Varias colillas depositadas en un cenicero.

Varias colillas depositadas en un cenicero. Pixabay

Ecología Contaminación

Las colillas contaminan más que las pajitas: el tabaco también mata en el mar

Los utensilios de plástico de usar y tirar desaparecerán en España a partir de 2020 tras la decisión de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso en abril de este año, apoyada por la mayoría de la Cámara Baja. Se trata de una iniciativa aplaudida por muchos, pero que no atiende a la realidad de que las colillas de los cigarrillos contaminan más los océanos que las pajitas de plástico.

Un estudio de la cadena estadounidense NBC revela que los restos del tabaco son el mayor contaminante creado por el hombre, por delante del instrumento utilizado a diario en todo el mundo para tomar bebidas .

En concreto, de los 6 billones de cigarrillos que se fuman en todo el mundo cada año, 4,5 terminan depositados en la naturaleza, según un informe sobre la presencia de colillas en espacios naturales, desarrollado por Libera, un proyecto impulsado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

El problema reside en el material del que se fabrican estos filtros, y que se trata de un elemento condenado a ser desechado. La mayor parte de ellos están compuestos de acetato de celulosa, un material que puede tardar más de una década en descomponerse.

Para más inri, Thomas Novotny, profesor de Salud Pública de la Universidad de San Diego, explicó a la NBC que realmente los filtros no dan ningún beneficio para la salud sino que sirven como una herramienta de marketing que “aporta facilidad para fumar”.

60 millones de filtros recogidos en 32 años

La cadena estadounidense revela que desde 1986, las colillas de cigarrillos han sido el elemento más recolectado de las playas, con alrededor de 60 millones de filtros encontradas en 32 años. Ahora la campaña Cigarette Butt Pollution Project quiere acabar con las colillas en los espacios naturales.

El movimiento ofrece ayuda a gobiernos y organizaciones para reducir la carga ambiental de los restos de cigarrillos. “Los desperdicios de cigarrillos han contaminado nuestras playas, parques y comunidades el tiempo suficiente. ¡Es hora de actuar!”, reza la web de la organización.