Zamora

"Excelentes" cifras del Centro de Inserción Social de Zamora

17 febrero, 2017 15:00

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, ha visitado esta mañana en Centro de Inserción Social de Zamora “Manuel García Pelayo”, dependiente del Centro Penitenciario de Topas y a su vez de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias (Ministerio del Interior). Acompañado por el director de la prisión salmantina-zamorana, José Luís Castejón y por el responsable del CIS de Zamora, Anselmo Galende, el subdelegado ha recorrido las instalaciones y ha comprobado el trabajo que realizan los funcionarios de este centro al que García Bermejo ha calificado como “un lugar donde los internos tienen ese último paso para la reinserción, como si fuera ese último escalón para regresar a la sociedad, a la libertad definitiva”.

Los C.I.S son establecimientos penitenciarios destinados al cumplimiento tanto de las penas privativas de libertad en régimen abierto como de las penas no privativas de libertad establecidas en la legislación vigente y cuya ejecución se atribuye a la Administración Penitenciaria. Asimismo, se realiza desde los CIS el seguimiento de los liberados condicionales.

El régimen de los internos que permanecen en el CIS “Manuel García Pelayo” es de tercer grado de tratamiento, o dicho de otra forma, un paso previo a la libertad condicional. Alrededor de 60 internos permanecen o pasan anualmente en este emplazamiento a los que se les orienta y se les asesora, a la vez que cumplen sus últimos plazos de condena, para una correcta y activa reinserción. Algunos internos trabajan al tiempo que cumplen sus penas y otros pueden contar con itinerarios personalizados de programación con cursos, talleres o prácticas en empresas, asociaciones o instituciones de la ciudad y provincia. En la actualidad son 20 los internos.

Una segunda línea de trabajo en el CIS es el tratamiento de todas aquellas condenas que no son privativas de libertad como delitos graves contra la seguridad vial, drogas o alcohol o las penas que implican la realización de trabajos en beneficio de la comunidad que son gestionadas desde este centro. Todas estas penas no implican internamiento pero que normativamente obliga cumplir penas que implican control y hábito de buen comportamiento.

El subdelegado del Gobierno ha destacado la labor de los trabajadores y funcionarios del CIS de Zamora y ha valorado especialmente los módulos de trabajo y los talleres de aprendizaje que son “fundamentales para conocer oficios que tras el saldo de sus penas les servirán para poder optar a un puesto de trabajo, algo que combinado con libertad es clave para incorporarse en condiciones a la normalidad de la vida”.

Por otro lado, García Bermejo quiso tener un especial reconocimiento a las empresas, instituciones y asociaciones benéficas o no, que colaboran con el C.I.S de Zamora en el sentido laboral, de prácticas o de acogida de internos en el momento en el que cuentan con permisos de salida.