0 IMG_1523

0 IMG_1523

Postres

Azucarillos de colores con forma de corazón

Receta para hacer azucarillos de colores con forma de corazón, un detalle muy especial para celebrar el día de San Valentín.

Noticias relacionadas

Preparación: 5 min     Cocción: <1 min     Dificultad: 1/5     Unidades: 15      Precio: <1 €

Ingredientes

  • Azúcar, 100 g
  • Agua, 1 cucharadita de agua
  • Colorante alimentario, 2 ó 3 gotas (opcional)
  • Molde de silicona

¡Qué mejor manera para empezar el día de San Valentín (o cualquier otro día) que sorprendiendo a nuestra pareja con un rico café o té acompañado con unos dulces azucarillos de colores con forma de corazón! La verdad es que no soy muy amiga de esta fecha tan comercial, pero tengo que reconocer que me gusta hacer “un guiño” a mi pareja y hacer alguna elaboración especial, casera y comestible.

Estos azucarillos de colores son muy fáciles de hacer y muy vistosos. Son una preparación perfecta para hacer con niños porque les encantará “manosear” el azúcar con el agua y el colorante y rellenar los moldes que tengamos previstos. Además, en función del molde elegido esta receta nos valdrá para personalizar los azucarillos en otras ocasiones como cumpleaños o aniversarios, por ejemplo.

Preparación de los Azucarillos de colores con forma de corazón

  1. Ponemos en un bol el azúcar y añadimos la cucharadita de agua con dos o tres gotas del colorante elegido, en función de la intensidad de color que queramos obtener. Mezclamos bien para que se impregne todo el azúcar con el líquido y se tiña por igual. Quedará una textura como de “arena mojada”. A mí me gusta mezclarlo al principio con una cuchara y acabar con los dedos.
  2. Rellenamos un molde de silicona con la mezcla y presionamos bien para que no queden huecos. En esta ocasión he utilizado un molde de silicona para hacer bombones con forma de corazones. También podemos combinar dos colores en el mismo azucarillo, como podéis ver en la galería, hice uno blanco con base verde.
  3. Metemos en el microondas a 750 W durante 30 segundos.
  4. Dejamos reposar para que se enfríen, y si todavía están húmedos los metemos 10 segundos más. Es importante que la primera vez tengas mucho cuidado con los tiempos porque si están poco tiempo no se secarán bien y se desharán al desmoldarlos, pero si están demasiado tiempo el azúcar se convertirá en caramelo.
  5. Cuando estén bien secos y duritos, desmoldamos y ya están listos para usar.

Resultado

Y de esta sencilla forma tenemos un dulce detalle para comenzar el día.

Con las cantidades arriba indicadas me han salido 15 azucarillos. Como podéis observar en la galería, después me animé e hice una segunda tanda de más colores, incluso hice algunos sin teñir que también quedan muy bonitos como contraste.

Si queremos los azucarillos de colores con sabor, podemos mezclar el azúcar con canela, ralladura de limón, naranja, mandarina, etc. o humedecerlo con aroma de vainilla o azahar en lugar de con agua, por ejemplo.

También podemos preparar los azucarillos de colores sin microondas, a temperatura ambiente. Para ello, seguiremos el mismo proceso arriba descrito, pero una vez introducido el azúcar en los moldes y habiendo presionado bien, los desmoldaremos sobre papel de hornear y los dejaremos sin mover durante una hora o hasta que estén secos; el tiempo dependerá de la humedad del ambiente.