Zamora

El Colegio de Abogados invita a reflexionar sobre la justicia gratuita

20 enero, 2017 16:41

El ilustre Colegio Provincial de Abogados de Zamora ha celebrado este viernes su tradicional fiesta patronal de San Ildefonso. A las doce del mediodía comenzaba la fiesta para una profesión "que conlleva muchos sacrificios" con la Santa Misa en recuerdo a los colegiados fallecidos en la iglesia de San Vicente.

Una hora más tarde, la Sala de Visitas de la Audiencia Provincial se llenaba de abogados, fiscales y ciudadanos, además de autoridades políticas como la presidenta de la Diputación Provincial, Mayte Martín Pozo, la senadora Clara San Damián y el subdelegado del gobierno, Jerónimo García Bermejo, así como representantes de otros colectivos como el director del Centro Asociado de la Uned, Juan Andrés Blanco, para ser testigos de la toma de posesión de los nuevos cargos de la Junta de Gobierno, de la bienvenida a los cuatro nuevos colegiados incorporados al ilustre Colegio de Abogados de Zamora en el año 2016, con su juramento o promesa y la imposición de la insignia de plata a los colegiados que han cumplido 25 años de ejercicio profesional.

Con reflexiones sobre la justicia gratuita. Así comenzó el acto del Colegio de Abogados durante la festividad del colectivo, donde los colegiados defendieron este derecho de las personas con menos recursos y que por parte de la Administración no está valorado. Togas, emoción, ilusión, sacrificio y alguna que otra reivindicación fueron las premisas que dotaron este viernes la Sala de Visitas de la Audiencia Provincial en honor a San Ildefonso.

Toma de posesión de los nuevos cargos de la Junta de Gobierno:

- Diputado 1º: Don Santiago Rubio Rubio

- Diputada 3ª: Doña Ana Martín García

- Bibliotecaria: Doña Inmaculada Benítez Gutiérrez

- Contador: Don Juan José Martín Gato

- Secretario: Don Miguel Rodrigo Moralejo

En cuanto al acto oficial de bienvenida a los cuatro nuevos colegiados incorporados al ilustre Colegio de Abogados de Zamora en el año 2016, con su juramento o promesa. Tras la subida al estrado de estos cuatro 'ilusionados' colegiados, la voz de la experiencia, varios colegiados que cumplían 25 años en la profesión, quisieron darles unas pautas para saber como afrontar la nueva etapa que les toca vivir ahora.

"Es una profesión muy bonita, pero también muy dura. Exige mucho trabajo continuo y estáis en un momento difícil porque los abogados procedemos de la calle y la calle en estos momentos está muy mal", señalaban. "Se os pondrá en vuestras manos el honor y la libertad de las personas y eso es muy importante", añadían.

Por otro lado, una colegiada que ha cumplido 25 años en esta profesión hablaba de su sentir en "mi profesión". "Para mi lo más importante es aprender y no precisamente conocimientos sino el aprendizaje de la vida; es decir, la comprensión de futuro". Además señalaba tres cualidades vitales de un abogado: "Humanidad, empatía y capacidad de ponerse en el puesto de los demás son los valores sagrados que un abogado debe cumplir". En este sentido, la colegiada también destacó que "sois la mejor generación preparada de la historia, pero también habéis que tenido ser muy camaleónicos a todas las profesiones porque no hay trabajo", resaltaba.

Por último, y antes de levantar la sesión, se procedió a la imposición de la insignia de plata a los colegiados que han cumplido 25 años de ejercicio profesional fue para catorce colegiados, ya con experiencia, dedicados en cuerpo y alma a su profesión "siendo esto lo único que sabemos hacer": Rufo Martínez de Paz, María Concepción Picón Garrote, Adelina Rodríguez de Francisco, María Elena Domingo Martín, Félz Vara Fernández, Adrián lópez Rodríguez, Ana María Vilches Zapata, Miguel Ángel Martín Anero, María Ascensión Rabanillo Escudero, María Jesús del Río Mayado, Miguel Ángel Gallego del Hoyo, José María Jarrín Herrero, Francisco García Martín y Luis Alfonso Sejas.