Valladolid

El coronavirus obliga a Fresno el Viejo a recordar con un vídeo una cita marcada en rojo en su calendario

12 noviembre, 2020 09:19

Ayer, 11 de noviembre de 2020, se cumplían 904 años (1116-2020) desde que la Reina Doña Urraca donó la villa de Fresno a la orden hospitalaria de San Juan de Jerusalén en presencia del obispo de Salamanca. Desde este momento esa villa comenzó a tener vida propia y se empezó a forjar un pueblo que perdura en el tiempo.

Han sido 5 años consecutivos en los que la reina Doña Urraca, el comendador de la orden de San Juan y el obispo de Salamanca, junto con sus sequitos, visitaban Fraxinum Vetus. Estas tierras se engalanaban para recibir a la realeza y al clero. A quienes, llegando por la cañada, esperaban los aldeanos con los brazos abiertos para darles una emotiva bienvenida que termina en una suculenta cena cargada de espectáculos después a descansar que el día siguiente es muy largo y estará cargado de paseos, mercado, cetrería, teatros, bailes, luchas, comiendo el pincho de la reina por las cantinas, y que acaba con la entrega de la carta de donación de la reina a la orden en presencia del Obispo. La lucha o el fuego nos despiden esta jornada, naciendo otra en la que todos engalanados acuden a la misa dominical para finalizar después de llenar la panza en las cantinas con un torneo medieval desde el que se despide a todos los visitantes.

Donación de la Villa de Fresno el Viejo

En este sexto año, la localidad vallisoletana no podrá desarrollar su representación, por esto y para quitar la morriña desde el Ayuntamiento han editado un video que recoge lo que han sido estos 5 años de celebración medieval creados con la intención de tener un fin de semana de diversión y de convivencia recreando parte de nuestra historia y dándola a conocer en una jornada turística.

Desde el Consistorio han apuntado que esperan que este parón "no nos desanime" y que "el año que viene salgamos mucho más fuertes a las calles para celebrar este pedazo de nuestra historia".