Me encanta el pescado, pero hay varios problemas con él, y uno de ellos es que hacerlo frito le quita ese punto bueno que tiene el pescado de ser ligero, a si que una buena manera de darle salida es usando el horno, y por suerte hay muchas formas de hacerlo al horno, algunas más elaboradas por como el papillote para que conserven todo el jugo, o este otra modalidad para hacer merluza congelada que os presento hoy. Se tarda casi una hora porque hay que hacer las patatas, pero la dificultad es mínima y la atención también, a si que es un plato cocinillas 100%. Fácil, muy fácil y efectivo, y mancha poco 🙂

Ingredientes para tres personas

  • 5 Lomos de merluza
  • 2 Patatas grandes
  • Medio limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vino blanco
  • 1 Diente de ajo
  • Sal
  • Perejil

Noticias relacionadas

Preparación

Una hora antes, sacar la merluza del congelador para que se descongele, si es fresca, pues casi mejor recomiendo otra receta. Pelamos un par de patatas grandes y las cortamos en lascas, haciendo una cama en el recipiente de barro o cristal que meteremos al horno.

Salamos las patatas, echamos un chorrito de aceite y las metemos a 230º durante 30min (se meten antes porque tardan más en hacerse que el pescado)
Colocamos la merluza sobre las patatas y echamos sal gorda, un diente de ajo picado y perejil. Por otro lado, exprimimos medio limón y le echamos un chorrito de vino blanco.

Regamos la merluza con esto y otra vez al horno, otros 20 min a 230º
Y ya lo tenemos listo, ¿ha sido fácil no?

Resultado

Un plato muy sano y rico que apenas requiere atención, sólo algo de tiempo en el horno y despreocuparse. Bastante mejor opción que freír la merluza que se pega mucho a la sartén y además es más grasiento que este plato. Disfrutad.

Tiempo: 55 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 4€