Sociedad

¿Cuándo podrían levantarse las restricciones en Valladolid?

26 noviembre, 2020 09:14

Francisco Igea, vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León informaba este miércoles, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, que Ávila y Segovia podrán abrir desde el próximo viernes tanto la hostelería como las grandes superficies y también también los centros deportivos al contar, ambas provincias, con menos de 400 casos por 100.000 habitantes en los últimos días e incluso, fijándonos en la incidencia en la última semana, Segovia baja incluso a los 120 casos y Ávila a los 146.

En esta nueva desescalada, que como anunció Igea se hará por provincias, salvo en la Comarca de El Bierzo en la que podrían tomarse decisiones separadas con León, serán esos 400 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y los 200 en los últimos 7 los que habrá que bajar para que se abran los sectores cerrados desde el pasado 6 de noviembre con las últimas restricciones de la Junta.

Además, Ávila y Segovia permanecerán cerradas al contar con medidas diferentes y confirmar también Igea la perimetración provincial en Castilla y León en base a las diferencias entre provincias en lo que al ‘Semáforo COVID’ y sus niveles se refiere.

“Si una provincia consigue bajar de los 400 de incidencia y pasa a nivel 3 de alguna forma tendremos que intentar protegerla. No se trata de castigarla o confinarla sino de evitar que ciudadanos de provincias que están en nivel 4 vayan a esta de nivel 3 que va a reducir restricciones”, aseguraba Augusto Cobos, delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid en una segunda parte de la entrevista concedida a este periódico y publicada en el día de hoy.

Para descender al nivel tres en el ‘Semáforo COVID’, recordamos, hace falta bajar dos niveles en el caso del primer bloque, el que se refiere a las incidencias acumuladas a 7 y 14 días, con los mismos parámetros para los mayores de 65, además de la positividad y la trazabilidad, y uno en el bloque dos, relativo a la ocupación de la UCI y planta.

“El vicepresidente Igea señaló ayer que la incidencia de 400 a 14 días se podrá analizar con cierta holgura siempre y cuando la incidencia a 7 días sea menor de 200 reflejando una tendencia decreciente. Aunque en una situación como la actual no me atrevo a poner fecha para que se puedan levantar las restricciones en Valladolid”, asegura Cobos.

El delegado territorial de la Junta en Valladolid aseguraba que “la incidencia a 14 días bajará en la provincia de 800 casos a final de esta semana” pero la provincia se encuentra aún con 869 casos en estos últimos 14 días, la peor cifra de la Comunidad tras Burgos, y en 376 en la última semana.

En lo que respecta a los mayores de 65 esa incidencia se sitúa en 829 a 14 días y en 374 a 7. La positividad sigue bajando también a 16,72% en la provincia y el dato positivo lo marca la trazabilidad, esa facilidad o no para seguir a la persona contagiada con la encomiable labor que ejercen los rastreadores. En este sentido el riesgo en Valladolid es bajo.

Dentro del segundo bloque el riesgo de ocupación de camas de hospitalización por casos de COVID-19 sigue siendo muy alto aún y también el de la ocupación de camas UCI. El Hospital Clínico tiene el 79% de las camas ocupadas, 70 de 89 y el Río Hortega el 88%, 46 de 52.

La provincia de Valladolid evoluciona favorablemente en las últimas horas pero habrá que esperar un poco más que en Ávila o Segovia para levantar las restricciones y que sectores tan importantes como el de la hostelería vuelvan a funcionar.