De momento no se ha podido demostrar si los osos panda realmente son buenos karatecas como lo era el panda Po de la película de dibujos animados Kung Fu Panda. Lo que sí podemos confirmar es que se han encontrado evidencias aún más claras de que los antepasado de este oso blanco y negro no eran chinos, sino europeosEsta ha sido una de la principales conclusiones a la que ha llegado un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto, en Canadá, al descubrir que un oso similar a un panda vivió en Hungría hace unos 10 millones de años. Además, el descubrimiento sugiere que la criatura ha mantenido la misma dieta a lo largo del tiempo.

Noticias relacionadas

Fácilmente reconocible por sus enormes y distintivos ojos negros, el panda gigante (Ailuropoda melanoleuca) es uno de los animales más amenazados del mundo: aproximadamente 1.600 pandas viven en la naturaleza y unos 160 en cautiverio. Solo se encuentran en las montañas boscosas en el centro de China.  El panda gigante es un mamífero considerado el único superviviente de la subfamilia Ailuropodinae, parte de la familia Ursidae. Solo se encuentra en las montañas boscosas en el centro de China. Come bambú a pesar de tener el sistema digestivo de un carnívoro y es una de las especies evolutivas más emblemáticas del mundo. Se han encontrado pocos fósiles de sus antepasados, por lo que nadie sabe con exactitud cómo evolucionó.

El descubrimiento de la nueva nacionalidad del oso panda ha sido publicado en la revista Geobios. El paleontólogo David Begun, de la Universidad de Toronto, encontró un conjunto de dientes fósiles en la ciudad de Rudabánya, Hungría, pertenecientes al panda gigante. Anteriormente ya se habían encontrado en el mismo sitio restos de un antiguo gran simio llamado Rudapithecus, un posible antepasado de los grandes simios y humanos africanos. El descubrimiento llegó por casualidad. Begun estaba buscando antiguos huesos de homínidos cuando vio los dientes atrapados debajo del omóplato de un rinoceronte. Los dientes tienen cerca de 10 millones de años de antigüedad, colocándolo en el Mioceno tardío.

Sospechando que podían pertenecer a un panda por su forma, Begun contó con la ayuda de Louis de Bonis, de la Universidad de Poitiers (Francia) y Juan Abella en la Universidad Estatal de la Península de Santa Elena en Ecuador. El equipo comparó la forma, estructura y patrones de desgaste de los dientes con los de otros osos. Los patrones de desgaste se crean cuando un animal mastica y pueden revelar los alimentos que ingería. "Tanto el panda moderno como el antiguo consumieron alimentos vegetales duros, lo que requirió cortar en lugar de triturar alimentos durante la masticación", dice de Bonis. Esto, según explica, indica que el modo de vida de los antepasados del panda era muy similar al del panda moderno.

Los dientes pertenecían a un panda previamente desconocido, y el equipo ha nombrado a la especie Miomaci panonnicum. "Miomaci podría considerarse no como un antepasado directo, sino más bien como un" primo "del panda moderno", dice de Bonis. "Su linaje probablemente se separó en el período Mioceno medio". Según Russell Ciochon, paleontólogo de la Universidad de Iowa, el fósil carece de una anatomía dental especializada, característica de los pandas gigantes modernos, que evolucionaron en el sur de China unos 2 millones de años, y se cree que fue cuando los pandas se volvieron dependientes del bambú.

Otros restos de osos panda 

Puesto que los últimos pandas que quedan se encuentran en China, no era extraño pensar que sus antepasados también hubieran vivido allí desde los inicios de la especie. Hasta ahora, los fósiles habían confirmado esa teoría. En las cuevas asiáticas se han detectado dientes de Ailuropoda baconi , que vivió hace 750,000 años, y un cráneo de Ailuropoda microta de hace 2 millones de años. Los más antiguos encontrados en China cuentan con, aproximadamente, 8 millones de años.

En 2012, los científicos encontraron los dientes del ancestro directo más antiguo del panda, Kretzoiarctos beatrix . Tenían 11,6 millones de años y fueron descubiertos en España , lo que sugiere que los ancestros del panda gigante se originaron en Europa antes de emigrar a Asia. De hechos, según explica el paleontólogo Begun, "hay similitudes interesantes entre los fósiles de animales encontrados en algunos sitios europeos y chinos a finales del período Mioceno, lo que sugiere que puede haber habido muchos viajes entre las dos áreas".

Según Abella, otro de los autores del estudio, el linaje directo del panda gigante existente es asiático probablemente, pero relacionado con las formas europeas más antiguas, que son linajes hermanos extintos.Los monos migraron de Rudabánya a la parte continental de Asia, lo que demuestra que la migración del panda de Europa a Asia es posible. Sin embargo, según Russell Ciochon, todavía se necesitan más datos que corroboren esta teoría de la migración del oso.

El clima, motivo de la desaparición de los pandas

Cuando vivió el panda Miomaci, Europa era más cálida y húmeda de lo que es hoy. La composición química de otros dientes de Rudabánya sugiere que el área fue una vez un abundante bosque subtropical en las orillas de un lago. Esos bosques desaparecieron de Europa hace unos 5 millones de años, pero no tiene porqué haber significado la desaparición de los pandas europeos. "El ambiente se enfrió y se secó", dice de Bonis. "Hubo un cambio en las faunas en Europa, y las especies relacionadas con el denso bosque cálido desaparecieron". China podría haber sido el único hogar agradable para los pandas supervivientes.