Postres

Receta de galletas para los que nunca han hecho galletas

Hacer galletas es posiblemente la receta de repostería más sencilla que existe. Sigue nuestros consejos paso a paso y en un ratito serás más feliz.

16 abril, 2020 10:38

Después de aprender a hacer galletas con esta receta no vas a volver a bajar a comprarlas nunca. Para esta receta de galletas solo necesitas tres ingredientes y media hora de tu tiempo.

Ingredientes

  • Harina, 180 g
  • Mantequilla, 120 g
  • Azúcar, 60 g
  • Bicarbonato, 1/4 cucharadita (opcional)
  • Esencia de vainilla, 1 cucharadita (opcional)

Paso 1

Precalentamos el horno a 180ºC.

Paso 2

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla con textura de crema completamente homogénea.

Paso 3

Añadimos la harina tamizada y el bicarbonato (que es opcional pero muy recomendable) cucharada a cucharada según vamos mezclándolo todo.

Paso 4

Hacemos bolas y las aplastamos para darle forma a las galletas de unos 6 cm de ancho y 3 mm de espesor. Las ponemos en papel vegetal sobre una bandeja de horno.

Paso 5

Horneamos 12 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo. Vigilad que no se pasen porque cada horno es un mundo y si son de diferente tamaño necesitarán más o menos tiempo.

Paso 6

Sacamos las galletas del horno y las ponemos a enfriar sobre una rejilla unos 15 minutos.

Trucos para hacer galletas caseras

Ya veis que hacer galletas en casa no es más que juntar tres ingredientes, dar forma y hornear. Es facilísimo, pero hay algunos trucos que os van a servir para perfeccionar estas galletas o modificar la receta para conseguir algo diferente, como unas galletas de chocolate casero.

Os cuento el mayor secreto de hacer galletas caseras, igual os habíais fijado ya, pero la proporción de los ingredientes es 1-2-3. Una parte de azúcar, dos partes de mantequilla y tres partes de harina.

Sabiendo esto, imaginad que queremos añadir un ingrediente como cacao en polvo desgrasado para hacer galletas de chocolate. Este contaría como harina, por lo que tendríamos que modificar las cantidades de azúcar y mantequilla para guardar la proporción 1-2-3.

Lo explico con un ejemplo. Si partimos de la receta propuesta con 60 gramos de azúcar, 120 g de mantequilla y 180 g de harina, y añadimos 30 gramos de cacao en polvo, sería como tener 210 g de harina, así que habría que dividir entre 3 para sacar los 70 g de azúcar que necesitamos y multiplicar estos por 2 para obtener los 140 g de mantequilla que harían falta. Y así con cualquier elemento que queramos modificar.

Otra cosa diferente es si queremos añadir tropezones a la masa, como pueden ser trocitos de chocolate o de frutas deshidratadas, que esos no alterarían la proporción, sino que irían aparte.

A la hora de elaborar esta receta de galletas es mejor si el azúcar es azúcar glass, pero no todos tenemos en casa. Para hacer azúcar glass con la Thermomix tenemos que triturarlo un minuto a velocidad 10. Si no tenemos Thermomix ni azúcar glass no os preocupéis, podéis usar azúcar blanco.

Si hacéis o tenéis azúcar glass lo que sí es muy interesante es rebozarlas en este antes de hornearlas. Ponéis el azúcar glass en un cuenco y pasáis las galletas por todas partes para que se le pegue, así de sencillo, y después horneáis. Esto le da una capa exterior riquísima a las galletas.

Muy importante a la hora de elaborar estas galletas que tamicéis correctamente la harina, porque si no quedan grumos muy molestos en la masa nada agradables a la hora de comerlas. Para ello simplemente pasa por un colador muy fino la harina, esto evitará el problema de los grumos en la galleta.