Tiempo estable y temperaturas suaves, de hasta 19 grados en puntos del Levante y de Andalucía, serán los protagonistas de las fiestas navideñas en casi todo el país, salvo en zonas del interior peninsular, donde los persistentes e intensos bancos de niebla dejarán valores más fríos.

Noticias relacionadas

La presencia de un "potente y persistente anticiclón" sobre la Península es el responsable de esta estabilidad atmosférica, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que alerta de la formación de grandes y densos bancos de nieblas, más persistentes en las depresiones de los ríos, sobre todo en el Duero y en el Ebro.

La niebla es un fenómeno muy habitual del invierno, en situación de altas presiones, debido a que el aire frío se confina en los valles y en las zonas bajas, donde hay más humedad y da lugar a la formación de grandes bancos de brumas.

Dichas nieblas se producen con mayor facilidad en los valles de los ríos por dos razones: por un lado, el aire frío procedente de las laderas que los cierran suele descender al ser más pesado y queda acumulado en ellos; y por otro, existe la humedad suficiente, procedente de los ríos que los surcan, para que se forme la niebla.

Respecto a las temperaturas, mañana lunes, día de Nochebuena, los valores, en general, se situarán por encima de los habituales, salvo en zonas donde persistan los bancos de niebla, en el litoral cantábrico y en áreas de los Pirineos y, por el contrario, subirán en el centro y sureste peninsulares, alto Ebro y en la cordillera Cantábrica.

Por capitales de provincia, Almería, Barcelona, Cádiz, Gerona, Granada, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla alcanzarán máximas muy suaves entre los 19 y 20 grados, mientras que en A Coruña, Alicante, Bilbao y Pontevedra el termómetro se quedará en 18 grados.

En ciudades del interior como Madrid y Guadalajara, las temperaturas estarán en 14 y 16 grados respectivamente, y, como dato curioso, ninguna capital de provincia, salvo Palencia, estará mañana por debajo de los 8 grados en horas diurnas.

Por la noche, la mínima más fría se registrará en las provincias de Castilla y León y en Teruel con temperaturas entre 0 y 2 grados positivos, mientras que la noche más cálida se registrará a orillas del Mediterráneo, donde Barcelona y Almería se quedarán en 11 grados centígrados.

Para el día de Navidad, la situación no cambiará y se prevé cielo poco nuboso o con nubes altas y brumas y nieblas en ambas mesetas, en las depresiones del nordeste peninsular y en puntos del Estrecho, aunque, en general, serán menos extensas que en días anteriores.

Durante ese día, las máximas bajarán en el litoral Cantábrico y en gran parte del este peninsular y subirán en ambas mesetas y en las depresiones de Aragón y Cataluña, excepto en las zonas de niebla.

En las islas Canarias, la posición del anticiclón seguirá provocando un viento del sureste con rachas fuertes, propiciando un aumento de las temperaturas y la formación de calima, aunque el día 25 un frente atlántico podría afectar a las islas más occidentales, con posibilidad de algunas lluvias en la isla de La Palma.

A partir del jueves 27, es probable que un frente atlántico afecte a Galicia y después al resto del extremo norte peninsular con lluvias. En el resto de la Península y Baleares seguirá predominando la atmósfera estable, con nieblas en áreas del interior y temperaturas con tendencia a la baja; en las islas Canarias lo más probable es que predominen los vientos alisios con atmósfera estable.

Durante el último fin de semana del año, y aún con mucha incertidumbre, el tiempo seguirá estable en gran parte del país, aunque algunos escenarios marcan la "posibilidad de precipitaciones débiles" en puntos del Cantábrico oriental, litoral del sureste peninsular, Andalucía, Ceuta, Melilla y Baleares y con valores que comenzarán a descender.