Zamora

Guarido reconoce "deficiencias en la comunicación con los vecinos"

27 enero, 2017 11:12

Este jueves el Consistorio Municipal ha reunido una vez más al equipo de gobierno y los diferentes representantes de las asociaciones de vecinos de la ciudad. Un encuentro marcado por al tensión, los reproches y el 'enfado' de muchos vecinos, además de la salida antes de que finalizase la reunión de varios representantes de la Asamblea Vecinal Zamora, como los representantes de la Asociación de Vecinos de Carrascal o Los Bloques.

Según expuso a su salida la representante de los vecinos de Carrascal, este 'abandono' se produjo debido a una pregunta que realizó el concejal de obras, Cristoph Strieder, sobre si se habían producido algunos arreglos. Una pregunta que a juicio de estos vecinos les pareció una tomadura de pelo, ya que "si no sabe él lo que está o no arreglado, apaga y vámonos".

Ante esta situación a su salida el alcalde de la ciudad asumió algunas de las críticas vertidas por los representantes vecinales y asumió que ha habido "deficiencias en la comunicación con los vecinos" , pero también destacó que a su entrada en el Ayuntamiento detectaron faltas y deficiencias de muchos años y "estamos haciendo poco a poco una buena gestión".

Asimismo, considera que la reunión ha sido "positiva"  que se han establecido "canales de comunicación"  que ya existían pero que si es necesario intensificarlas. Y ha recordado que los vecinos tiene canales de comunicación abiertos para "proponer y participar". "Es posible que las federaciones de vecinos exijan a este equipo de gobierno al cubo de lo que se exigía antes a otros equipos de gobierno ".

Respecto al abandono de varios representantes vecinales como los de Carrascal o Los Bloques, el alcalde ha manifestado que "las personas que a título individual se han ido probablemente cuando entraron por esa puerta ya pensaban irse los primeros. Me da la impresión de que era una estrategia un tanto premeditada". Y les recuerda a las representantes de estas asociaciones vecinales la depuradora, después de quince años a la de Carrascal y la pista deportiva "tan reivindicada" que comenzará ahora con las obras en Los Bloques.