Precipitaciones y anomalías de temperaturas en la primera semana del mes.

Precipitaciones y anomalías de temperaturas en la primera semana del mes. AEMET

Ecología Meteorología

El tiempo enloquece en la primera semana de abril: calor veraniego y borrascas

Del primer viernes del mes a 25ºC pasaremos a un fin de semana pasado por agua. El Levante, sin embargo, se salva de la inestabilidad.

Sucesivas borrascas atlánticas, un vaivén de temperaturas con máximas que llegarán este viernes a los 25 grados, y un fin de semana "pasado por agua". O lo que es lo mismo, un tiempo "típicamente primaveral" para la primera semana de abril en palabras del portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, aunque la aridez de los últimos años nos haya hecho olvidarlo.

"La semana estará marcada por la llegada de borrascas atlánticas, que dejarán precipitaciones sobre todo por el norte del país", ha explicado Del Campo. El martes -marcado por el viento fuerte en la mitad noroeste peninsular- ha supuesto la llegada de un frente por la vertiente atlántica dejará lluvias "fuertes y persistentes" en el oeste y sur de Galicia, oeste del Sistema Central y Sanabria.

Previsión del tiempo

Por el contrario, en el litoral cantábrico, extremo oriental de Andalucía, Canarias y área mediterránea, no se esperan precipitaciones o con baja probabilidad, y no se descarta alguna tormenta ocasional en Baleares. Las temperaturas diurnas irán en descenso en gran parte de la Península, excepto en su extremo este, donde se espera un aumento, como ha precisado el portavoz.

De cara al miércoles, la jornada estará marcada por los intervalos de viento fuerte en zonas altas y de litoral del norte y este peninsular. En la mayor parte de la Península, los cielos estarán nubosos o cubiertos con precipitaciones, que tenderán a remitir a partir de la tarde en la mayoría de zonas, salvo en Pirineos y Cantábrico oriental. En el suroeste de Galicia podrían ser persistentes y localmente fuertes al principio del día.

Mientras, en el suroeste de Andalucía, valle del Ebro, Canarias y área mediterránea no se esperan precipitaciones o serán poco probables, ya que predominarán los cielos poco nubosos o con intervalos. Respecto a las temperaturas, las diurnas irán en descenso en el interior este peninsular y en aumento en el litoral catalán, con pocos cambios en el resto.

Del Campo ha calificado el jueves de "día de transición" en el que predominará el tiempos estable y los cielos poco nubosos, con algunas nubes altas y algunos intervalos nubosos en la primera mitad del día en el norte de la Península y de Canarias.

Las temperaturas diurnas experimentarán un aumento en casi toda la Península y un descenso en el litoral mediterráneo y Baleares, mientras que las nocturnas en general irán en descenso, por lo que "aumentará la diferencia entre la noche y el día", con heladas débiles en zonas de montaña.

El viernes al sol

El portavoz de la AEMET ha adelantado que la llegada de una nueva borrasca por Galicia dejará precipitaciones el viernes, que serán más probables e intensas en el oeste de esta comunidad y con carácter más débil, podrían alcanzar otros puntos del extremo noroeste peninsular y oeste del Sistema Central. También hay posibilidad de lluvias débiles en el norte de las islas Canarias occidentales y algún chubasco por la tarde en zonas de sierra del interior oriental peninsular.

Las temperaturas nocturnas en general irán en aumento mientras que las diurnas experimentarán un descenso en Galicia y litoral este peninsular y un aumento en el resto de la Península, localmente notable en el Cantábrico oriental, donde serán inusualmente altas para la época, con pocos cambios en los archipiélagos.

En este punto, Del Campo ha precisado que se podrían llegar a alcanzar los 25 grados, lo que supone unos valores altos para esta época del año. "El tiempo será primaveral, con temperaturas altas para la época", ha detallado el portavoz.

A modo de ejemplo, ha señalado que el baile de temperaturas queda reflejado en los valores que se alcanzarán esta semana en Bilbao, con 21 grados de máxima y 11 grados de mínima el martes; 20ºC de máxima y 9ºC de mínima el miércoles; 21ºC de máxima y 6ºC de mínima el jueves y 26ºC de máxima y 12ºC de mínima el viernes.

En Madrid, habrá 16ºC de máxima y 10ºC de mínima el martes; 15ºC de máxima y 9ºC de mínima el miércoles; 20ºC de máxima y 5ºC de mínima el jueves y 24ºC de máxima y 9ºC de mínima el viernes; y en Sevilla, el martes se alcanzarán los 21ºC de máxima y 13ºC de mínima; el miércoles 21ºC de máxima y 10ºC de mínima; el jueves 26ºC de máxima y 9ºC de mínima y el viernes 24ºC de máxima y 10ºC de mínima.

Fin de semana pasado por agua

El fin de semana estará caracterizado por la presencia de bajas presiones atlánticas, con precipitaciones en casi toda la Península, Ceuta, Melilla, y Canarias. En Galicia, oeste del Sistema Central, Andalucía occidental, Estrecho, y Pirineos las precipitaciones podrían ser localmente fuertes y/o persistentes; y serán menos probables, especialmente el sábado, en el área de Levante, Melilla, Lanzarote y Fuerteventura, y podrían alcanzar el domingo a Baleares.

"El fin de semana estará pasado por agua", ha resumido Del Campo. Las precipitaciones podrían ser el domingo en el norte peninsular en forma de nieve en cotas altas de montaña y las temperaturas sufrirán un descenso generalizado y notable en la Península.