resaca-05

resaca-05

Trucos de cocina

Quitar la resaca, 10 trucos que funcionan

10 trucos para quitar la resaca que funcionan y tienes que probar. Los mejores trucos para quitar la resaca y evitar el dolor de cabeza.

Noticias relacionadas

Ayer bebiste demasiado y hoy tienes resaca. Te duele la cabeza, tienes malestar de estómago y te encuentras mal. Necesitas hacer cualquier cosa para quitar la resaca y nosotros te enseñamos cómo hacerlo.

A todos nos ha pasado, sobre todo en estas fiestas navideñas en las que se empieza tomando un aperitivo con viejos amigos, se continúa con el vino de la cena, se sigue con el champán para brindar y se acaba con unas copas en el bar.

Esta combinación unida a dormir poco provocan la temida y odiada resaca, un malestar general que nos desactiva por completo. ¿Qué hacer para quitar la resaca? ¿Qué comer para quitar la resaca? ¿Cuáles son los mejores trucos? Te contamos cuál es la mejor forma de quitar la resaca.

¿Por qué tengo resaca?

Empezamos por los básicos, ¿por qué se produce la resaca? Es muy posible que hayas llegado aquí con un dolor terrible de cabeza y no te apetezca leer sobre las causas de la resaca, pero siempre es bueno entender el problema para ayudar con la solución a la resaca.

La resaca es la suma de un conjunto de síntomas producidos por el exceso de consumo de alcohol que incluyen, entre otros, el dolor de cabeza, de estómago, fatiga, sequedad de boca y dolor muscular. Vamos, casi como si tuviésemos gripe, pero en este caso el culpable somos nosotros mismos por habernos pasado con el alcohol.

Cómo quitar la resaca

Morning Coffee

Morning Coffee

Si entramos a analizar cada uno de estos síntomas por separado encontraremos algunas de los más importantes trucos para quitar la resaca.

Nuestra recomendación siempre es beber alcohol con moderación, no pasarse y disfrutar de esta bebida con mucho cuidado. Evitar el exceso en el consumo de alcohol es el mejor remedio para la resaca, pero si ya es tarde y nos hemos pasado, vamos a ver varias formas de quitar la resaca.

Come mientras bebes alcohol

Cuando tenemos dolor de estómago por resaca tiene que ver con la irritación de la mucosa del estómago. Cuanta mayor sea la graduación del alcohol que hemos bebido mayor será esta irritación y mayor por lo tanto el dolor de estómago.

El truco aquí está en comer mientras bebemos alcohol, ya que esto ayuda a que la digestión sea más lenta y también la absorción del alcohol.

Este truco para la resaca es mano de santo, veréis que la diferencia de resaca entre beber copas una detrás de otra y hacerlo mientras coméis es enorme. El truco de comer después de beber alcohol también ayuda porque la digestión se sigue realizando, pero no es ni de lejos tan efectivo como combinar bebida y comida.

No bebas alcohol en exceso

Aunque esto sea de cajón, no beber alcohol en exceso es el mejor remedio contra la resaca. Aunque si nos ponemos estrictos, lo mejor será no beber nada de alcohol. Pero si nos gusta y queremos celebrar con alcohol, lo más sensato para evitar la resaca es beber con cuidado.

El alcohol se metaboliza en el hígado, por lo que si la cantidad que consumimos es poca este puede actuar como filtro sin que tengamos ningún efecto negativo y haciendo que la resaca sea mínima o incluso nula.

El problema viene cuando bebemos de más y el hígado deja de metabolizar correctamente. Es aquí cuando las moléculas del alcohol no metabolizadas correctamente pasan a la sangre y empiezan a provocar los síntomas típicos de la resaca.

Ahora cuando bebas de más empezarás a imaginarte tú hígado no metabolizando correctamente y favoreciendo a la resaca del día siguiente. Seguro que esto te ayuda a beber un poco menos y así conseguir no tener resaca.

Bebe agua

Uno de los factores que más contribuyen a la resaca es la deshidratación. Esta tiene que ver con el dolor de cabeza, la sequedad de boca y la fatiga que producen la resaca.

Como el alcohol es diurético favorece a la eliminación de agua de nuestro sistema porque hace que orinemos más de la cuenta, y eso acaba en deshidratación. Esta deshidratación provoca dolor de cabeza debido al alto contenido de agua de nuestro cerebro, entre otras cosas.

Si bebemos agua y mantenemos nuestro cuerpo lo más hidratado posible conseguiremos minimizar los efectos de la resaca por deshidratación. Pero aquí también hay truco, porque es mucho más efectivo beber agua mientras bebemos alcohol que hincharnos con litros y litros de agua cuando llegamos a casa.

La idea es tener siempre un vaso de agua lleno mientras bebemos e ir alternando, ayudando a estar siempre correctamente hidratados. También podemos complementar esto bebiendo agua al llegar a casa y teniendo una botella de agua al lado de la cama para beber siempre que nos despertemos por la noche.

Bebe mucha agua para evitar la resaca, esa es la conclusión, verás que ayuda muchísimo.

No mezcles

gato-resaca

gato-resaca

Se habla mucho sobre mezclar diferentes tipos de alcohol (cerveza, vino, champán, destilados…) pero no tanto sobre mezclar alcohol con refrescos, que es una de las causas que más contribuyen a una mala resaca.

Cuando mezclamos refrescos con alcohol estamos aumentando el azúcar que consumimos, que en el caso de los refrescos es mucho. Lo que hacen los refrescos es aumentar el lactato, una molécula que en sangre contribuye a los efectos de la resaca.

Vamos, que si puedes beber alcohol sin mezclar como la cerveza o el vino, mucho mejor. Eso sí, cuando bebes en exceso da igual que sea solo cerveza o vodka con refresco, la resaca la vas a tener igual. Pero al menos será algo más leve si no hemos mezclado con refrescos.

Toma ibuprofeno

El ibuprofeno ayuda con la resaca, aunque es una recomendación siempre polémica.

Según el Alcohol Hangover Research Group, tomar antiinflamatorios como el ibuprofeno después de beber alcohol y antes de acostarse podría ayudar a reducir la resaca, pero esto podría chocar con el abuso de este tipo de medicamentos y con las implicaciones de medicarnos para evitar un efecto provocado por el exceso de una sustancia como el alcohol.

El ibuprofeno quita la resaca, pero está en manos de cada uno decidir si todo vale.

Bebe agua de coco

Como ya hemos dicho, la deshidratación es uno de los factores que más contribuyen a la resaca. El agua de coco no solo ayuda a hidratarnos, si no que durante la resaca contribuye a reponer los electrolitos que hemos perdido y a disminuir los efectos de la resaca.

También puede servir cualquier bebida isotónica por lo mismo, el contenido en electrolitos que ayuda a rebajar la resaca. Es una buena idea tener siempre a mano agua de coco o una bebida isotónica en lugar de solo agua durante la resaca para sufrirla un poco menos.

Infusión de jengibre

Si estás sufriendo una de esas resacas en las que las nauseas y vómitos tienen el papel protagonista, quizás lo que más te interese es tomar jengibre.

Según varios estudios el jengibre ayuda a reducir la sensación de nauseas y a evitar vómitos, por lo que nos puede ayudar mucho con la resaca. Puedes tomarlo de muchas maneras, pero una de ellas es prepararlo en infusión. La cantidad recomendada es de 1 gramo, y será más efectivo consumirlo directamente o añadido en polvo a una bebida que en infusión, pero cualquier cosa vale para ayudar con la resaca.

¿El café quita la resaca?

Existe una enorme polémica sobre si el café quita o no la resaca. ¿Es bueno tomar café para la resaca? Sí y no, veamos por qué.

El problema del café es que es diurético y hace que nos deshidratemos todavía más, e irrita más todavía el estómago, por lo que no ayuda nada cuando la resaca nos da dolor de estómago.

Lo que sí ocurre cuando tomamos café es que la cafeína ayuda a engañar al cerebro con la resaca y a hacernos creer que disminuyen los efectos. Es cierto que a la larga puede ser peor, pero si nos encontramos muy mal nos puede dar un pequeño empujón para hacernos creer que tenemos menos resaca.

Beber café para quitar la resaca no es la mejor idea, pero nos puede ayudar algo. Si lo haces que sea sabiendo lo que hay detrás.

Come huevos y espárragos

Siempre es muy polémico cuando hablamos de qué comer para quitar la resaca. Aunque quizás lo que más nos pida el cuerpo sean alimentos grasos, posiblemente no sea la mejor idea debido a la irritación de la mucosa del estómago.

Lo que sí podemos comer para quitar la resaca son huevos y espárragos. Los huevos son una fuente enorme de cisteína, un tipo de aminoácido que elimina las toxinas que provoca el mal metabolismo del alcohol y que producen resaca. Tienen además mucha vitamina B, que ayuda a eliminar los efectos de la resaca.

Los espárragos aumentan las encimas del hígado, por lo que nos ayudarán incluso más si los comemos antes de consumir alcohol. Si llevamos nuestro hígado reforzado antes de beber alcohol tendremos un mejor metabolismo de este y por lo tanto menos resaca.

Activa tu organismo

Por último, un consejo del que se habla menos y que a mi siempre me ha funcionado bien. La resaca muchas veces tiene que ver con el cansancio por la falta de sueño, y activar nuestro organismo y hacer cosas ayuda a reducir la resaca.

Cuesta mucho levantarse y salir a dar un paseo o hacer algo de ejercicio suave, pero yo he notado que me ayuda mucho con la resaca.

En cualquier caso, volvemos al principio. Lo mejor para no tener resaca es beber alcohol con moderación y no pasarse, así que mucho cuidado con el consumo de alcohol.