Valladolid

Presentado el libro taurino ‘Lidia de ensueño’

29 mayo, 2018 23:19

De pureza por la sensibilidad de una poetisa y escritora que da un magnífico trato a nuestra Tauromaquia. Se llama Eumelia  Sanz, es vallisoletana, y podría haber sido torera perfectamente. Y de oro porque los trazos magistrales de Miguel Angel Soria han combinado a la perfección cada poesía, poniendo al toro y al torero en su sitio y en el momento oportuno. Soria viene de arraigo taurino y, obviamente, lo domina.

Se llenó la sala de exposiciones de La Casa Revilla pucelana con un público selecto, taurino y no taurino, pero que aplaudió a rabiar cada intervención de los protagonistas del libro titulado “Lidia de Ensueño” y con el subtítulo !Va por Ustedes¡

He tenido el placer de prologar esta obra, cien por cien taurina por los cuatro costados, que consta de 85 páginas rellenas de historia, de poesía, de ilustración, de torería en suma. Y además la he presentado. Gloria pura hablar de Tauromaquia en estos tiempos que corren. Libertad y toros!!!

Muchos aficionados se dieron cita en esta presentación como el ex alcalde Valladolid y buen aficionado, Javier León de la Riva, que estuvo sentado junto al maestro Santiago Luguillano y el rapsoda Bernardino Vergara. No faltaron peñas taurinas de la ciudad como la de “El Juli”, representada por su presidente Jesús Doncel. Y la “Afición Vallisoletana”, con mis amigos Castellanos y Quique Clérigo.

El doctor Adolfo Molina y su esposa, grandes y exigentes aficionados. Y desde Zaratán llegó una comitiva encabezada por el excelente cantante vallisoletano Alfonso Pahino, Angel Ferrándiz y un ex novillero malagueño: Diego Olmedo “El Campanillero”, al que le une buena amistad con Miguel Angel Soria de cuando su padre fue empresario taurino, además de su hermano,  el novillero “Goyito Soria”, que en los años 50 gozó de gran popularidad en Valladolid.

En definitiva una tarde noche plena de torería donde, por lo visto y el llenazo, la Tauromaquia sigue vigente y la cultura del toro gusta a todo aquel que tiene cierta sensibilidad. Ver y oír recitar a Eumelia Sanz es hacer grande el toreo… Y debajo de cada verso, de cada hoja, la ilustración de Miguel Angel Soria te hace soñar…

Felicidades a ambos y les animamos a una segunda parte. Son dos románticos de la Fiesta Nacional en un Valladolid que sigue siendo “CIUDAD TAURINA”.

P.D. La cola que se formó para firmar ejemplares fue de órdago…