Zamora

El CB Zamora buscará cambiar su suerte ante el CB Morón

19 enero, 2018 18:05

Jornada vital para el Aquimisa Labortorios Queso Zamorano, que tras caer ante HLA Alicante (3º) y Covirán Granada (2º) esta obligado a sumar ante un CB Morón que luchará por asentarse en zona de play-offs.

Tras 17 jornadas disputadas el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano no puede dejar escapar más encuentros si aún quiere escalar puestos en la clasificación de la LEB Plata.

Tras caer en el inicio de la segunda vuelta ante Alicante y Granada, los de Saulo Hernández reciben en el Ángel Nieto (Sábado, 19:·30 h) a un Aceitunas Fragata Morón situado en 7º posición con un balance de 10 - 7. El conjunto andaluz se hace fuerte en su feudo, dónde solo acumula victorias y aun a esta alturas de temporada permanece como única pista imbatida de la categoría. Sin embargo, el balance como visitantes no es tan positivo y por ello los zamoranos saben que pueden sumar una importante victoria ante el conjunto sevillano.

Tras caer en la jornada 16 contra Baskonia (14º) en Vitoria, se encontró con problemas para doblegar a un CB martorell (15º) en casa. Y por ello la visita a Zamora es de crucial importancia para un CB Morón que parte como favorito para llevarse en el encuentro y para el que no sumar en Zamora podría afectarle al final de temporada. El equipo liderado por Sekou Conde (cuarto máximo anotador, justo por debajo de Chris Hansen y cuarto jugador más valorado de la categoría), el incombustible Jesús Chagoyen y bajo la dirección de Marco Gaona (tercer máximo asistente)

Situación inversa para el Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano,que pide una vez más el apoyo de la afición para ganar músculo en el Ángel Nieto y escalar puestos en una clasificación que aún no se ha escapado de forma irremediable. Y es que con 13 jornadas por disputar, únicamente una y dos victorias le separan de CB Martorell y Baskonia respectivamente. A corto plazo el objetivo de los zamoranos no es otro que escalar posiciones en la tabla partido a partido y situarse lo más cerca posible de los puestos de tranquilidad, eludiendo una de las teóricas cuatro plazas de descenso de categoría.

La historia se repite esta temporada, aunque con un balance peor que la temporada pasada. Un equipo que tanto a rivales, público y compañeros da la sensación de poder sumar una victoria ante cualquier conjunto, pero al que los minutos finales han condenado jornada tras jornada. Con jugadores en buena forma física y talento que necesitan sumar trunfos para lograr un punto de confianza que podría, y debería llegar en esta segunda vuelta.