Sucesos Los efectivos del parque de Bomberos de Soria han recuperado un enjambre de abejas en la iglesia de Oteruelos, pedanía de la capital, siguiendo una novedosa técnica para no dañar a los animales.

Los bomberos retiran un enjambre de abejas en Soria con un novedoso sistema para no dañar a los animales

19 agosto, 2020 18:23



Los efectivos del parque de Bomberos de Soria han recuperado un enjambre de abejas en la iglesia de Oteruelos, pedanía de la capital, siguiendo una novedosa técnica para no dañar a los animales.

El Servicio de Extinción de Incendios y Sal lleva tiempo trabajando medidas para la recuperación de estos insectos, que son muy importantes para mantener la biodiversidad natural y, por ello, se ha creado un apiario en Valonsadero, se ha trabajado con profesionales del sector para recuperar los ejemplares, se han organizado jornadas de formación para su manipulación y, como en esta ocasión, se han ideado nuevos sistemas para su retirada sin provocar daños en el enjambre.

Los Bomberos recibieron un aviso por parte de los vecinos de Oteruelos alertando de la aparición de un pequeño enjambre entre los huecos de las piedras de uno de los muros, lo que generó cierta alarma entre los vecinos por el posible peligro para los niños que juegan de forma habitual en esta zona, que está colindante con el frontón y en la que se sitúan los juegos infantiles.

Los Bomberos intentaron retirar el enjambre desde el interior de la iglesia, pero no pudieron al ser un enjambre diseminado entre las piedras del muro del templo. Ante el dilema de tener que exterminar el enjambre, los efectivos han puesto en práctica una técnica que hasta ahora no habían desarrollado. Se trata de recuperar el enjambre haciendo que las abejas salgan de su ubicación original y se introduzcan en otra colmena situada al lado de la primera.

Para ello, han colocado un embudo fabricado con malla de alambre en la 'piquera', que así se denomina a la salida de la colmena, haciendo que las abejas que salgan ya no puedan volver a entrar, y han 'instalado' una colmena simulada en la pared de la iglesia, para que las abejas se ubiquen allí. Esa colmena colgada deberá permanecer allí unos 30 días, que es el tiempo que dura el ciclo vital de las abejas para su posterior retirada. Los Bomberos han señalizado la zona como medida de precaución para alertar de la presencia.

Desde el Servicio de Bomberos también se quiere concienciar de la imprescindible labor que hacen las abejas mediante la polinización de todo tipo de plantas y árboles frutales y de su necesidad para la conservación del medio ambiente. También destacan que tradicionalmente, en todas las iglesias, había colmenas que surtían de miel al cura de la localidad y que por tanto es normal verlas instaladas en las paredes de las mismas.

En cualquier caso, antes de actuar en estos casos, se aconseja avisar al Parque para proceder a una retirada controlada.