Zamora

Nuevas movilizaciones para mejorar las condiciones laborales de ayuda a domicilio

24 mayo, 2018 16:58

UGT y Comisiones Obreras han celebrado esta mañana sendas movilizaciones frentes a las sedes del Ayuntamiento y Diputación de Zamora para pedir su implicación para la creación de un nuevo convenio para los trabajadores de ayuda a domicilio.

Durante la movilización, UGT Y CCOO han señalado que “la razón de que estemos aquí es que se ha paralizado el convenio de los trabajadores de ayuda a domicilio en Castilla y León con un bloqueo por parte de los empresarios de aceptar unas condiciones que se encontraban medio pactadas durante muchos años para abonar, por ejemplo, los desplazamientos que suponen entre un 20 y 30% a pesar de la sentencia de la Unión Europa que reconoce este convenio que además supone un servicio público que gestionan empresas pero que cuenta con una parte de financiación pública".

Una movilización que tiene como objetivo, como señalan desde sindicatos, “aunar apoyos para desbloquear la actual situación del sector ya que después de un año y medio de negociación con las asociaciones empresariales, estamos en el mismo punto de partida, sin tener que llegar a la huelga los días 18 y 26 de junio, haciendo daño a los más necesitados que son las personas dependientes, con el inicio de movilizaciones en el sector de de ayuda a domicilio”.

Desde los sindicatos señalan que hay 2500 usuarios en la provincia de Zamora que suponen la mitad del número de trabajadores que se sitúa en torno a los 5.000. Un perfil de dicho empleado que es en un 99 % mujeres.

Además, UGT y CCOO inciden en la precariedad laboral del sector donde “más de la mitad de los trabajadores no tienen la jornada completa de 36 horas semanales, máxima jornada marcada en el convenio colectivo, situándose la media en esta provincia ronda las 18 horas semanales. También hay gran número de trabajadores con una o dos horas al día, e incluso puede darse el caso de estar fragmentadas en periodos de media hora de servicio por usuario.

Otro de los elementos perjudiciales para el sector reside en las “distancias entre los usuarios, con mayor incidencia dentro del ámbito rural, no cuenta como tiempo efectivo de trabajo, en muchos casos emplean más tiempo en los desplazamientos que en el tiempo real de trabajo. Siendo una de las reivindicaciones más importantes para este nuevo convenio”.

Finalmente, desde UGT y CCOO explican que “nuestro III convenio regional de ayuda a domicilio finalizo el pasado 31 de diciembre de 2016, después de haber sido renegociado para los años 2013, 2014, 2015 y 2016 solamente en tablas salariales, por lo tanto llevamos sin negociar los diferentes artículos del convenio desde el 2009, por todo esto entendemos que se debe de negociar un convenio digno para los trabajadores de ayuda a domicilio y con ello poder recurar poder adquisitivo y derechos laborales perdidos en los años anteriores”.