza crujiente.

Si estás leyendo esto es porque o bien dentro de nada te va a tocar estrenarte comprando tu primer cochinillo o porque os ha tocado comprarlo alguna vez y el resultado no ha sido el que se esperaba.

Es algo frecuente, no vayáis a pensar, sobre todo si uno vive en zonas en las que cenar cochinillo no es la opción más tradicional en las que el cochinillo es un producto que solo aparece en los lineales del supermercado cuando se acercan estas fechas, pero no es un habitual que podamos conseguir en nuestras carnicerías de confianza.

Elegir un cochinillo para asar en el horno de casa

paletilla-cochinillo-00

paletilla-cochinillo-00

Es muy probable que en alguna ocasión hayas comprado un supuesto medio cochinillo que pesase del orden de 5 kg y cuando has ido a preparar la receta ultrasecreta de tu familia, el resultado no tenía nada que ver. Obvio, un animalito con ese peso ya no es un cochinillo sino todo un señor cerdito que, por muy rico que esté, ni va a tener la textura ni el sabor de un tierno lechoncillo.

Para empezar, si no puedes acudir a una carnicería de confianza especializada en cochinillo o tostones que es otra forma de llamar al cochinillo y tienes que hacerte con él en un supermercado de barrio o por otra vía, toma nota de lo que tenemos que contarte.

Lo primero que puede que observes es que hay cochinillos aparentemente iguales pero de precios muy dispares. Por ejemplo, en Mercadona puedes encontrar piernas y paletillas de cochinillo por un precio que no llega a los 10 euros el kilo y suelen pesar sobre un kilo. Esto significa que se trata de un animal demasiado grande para lo que debe ser un cochinillo, por eso es más barato. Además, si miráis la procedencia es muy probable que tenga origen germánico.

Los mejores cochinillos son los más pequeños, el animal no debe superar los cinco kilos y medio, es decir, que una vez limpio de todo tipo de vísceras, el peso del cochinillo ideal debe ser de unos 4 kilos.

En cuanto a procedencia, a la hora de elegir un cochinillo tienes que tener en cuenta que el cochinillo segoviano es el de mejor calidad que puedes encontrar. Desde el año 2002 existe una marca de garantía que certifica la autenticidad de los mismos. Esto hace que también sean los más caros, y pueden rondar los 22 euros por kilo. Hoy en día, gracias a las tiendas on-line puedes comprar todo el que necesites independientemente de donde vivas, pues en cuestión de horas puedes recibirlo en tu casa refrigerado y en condiciones óptimas gracias a tiendas como Carne Villa María o Solobuey.

En un rango de precios intermedio puedes encontrar también cochinillos criados y nacidos en España que también tienen gran calidad.

Cochinillo precocinado, ¿merece la pena?

alhornoypunto-tabladillo2

alhornoypunto-tabladillo2

Aunque con los hornos modernos es fácil cocinar en casa un buen cochinillo, si no somos muchos y un cochinillo entero se nos hace mucho porque lo que buscamos es darnos el capricho un día, una buena opción puede ser recurrir a algunas de las marcas premium que por estas fechas ofertan packs con el cochinillo ya asado y envasado al vacío para que solo tengamos que calentar en el horno siguiendo las instrucciones para conseguir la piel crujiente tan característica.

Marcas gourmet como Tabladillo, Cascajares o incluso la Hacendado de Mercadona tienen propuestas muy a tener en cuenta, pues por poco más de lo que nos cuesta un kilo de cochinillo crudo podemos llevarnos a casa la misma cantidad ya cocinada.