Un montaje con un cocodrilo y la científica fallecida.

Un montaje con un cocodrilo y la científica fallecida. TRIBUN MANADO

Ecología

Muere una científica tras ser devorada por un cocodrilo de 600 kilos

Noticias relacionadas

Una mujer de 44 años ha sido devorada viva por un cocodrilo marino en la provincia de Célebes Septentrional (Indonesia) en el extremo norte de la isla homónima. Célebes forma parte del archipiélago conocido como islas mayores de la Sonda, situado en el Oceáno Pacífico.

Los hechos ocurrieron durante la mañana del pasado día 11 en la localidad de Ranowangko. Se trata de un lugar costero de interés turístico dentro de la región, especialmente para buceadores. La mujer, de acuerdo con las informaciones proporcionadas por medios locales, era gerente de unas instalaciones pertenecientes a un empresario japonés. El dueño continúa en paradero desconocido por el momento.

La fallecida se encargaba de alimentar a Merry, el cocodrilo de 5 metros y casi 600 kilos que finalmente acabó con su vida. El animal ya había devorado previamente a un miembro de su misma especie en el mismo recinto. Según el testimonio de los trabajadores, el reptil escaló un muro de dos metros de altura para agarrar posteriormente a la mujer y arrastrarla a su cubículo. Otras versiones del suceso indican que la encargada se encontraba alimentando al cocodrilo cuando resbaló dentro de su jaula.

Los empleados encontraron el cuerpo mutilado en el habitáculo del animal sobre las 08:45 de la mañana. Solamente se pudo recuperar el cráneo y las piernas. El suceso se hizo rápidamente viral en una cuenta de memes de Célebes en la red social Instagram. En los vídeos y fotos subidos se puede observar a trabajadores y lugareños peleando con el cocodrilo para rescatar los restos de la fallecida.

En el recinto del suceso, conocido como los laboratorios CV Yosiki, se crian numerosos animales exóticos. El dueño de los laboratorios posee ejemplares de arawana asiática, el pez de acuario más caro del mundo. Según National Geographic, por este animal se llega a pagar alrededor de 300.000 euros por unidad. También se almacenan moluscos para la producción de perlas.

El cocodrilo que acabó con la vida de la empleada de la piscifactoría ha sido transportado a un centro de recuperación de la naturaleza. Allí se practicará una operación de estómago para recuperar las partes restantes del cadáver.

Los cocodrilos marinos del sudeste asiático y Oceanía representan la especie de reptil más grande del planeta. Suelen habitar rías, terrenos pantanosos aledaños a la costa o masas de agua estancadas. Se adentra frecuentemente en el mar, lo cual explica su presencia en archipiélagos alejados como la Polinesia Francesa. Según datos registrados entre 2008 y 2013, la mayoría de ataques hacia humanos son producidos por esta especie (528) aunque es el cocodrilo del Nilo quien acabó con la vida de más personas.