cochinillo-al-horno-03

cochinillo-al-horno-03

Carne

Cochinillo al horno, receta fácil para que quede perfecto

Trucos para conseguir un cochinillo al horno perfecto de forma fácil. Receta paso a paso, cuánto tiempo antes empezar, temperatura del horno.

Quedan unas horas para la cena de nochebuena y tienes dudas sobre cómo asar cochinillo al horno. No te preocupes, aquí tienes todos los trucos para hacer cochinillo al horno, paso por paso, de forma fácil y para que no falles.

Es normal, a todos nos ha pasado. Tienes un cochinillo en la nevera y a tus familiares y amigos preparándose para ir a casa a la cena de nochebuena. Y te entran dudas, no tienes del todo claro cómo hacer un cochinillo en el horno. ¿Cuánto tiempo? ¿A qué temperatura? ¿Primero por debajo o por la piel?

Te ayudamos a cocinar un cochinillo al horno de la forma más fácil posible, paso a paso, para que no te pierdas y consigas un cochinillo perfecto al horno. Sigue nuestras instrucciones y no fallarás. Recomendamos leer todo el artículo primero para que queden las cosas claras y luego ponerse manos a la obra.

Importante: vamos a cocinar medio cochinillo, que es lo más normal, así que todo esto aplica a un cochinillo partido por la mitad.

Empezar 4 horas antes

De cara a la preparación del cochinillo en el horno lo más importante es empezar con tiempo. La receta de cochinillo es fácil, pero lleva tiempo y mimo, así que habrá que planificar con algo de tiempo.

El tiempo de cocción del cochinillo en el horno depende de su peso, pero para no pillarnos las manos lo ideal es empezar 4 horas antes de servirlo. Es decir, imaginad que queréis cenar a las 22h, pues empezad a preparar el cochinillo al horno a las 18h.

Aunque luego entraremos más en detalle, los tiempos van más o menos así: 1 hora de precalentado del horno, 1 hora con la carne hacia arriba, 1 hora con la piel hacia arriba y 20 minutos para tostar la piel. El resto del tiempo se va en preparaciones, dar la vuelta, etc.

El peso

cochinillo-asado-01

cochinillo-asado-01

Como decíamos al hablar del tiempo que necesitamos para cocinar al horno un cochinillo, todo depende del peso. Pensad que cuanto mayor sea el peso mayor es la cantidad de carne que tiene y mayor el tiempo que tendrá que estar en el horno para que todo el cochinillo llegue a la temperatura ideal para comerlo.

Posiblemente ya tengas comprado el cochinillo, pero lo ideal es que entero y sin limpiar no pese más de 5 kilos. Lo ideal es que pese unos 4.5 kilos, incluso menos, y que una vez limpio quede en 4 kilos.

Nosotros vamos a partir de la base de un cochinillo limpio de 4 kilos, por lo que la mitad que cocinamos pesará unos 2 kilos. Para medio cochinillo de 2 kilos el tiempo total que necesitamos para cocinarlo al horno es de unas 4 horas.

Si el cochinillo pesa menos cambiarán ligeramente los tiempos, lo único que tienes que hacer es restar unos 10-15 minutos por cada medio kilo menos. Es decir, si para medio cochinillo de 2 kilos horneamos primero con la carne hacia arriba durante 1 hora, para medio cochinillo de 1.5 kilos hornearemos primero durante 45-50 minutos.

Resumiendo, si tienes medio cochinillo ya limpio necesitarás empezar 4 horas antes a prepararlo. Si pesa 1.5 kilos tendrás que empezar 3.5 horas antes.

La temperatura del horno

Temperatura-horno

Temperatura-horno

Para cocinar cochinillo en el horno necesitamos dos cosas básicas: medio cochinillo y un horno. Pero nos hace falta algo más.

Lo primero es tener clara la temperatura a la que cocinaremos. Es bastante sencillo porque para hacer cochinillo en el horno solo necesitamos dos temperaturas. Cocinaremos siempre a 160ºC durante todo el proceso menos al final, que subiremos a 200ºC para tostar del todo la piel y que quede un cochinillo crujiente y sabroso.

Aquí vamos con un truco muy importante. Alguno os dirá que no es totalmente imprescindible, pero para mi es la clave del éxito: el cochinillo no puede estar en contacto con la bandeja del horno. ¿Y cómo hacemos esto? Hay muchas formas. El truco clásico está en usar ramas de laurel apoyadas en la bandeja del horno y poner el cochinillo encima, pero conseguir ramas de laurel no es fácil para todos, así que lo que podemos hacer es poner la rejilla del horno encima de la bandeja, y sobre la rejilla apoyar el cochinillo.

Esto hará que la bandeja tenga el agua y otros ingredientes, y sobre la rejilla quedará el cochinillo que en ningún momento estará en contacto directo con el agua. Así conseguiréis cocinar un cochinillo perfecto al horno.

Primero por la parte de la carne

cochinillo-al-horno-02

cochinillo-al-horno-02

Una de las dudas que siempre surgen cuando cocinamos cochinillo es si empezar por la parte de abajo de la carne o por la parte de arriba de la piel. La respuesta es fácil: primero la carne y luego la piel. No tiene más truco que este.

La razón también es sencilla. Primero empezamos cocinando la carne, buscando la temperatura ideal para que quede un cochinillo bien sabroso. Y luego acabamos por la parte de la piel, para empezar a tostarla y conseguir ese crujiente del cochinillo perfecto que es de lo más delicioso del mundo.

Receta de cochinillo al horno paso a paso

cochinillo-al-horno-04

cochinillo-al-horno-04

Y ahora que sabemos todos los trucos para cocinar cochinillo al horno, vamos con la receta de cochinillo fácil paso por paso, un resumen de todo lo anterior y algo más para conseguir ese cochinillo perfecto que todos estáis buscando para las comidas navideñas.

  1. Todo esto es para medio cochinillo limpio de 2 kilos. Es decir, el cochinillo entero sin limpiar pesaba unos 4.5 kilos.
  2. Precalentamos el horno a 160ºC durante una hora. El horno os avisará antes, pero queremos que toda la temperatura se reparta de la forma más homogénea posible, así que mejor empezar una hora antes.
  3. Mientras se precalienta el horno. Untamos con un poco de aceite de oliva la parte de la carne. Salamos con sal gorda el cochinillo por dentro y por fuera. Echamos 1 centímetro de agua en la fuente del horno, colocamos la rejilla encima y sobre esta el cochinillo con la carne hacia arriba. Nos aseguramos de que el cochinillo no toca el agua. Si la toca, quitamos hasta que no lo haga.
  4. Con el horno a 160ºC y pasada la hora de precalentado, introducimos la bandeja con el cochinillo con la carne hacia arriba durante 1 hora. Si el medio cochinillo pesa 1.5 kilos estará 45-50 minutos. Sabremos que está listo cuando la carne sea de color blanco intenso.
  5. Transcurrida una hora sacamos la bandeja del horno con cuidado para que el agua no toque el cochinillo. Le damos la vuelta para que la piel quede hacia arriba.
  6. Muy importante. Pinchamos la piel del cochinillo con un tenedor por varios puntos. Esto será clave para que no se hinche y se rompa, de modo que quede una piel crujiente con la carne tierna y jugosa.
  7. Untamos la piel con un poco de aceite de oliva y forramos las orejas y el rebito con papel de aluminio, esto evitará que se quemen.
  8. Introducimos el cochinillo al horno con la piel hacia arriba durante 1 hora. Si el medio cochinillo es de 1.5 kilos estará 45-50 minutos. Sabremos que está por el dorado de la piel.
  9. Subimos la temperatura del horno a 200ºC y lo dejamos unos 15 minutos más para conseguir el crujiente y tostado perfecto de la piel del cochinillo. Aquí hay que estar delante del horno vigilando para que no se queme, esto es muy importante porque no queréis que el proceso completo se eche a perder por este detalle.

Y listo, ya tenéis vuestro cochinillo perfecto al horno, una receta que como veis es muy sencilla pero requiere tiempo y tener algunas cosas en cuenta para que quede con la carne jugosa y la piel crujiente. Espero que lo disfrutéis.