Valladolid

La insuficiencia cardíaca, protagonista en el Clínico

19 marzo, 2018 22:07

Con el objetivo de dar visibilidad a la insuficiencia cardíaca (IC), el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, dentro de los actos de su 40 aniversario (1978-2018), acoge los días 19 y 20 de marzo el ‘Museo de los Objetos Cotidianos’, la exposición itinerante de Novartis y Cardioalianza que recorre los hospitales españoles concienciando sobre el impacto que ocasiona la enfermedad en la calidad de vida de los pacientes.

El Hospital Clínico Universitario de Valladolid es un centro de referencia en trasplante cardíaco y otras terapias avanzadas en la Comunidad de Castilla y León, y desde la Unidad de Insuficiencia Cardíaca Avanzada y Trasplante atienden a más de 450 pacientes con IC de toda la región. El jefe de Servicio de Cardiología del centro, Alberto San Román, asegura que “la enfermedad implica importantes costes sociales y económicos” y apunta a la necesidad de poner en marcha medidas que “contribuyan a reducir el riesgo cardiovascular y, por lo tanto, a reducir la incidencia de la IC”.

En esta línea, el ‘Museo de los Objetos Cotidianos’ aporta una herramienta que además de poner de manifiesto las implicaciones físicas y emocionales de la IC, tiene el objetivo de favorecer la prevención y fomentar los hábitos de vida cardiosaludables. El doctor San Román afirma que “el Hospital pretende abrirse a la sociedad y contribuir a su bienestar, y esta iniciativa es una muestra de este compromiso con los ciudadanos”.

La responsable de Relaciones con Pacientes del área Cardiovascular y Metabólica de Novartis, Dña. Josefina Lloret, coincide en poner de manifiesto la importancia de “llevar a cabo estrategias dirigidas a mejorar la calidad de vida de los pacientes y la población general en todos los sentidos”. Así, destaca que “el compromiso de Novartis con la sociedad va más allá del desarrollo de soluciones médicas innovadoras, y por ello ponemos en marcha proyectos como el ‘Museo de los Objetos Cotidianos’, que nos permite, de la mano de la asociación de pacientes Cardioalianza, reflejar y transmitir el impacto de la enfermedad”.

Dar visibilidad al impacto de la IC

La IC es una enfermedad crónica, debilitante y potencialmente mortal que se produce cuando el corazón es incapaz de bombear la sangre suficiente para satisfacer las necesidades del organismo, provocando síntomas como la hinchazón, la falta de aire, la fatiga o la tos. Se trata de la principal causa de hospitalización en personas mayores de 65 años1 y se prevé que su incidencia aumente debido entre otros factores al envejecimiento de la población.

Además, la IC ocasiona un profundo impacto en la vida de quienes la padecen, tanto en el plano físico como en el plano emocional, social y profesional. Los pacientes ven mermadas sus capacidades físicas y experimentan una importante pérdida de movilidad y autonomía, lo cual les lleva a necesitar la ayuda de sus familiares y cuidadores para llevar a cabo sus actividades cotidianas.

Tal y como explica el doctor San Román, "la IC tiene un impacto muy negativo, y estos pacientes tienen peor calidad de vida, dificultades en la movilidad, mayor malestar y más depresión que la población general y que las personas con otras afecciones crónicas”. El cardiólogo además pone de relieve las complicaciones asociadas a la evolución de la enfermedad y afirma que “una vez establecido el diagnóstico de la IC, la supervivencia a los 5 años está sobre el 50%, un pronóstico peor que muchos cánceres”.

El ‘Museo de los Objetos Cotidianos’ describe la realidad con la que conviven las personas con IC, sus familiares y sus cuidadores desde un punto de vista humano. A través de una serie de objetos cotidianos se narran las diferentes historias que se esconden detrás de la enfermedad, historias que los visitantes podrán escuchar a través de unas audioguías. Para la mayoría de la gente, estos objetos no significan nada más que lo que representan, pero para los pacientes de IC simbolizan los retos y dificultades a los que deben enfrentarse cada día tanto ellos mismos como su entorno.