Chaparron a la altura de la plaza de Las Ventas, en Madrid.

Chaparron a la altura de la plaza de Las Ventas, en Madrid. Gtres.

Ecología Meteorología

Las tormentas durarán hasta el fin de semana alejando toda esperanza de verano

Las temperaturas descienden a comienzos de semana para ir recuperándose a mediados y volver a caer en los primeros días de junio.

Mayo encara la recta final y esta semana será una más de chubascos y tormentas en un buen número de comunidades. Seguirá habiendo aire frío en niveles más altos de la atmósfera sobre parte de España, lo que se traducirá en inestabilidad y precipitaciones que localmente pueden ser intensas.

Aunque las tormentas van a ser más frecuentes en la mitad norte peninsular, la recta final de la semana podría llegar con más inestabilidad en otras zonas del oeste y sur. A mediados de semana, la incursión de una masa de aire más cálido en superficie desde el suroeste ayudará a que aumenten las temperaturas, aunque el domingo podría iniciar un descenso, según informa el portal meteorológico Eltiempo.es.

Lunes:

La jornada comenzará con una mañana marcada por las precipitaciones en el norte y centro peninsular, con tormentas en zonas de montaña del nordeste y centro. Por la tarde, las nubes serán más abundantes en muchas zonas con chubascos en gran parte de la mitad norte peninsular, la meseta sur y Baleares. Menos riesgo de lluvia en el sur peninsular, Ceuta, Melilla y Canarias.

Impresionante noche pasada por agua y relámpagos en Madrid

En el Mediterráneo predominarán los vientos del sur y en Canarias los alisios. Bajan las temperaturas diurnas en gran parte de la mitad norte peninsular y Baleares, pero especialmente en Aragón y la zona del alto Ebro.

Martes:

Las tormentas volverán a ser las protagonistas del tiempo en gran parte de la mitad norte y este peninsular. Las más intensas se registrarán por la tarde desde los Pirineos, pasando por el sistema Ibérico, hasta las sierras del este de Andalucía. T

Tampoco se descartan en otras zonas del norte y centro, pero serán menos probables en el sur, Baleares y Canarias. Arrecia el viento de poniente en gran parte del sur peninsular, Ceuta y Melilla. Aunque las temperaturas diurnas seguirán bajando en el suroeste y sudeste peninsular, tenderán a subir en el nordeste y Baleares.

Miércoles:

La inestabilidad seguirá acechando a la mitad norte de la península con chubascos tormentosos más intensos en el nordeste, desde Navarra y La Rioja hasta Aragón, Cataluña y el nordeste de Castilla-La Mancha. Se extenderán hasta los sistemas Central e Ibérico y, puntualmente, al norte de la Comunidad Valenciana y Baleares.

En el sur peninsular seguirá dominando el ambiente más soleado con poniente con rachas puntualmente intensas. Bajan las temperaturas diurnas en Galicia, pero no cambian en el resto.

Jueves:

Los chubascos tormentos seguirán rondando diferentes zonas de la mitad norte peninsular. De nuevo podrán ser más intensos en las inmediaciones de los Pirineos, sistema Ibérico y, de forma más aislada, en la cordillera Cantábrica y el sistema Central.

En Canarias la lluvia podría aparecer de manera débil en el norte de las islas más montañosas. Las temperaturas diurnas experimentarán un aumento en muchas zonas peninsulares, más notable en el suroeste.

Viernes:

Un nuevo embolsamiento de aire frío en niveles más altos de la atmósfera podría llegar al noroeste para dar continuidad a la inestabilidad. Aun así, predominará el tiempo soleado en muchas zonas, aunque las nubes y precipitaciones tormentosas podrían aparecer de nuevo en el nordeste y norte peninsular. Serán más frecuentes en zonas de montaña, especialmente de los Pirineos y el sistema Ibérico.

Fin de semana:

Durante el fin de semana, dependiendo de la posición de la bolsa de aire frío, las tormentas serán frecuentes en muchas zonas. El sábado se esperan, sobre todo, en zonas del norte y centro, aunque podrían llegar a zonas del sur. El domingo tenderán a concentrarse en el noroeste y centro, aunque todavía hay bastante incertidumbre sobre la posición e intensidad de la borrasca en cuestión.