Montaje de un hombre bebiendo cerveza y los famosos polvos para evitar la resaca.

Montaje de un hombre bebiendo cerveza y los famosos polvos para evitar la resaca. E. E.

Nutrición Alcoholismo

El 'timo' de Mano de Santo, los 'polvos mágicos' que prometen eliminar la resaca

Esta mezcla de sales, azúcares y vitaminas afirma ser la panacea para quienes se han pasado de copas en una noche fiesta.

Noticias relacionadas

Que levante la mano quien no haya tenido nunca una resaca horrible. Sábado por la mañana y nos levantamos con mareos, dolor de cabeza y el estómago revuelto. Lo primero que nos sale pensar es que, de nuevo, hemos caído en la trampa del alcohol. Lo utilizamos para sacar el mayor partido al fin de semana y, finalmente, nos deja postrados en cama al día siguiente. La publicidad de estos productos muestra increíbles fiestas con gente guapa, pero ignora completamente los vómitos y la vergüenza.

La verdad es que no son imágenes que invitan, precisamente, a beber alcohol. Sin embargo, ya todos somos perros viejos y sabemos lo fácil que es pasarse de copas en una noche con amigos. Cuando llegan las navidades o las fiestas de los pueblos, muchos querrían que el consumo de alcohol no tuviera consecuencias. Para estos ingenuos, se ha desarrollado un nuevo producto: Mano de Santo, unos polvos en sobres que prometen eliminar la resaca antes, incluso, de sufrirla.

La receta "mágica" ha sido desarrollada por dos empresas de Alicante: Carmencita, la icónica compañía de especias y condimentos que también fabrica para Hacendado, y Tártaros Gonzalo Castelló S. L., que elabora edulcorantes y levaduras utilizando entre sus componentes el ácido tartárico. De hecho, Mano de Santo no es ninguna excepción y este ácido es, nada menos, que su tercer ingrediente más presente. El ácido tartárico se obtiene de la uva y se utiliza comúnmente como antioxidante y acidulante en refrescos o chicles.

Pero, ¿realmente cura la resaca? El principal aval con el que cuenta la empresa para asegurar que su producto es efectivo son los comentarios de sus consumidores. Aquellos que son positivos pueden verse en su página de Instagram, de Twitter y de Facebook. Sin embargo, al darse una vuelta por la página de Amazon en la que se puede comprar es posible observar que no todos sus clientes están satisfechos. 

Una promesa incumplida

"Son, como se suele decir, comentarios de cuñados. ¿Cuál era el grado de intoxicación por alcohol de cada uno de los consumidores? Para anunciar esos efectos deberían hacerse estudios científicos", advierte Vicente Baos, médico de atención primaria y autor del blog de divulgación El Supositorio. La fundación Conexus, de empresarios vinculados a la Comunidad Valenciana y con intereses en Madrid, explica en su página web que el compuesto consigue eliminar la resaca acelerando la metabolización del alcohol.

Anuncio de Mano de Santo.

Sin embargo, Baos explica que este proceso se realiza a través de una serie de enzimas localizadas en el hígado. Estas tienen una velocidad de actuación que no se ve alterada por los ingredientes de Mano de Santo. "La resaca no tiene cura, sólo se previene al no beber alcohol", sentencia Francisco David Rodríguez García, profesor de Bioquímica y Biología molecular en la Universidad de Salamanca y autor del libro Cerebro y alcohol. "Lo único que se puede hacer es paliar sus síntomas con hidratación, analgésicos y descanso. Una vez bebes alcohol y se metaboliza, el daño ya está hecho".

¿Qué es, entonces, Mano de Santo? Una mezcla de sales, azúcares y vitaminas "que per se no es nociva para la salud", asegura Rodríguez García. De todas formas, los expertos aseguran que no puede cumplir lo que promete. El ingrediente más presente que podemos encontrar en estos sobres es la fructosa que, según Mario Sánchez, tecnólogo alimentario y divulgador científico en el blog Sefifood, si se encuentra separado de la fruta actúa como un azúcar añadido más. "Es decir, se relaciona con la obesidad, la diabetes y la enfermedad cardiovascular. Aunque, claro, la persona que tome un remedio para la resaca es posible que el azúcar le preocupe bastante poco".

Vitaminas y aditivos

La lista de ingredientes de estos polvos contra la resaca es extensa. En ella destaca "una ristra considerable de vitaminas y de aditivos", comenta Sánchez. Sobre las vitaminas, precisamente, Vicente Baos explica que no es bueno tomarlas en exceso. Sin embargo, en el caso de Mano de Santo utilizan vitaminas del grupo B, "que no son tóxicas". De todas formas, advierte de que la gran parte se eliminan con la orina y las heces, por lo que no se van a utilizar. "De todas las vitaminas que utilizan, es la B1 la que se suele administrar a la personas con intoxicación por alcohol. Pero, claro, se hace para evitar daños en el cerebro de pacientes que están, prácticamente, en coma etílico y por vía intravenosa", razona el médico.

"Añadir vitamina C, B12, B6 y magnesio (componentes con la 'alegación saludable' que reconoce la Unión Europea) es lo que les permite decir que Mano de Santo 'contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga'", explica Sánchez. "Pero todas estas vitaminas se obtienen en una dieta variada de alimentos saludables. No tiene mucho sentido pagar más para obtenerlas". Baos asegura que las personas que están ebrias no necesitan tomar esas vitaminas y que conviene recordar que algunas vitaminas en exceso pueden tener efectos negativos: "la vitamina C, por ejemplo, provoca cálculos en los riñones si se toman en exceso".

Anuncio de Mano de Santo, con Mario Vaquerizo.

Los fabricantes revelaron al diario El Confidencial que su ingrediente (no tan) secreto era el cremor tártaro o tartrato potásico. Esta sustancia se compone, además de potasio, de ácido tartárico, la molécula estrella de la empresa Gonzalo Castelló. Pero, según Mario Sánchez, esta sustancia tampoco es para tanto. “Es un aditivo más, que ni es milagroso ni perjudicial para la salud. Pero, desde luego, no ayuda a curar la resaca”. 

¿Un producto irresponsable?

Hay que destacar que la empresa recomienda consumir el producto 15 minutos después de la última copa. Para la gran mayoría de sus compradores ese momento tiene lugar pocos minutos antes de irse a dormir. No es de extrañar que muchos usuarios de Amazon admitan que han pasado la noche mirando el techo sin pegar ojo. "Esto es como la moda de beber alcohol mezclado con bebidas energéticas. Por un lado, atontas el cerebro y, por el otro, lo estimulas. Un efecto no contrarresta a otro, si no que se suman", explica Baos.

Los tres expertos coinciden en que la resaca sólo puede prevenirse si no se bebe alcohol y que, si lo consumimos, debemos hacerlo con plena consciencia de las consecuencias. "Esta Mano de Santo solo es una oportunidad de negocio basada en el engaño", sentencia Rodríguez García. Vicente Baos, por su parte, se muestra preocupado por la facilidad con la que se promocionan complementos alimenticios que "utilizan una vitamina fuera de contexto y ya prometen resultados milagrosos". Pero, además, Mano de Santo es, para él, un producto que "banaliza el consumo de alcohol".

"El alcoholismo y la costumbre de beber en momentos de diversión son asuntos muy serios sobre los que debemos reflexionar. Todos los fines de semana hay disputas y violencia con alcohol de por medio. Hacer pensar que puedes tomar alcohol y eliminar sus síntomas con tan sólo beber una solución es una irresponsabilidad. Esta 'Mano de Santo' es una bromita que no tiene ninguna gracia".